Unos exingenieros de SpaceX dicen tener la solución a la crisis energética global
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Energía nuclear en miniatura

Unos exingenieros de SpaceX dicen tener la solución a la crisis energética global

Una compañía estadounidense está desarrollando un reactor nuclear ligero y portátil que, según ellos, tiene la capacidad de dotar de energía limpia a 1.000 casas durante ocho años

Foto: Una solución energética para Marte que nos vendría de perlas aquí en la Tierra. (Radiant)
Una solución energética para Marte que nos vendría de perlas aquí en la Tierra. (Radiant)

Un reactor nuclear seguro, barato y que se pueda llevar a cualquier sitio es una buena fuente de energía aquí y en Marte. Eso es lo que pensaron unos exingenieros de SpaceX que han decidido adaptar para la Tierra las fuentes de energía que habían desarrollado para las futuras bases en el planeta rojo.

Foto: Vista mixta infrarroja y ultravioleta de la nebulosa de la Hélice, comúnmente llamada 'Ojo de Dios' (NASA)

Doug Bernauer es un antiguo ingeniero de SpaceX que trabajó durante años desarrollando sistemas de energía para alimentar los futuros asentamientos humanos en Marte. Una de esas fuentes eran los microrreactores nucleares, un sistema que permite generar energía barata, ligera y limpia durante largos periodos de tiempo.

Bernauer fundó Radiant con la idea de traer esta tecnología a la Tierra. Con él se fueron otros dos ingenieros de SpaceX y hace un año consiguieron levantar 1,2 millones de dólares en inversión para su desarrollo.

placeholder Tiene capacidad para dotar de energía a 1.000 casas durante ocho años. (Radiant)
Tiene capacidad para dotar de energía a 1.000 casas durante ocho años. (Radiant)

Según la compañía, su microrreactor nuclear, todavía en fase de prototipo, cabe en un contenedor y se puede transportar de manera segura tanto por tierra, mar o aire. Tiene, según sus creadores, una potencia de 1 MW, lo suficiente para abastecer de energía a una comunidad de 1.000 viviendas durante ocho años.

En cuanto al combustible que utilizan para el reactor, no han dado demasiados datos. Radiant afirma que usa un combustible de partículas avanzado que ya ha sido utilizado en diseños nucleares anteriores y que están ampliamente probados por el Departamento de Energía de EEUU.

Su sistema utiliza helio como refrigerante en lugar de agua o sal para reducir los riesgos de corrosión, ebullición o contaminación. Su combustible de partículas avanzado, dicen, no se funde y soporta temperaturas más altas en comparación con los combustibles nucleares tradicionales.

Foto: El minireactor portátil que pretende revolucionar la energía nuclear. (MIT)

Desde la compañía ven dos salidas comerciales claras a su producto, por un lado poblaciones de tamaño pequeño que no tengan acceso a fuentes de energías limpias como la eólica o la solar y no puedan o no quieran estar conectadas a la red eléctrica.

Y por otro lado, el Ejército. Una fuente de energía así de potente y ligera vendría muy bien a las bases militares situadas en zonas de conflicto remotas donde el conseguir el suministro de combustible para sus generadores es caro y peligroso. Aunque también serviría de ayuda a organizaciones humanitarias encargadas de gestionar emergencias en lugares remotos o donde las infraestructuras energéticas sean escasas o hayan dejado de funcionar.

La carrera por los reactores nucleares en miniatura

Bernauer es consciente de que su compañía no es la primera ni la única luchando por conseguir un sistema como este. En una entrevista concedida a Power, Bernauer dijo que "muchos de los microrreactores que se están desarrollando son de ubicación fija. Nadie tiene aún un sistema [comercial portátil], así que hay una especie de carrera por ser el primero".

Ya hemos hablado aquí de algunos de los participantes en esa carrera. Seaborg Technologies es una compañía danesa que ha recibido varios millones de euros de inversión para empezar a producir sus microrreactores nucleares de sal.

placeholder Una planta nuclear flotante a base de sal. (Seaborg)
Una planta nuclear flotante a base de sal. (Seaborg)

La propuesta de Seaborg consiste en plantas nucleares flotantes situadas en barcazas en el mar. Y para esto plantea varios tamaños que pueden ir desde las pequeñas que tienen capacidad para generar 200 MWe, a las más grandes que pueden llegar a los 800 MWe.

Su CEO, Troels Schönefeldt, asegura que “hay casi mil millones de personas en el sudeste asiático y la energía que necesitarán del carbón y del gas es comparable a la que se libera en el mundo hoy. Así que, aunque consigamos descarbonizar la otra mitad del planeta, producirán la misma cantidad de electricidad si no hay otras alternativas”.

Otra propuesta similar es la de un grupo de expertos en energía nuclear que han diseñado unas “pilas nucleares” que funcionan con uranio poco enriquecido, pero que en este caso van enterradas en el suelo para aumentar su seguridad.

Foto: Tres segmentos del tokamak en pruebas de ensamblaje

Este también es un diseño pequeño y ligero que puede generar entre 5 y 10 MWe. Según los cálculos de la compañía, una sola de sus unidades puede suministrar energía a unos 7.000 u 8.000 hogares, a un gran centro comercial o a un centro de datos de tamaño medio.

Para que estas fuentes de energía nuclear tengan alguna oportunidad comercial primero necesitan pasar el filtro de las agencias reguladoras de cada país, muy estrictas con este tipo de tecnología. Pero la necesidad de disminuir drásticamente las emisiones de CO₂ y los nuevos diseños de reactores nucleares cada vez más seguros hacen que los países la consideren como una de las herramientas más potentes que tenemos para acabar con nuestros problemas energéticos.

SpaceX Energía Tendencias de futuro