Así es el impresionante interior del reactor de fusión nuclear ITER
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Tras instalar su último imán

Así es el impresionante interior del reactor de fusión nuclear ITER

El equipo liderado por China ha instalado el último gran imán el reactor de fusión internacional ITER, avanzando a la siguiente fase del proyecto

placeholder Foto: Tres segmentos del tokamak en pruebas de ensamblaje
Tres segmentos del tokamak en pruebas de ensamblaje

Un equipo liderado por científicos chinos han instalado el gran iman en la base del reactor de fusión ITER. Es el último pase de la primera fase de construcción antes de comenzar a ensamblar los sectores de la vasija de vacío del reactor. Después de múltiples retrasos, parece que el gran esfuerzo internacional para conseguir el sueño de la energía virtualmente infinita y barata comienza a coger ritmo.

Foto: Un concepto del B-21, aunque nadie sabe cómo va a ser realmente ni qué capacidades tendrá

Este imán es técnicamente la quinta bobina de campo poloidal. Estará situada justo debajo del reactor y debía ser "aparcada" en el fondo del pozo del reactor antes de seguir colocando las siguientes piezas, que se están formando en el impresionante hall de ensamblaje del ITER. Una vez completen la vasija, la bobina subirá 1,5 metros hasta su posición final.

Las dimensiones del ITER son realmente impresionantes, quizás sólo superadas en magnitud por el Large Hadron Collider, el gran acelerador de partículas del CERN. Hemos recopilado las imágenes más recientes para veáis la escala — fijaros en el tamaño de los técnicos — y cómo va el proyecto después de más de cinco años de retraso.

El descenso de la bobina

placeholder Otra vista de la quinta bobina de campo poloidal descendiendo en el pozo del reactor
Otra vista de la quinta bobina de campo poloidal descendiendo en el pozo del reactor
placeholder La quinta y última bobina de campo poloidal suspendida sobre el pozo del reactor
La quinta y última bobina de campo poloidal suspendida sobre el pozo del reactor
placeholder Ésta es la penúltima posición de la bobina de campo antes de que se ensamblen todos los sectores de la vasija de vacío
Ésta es la penúltima posición de la bobina de campo antes de que se ensamblen todos los sectores de la vasija de vacío
placeholder La última bobina de campo poloidal debe posicionarse antes de color el primer sector de la vasija de vacío del reactor
La última bobina de campo poloidal debe posicionarse antes de color el primer sector de la vasija de vacío del reactor

Componentes recientes en el hall de ensamblaje

placeholder Tres de los componentes del toroide
Tres de los componentes del toroide
placeholder El último sector de la cámara de vacío en el hall de ensamblaje del ITER
El último sector de la cámara de vacío en el hall de ensamblaje del ITER
placeholder El último sector de la cámara de vacío en el hall de ensamblaje del ITER
El último sector de la cámara de vacío en el hall de ensamblaje del ITER

Colocación de vigas en la columna central del reactor

placeholder Una de las vigas de sujeción de los segmentos de la vasija del reactor
Una de las vigas de sujeción de los segmentos de la vasija del reactor
placeholder La columna central del pozo del reactor vista desde arriba, con una de las vigas en pleno proceso de ensamblaje
La columna central del pozo del reactor vista desde arriba, con una de las vigas en pleno proceso de ensamblaje

¿Lo veremos funcionando alguna vez?

Todavía está por ver si el ITER será capaz de vences a otras soluciones públicas y privadas actualmente en marcha. El ITER — un consorcio entre Europa, China, Japón, India, Rusia, Corea del Sur y Estados Unidos — es un proyecto titánico con una ejecución de 35 años. Los constantes retrasos del proyecto y su gran complejidad lo han puesto en peligro más de una vez.

Una reciente reorganización parece haberlo devuelto a la senda correcta y, si no hay más retrasos, lo veremos totalmente ensamblado en 2025, con un primer test ignición programado ahora para 2026. El reactor no alcanzará su máxima capacidad hasta 2035. Será entonces cuando sabremos por fin si este tipo de fusión en tokamak es viable y si todo este esfuerzo internacional ha merecido la pena. Antes, otros proyectos podrían llegar a dar frutos, como hemos visto en otras entregas de Novaceno.

Nuclear Eléctricas Energía
El redactor recomienda