El metaverso puede ser la tumba de Facebook y Apple
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Imperios más grandes han caído

El metaverso puede ser la tumba de Facebook y Apple

El fondo de inversión tecnológico de Softbank también se lanza a la carrera del metaverso apostando por un caballo oscuro llamado Sandbox

Foto: Sandbox aspira a convertirse en uno de los mundos interconectados del metaverso. (Sandbox)
Sandbox aspira a convertirse en uno de los mundos interconectados del metaverso. (Sandbox)

El mayor inversor tecnológico del mundo se lanza también a la carrera del metaverso apostando por un caballo casi desconocido: Sandbox, un juego que empezó como app móvil y se ha convertido en un gigantesco planeta virtual en el que viven las versiones virtuales del rapero Snoop Dogg, Shaun the Sheep y todos los personajes de Atari. Aunque es desconocido para el gran público, Sandbox es uno de los rebeldes que tienen la oportunidad de vencer a los imperios de Facebook, Apple y Google en la nueva internet virtual.

Foto: Los nuevos CD de cristal tienen 10.000 más capacidad que el Blue Ray. (Univ Southampton)

Como siempre que hay una nueva industria que puede reemplazar a una antigua — desde que los vendedores de hielo de las montañas fueron reemplazados por fábricas y luego esas fábricas fueron sustituidas por neveras — hay un hueco para vencer a los reyes del mercado que terminará muriendo o transformado. El planeta Sandbox es uno de los candidatos.

Sandbox aspira a convertirse en uno de los mundos de esta dimensión paralela donde seres humanos podrán vivir vidas alternativas, reunirse con amigos, trabajar y ganar dinero. Una dimensión donde se venden objetos, casa, tierras, ropa, personajes y objetos únicos con títulos de propiedad exclusiva criptografiados, los llamados NFT por millones de dólares que no deja de subir a alta velocidad gracias a las nuevas generaciones que no entienden internet como una red para mandar correos, acceder la cuenta del banco, leer las noticias y ver porno.

La nueva economía que lo cambiará todo

Por eso, los inversores están viendo que las reglas del juego están a punto de cambiar radicalmente. Según Venture Beat, ésta es la primera inversión del fondo tecnológico Vision Fund 2 de Softbank —que cuenta con 30.000 millones de dólares— en mundos virtuales con propiedades criptográficas. Aunque son solo 93 millones, esto se suma a los cientos de millones que han recibido previamente para expandir el juego con nuevas “economías de moda, arquitectura, conciertos y shows virtuales, galerías de arte, museos y más”.

Sandbox comenzó como una especie de Minecraft en dos dimensiones a principios de la década de 2010. Cuando las criptomonedas y el concepto de las NFT comenzó, sus creadores empezaron a trabajar en una versión basada en la idea de que los recursos del sistema pueden ser únicos y los jugadores pueden tenerlos en propiedad. En 2018 una compañía llamada Amimoca les compró por la friolera de 4.875 millones de dólares en efectivo y acciones. Casi nada.

Ahora, su mundo virtual está en plena expansión aunque todavía no está abierto a todo el mundo. En él, puedes crear objetos y venderlos, convertirte en arquitecto, irte de juerga virtual, quedar con los colegas, comprar y vender tierras… Las posibilidades son ilimitadas, pero los recursos no lo son. La tierra es finita. Hasta ahora, han vendido dos tercios de todo el planeta y no piensan expandirlo, dice Arthur Madrid, uno de sus fundadores.

placeholder Una vista de una fracción del mapa de Sandbox.
Una vista de una fracción del mapa de Sandbox.

El Big Bang del metaverso

Como ya adelantamos en marzo del año pasado, el metaverso está en su Big Bang, impulsado por los NFT y múltiples marcas desconocidas para la mayor parte de los usuarios pero que son totémicas para los futuros consumidores que ya se están haciendo con internet.

Compañías como Epic Games, los creadores del popular mundo de batalla 'Fortnite' y el motor gráfico Unreal Engine. Éste último está en el corazón de la mayoría de los videojuegos y es clave en la producción de series como 'The Mandalorian'. Es, de manera efectiva, uno de los principales cimientos tecnológicos del metaverso que no tienen nada que ver con Apple, Facebook, Microsoft o Google. Epic va a usar ahora 1.000 millones de dólares — invertidos por terceros — en más tecnología para crear su propio universo que sea parte del metaverso. Y, con su motor 3D, están en la posición de establecer las reglas del juego para esta nueva dimensión.

También Microsoft que, irónicamente, ha ido colocando las piezas adecuadas durante años y está ahora en una posición ideal para recuperar su corona perdida en los 2000. Si saben moverse a tiempo, tienen ya los fans y la tecnología de hardware (Xbox) y software (grande estudios e infraestructura en la nube) para vencer a sus grandes rivales.

Obviamente, Facebook no se va quedar de brazos cruzados. Oliendo los nuevos vientos de cambio, la semana pasada anunció también su nueva misión: Mark Zuckerberg ha reorientado a su titán tecnológico hacia el metaverso hasta el punto de que ha sustitudo el nombre original de la compañía por uno nuevo que refleja su nueva preocupación: Meta.

placeholder Las nuevas gafas de realidad mixta Oculus Project Cambria. (Facebook)
Las nuevas gafas de realidad mixta Oculus Project Cambria. (Facebook)

Zuck está tamhién invirtiendo miles de millones en realidad virtual y realidad aumentada, decidido a convertirse en nuevo emperador absoluto antes de que Apple, Google y Microsoft se adelante — pero también sabiendo que un nuevo mercado representa la oportunidad para una nueva banda de rebelde para derribar a los viejos imperios y construir nuevos. Y esta vez no podrá comprar a la competencia como hizo con Instagram o WhatsApp. La circunstancias políticas han cambiado en contra suya y, más bien, los gobiernos quieren descuartizar su compañía.

Además todavía no hay es un estándar definido para que el metaverso realmente funcione como debería: en esta nueva dimensión, una persona debería poder mantener sus propiedades y atributos moviéndote entre mundo y mundo o diferentes galaxias con un único avatar persistente, tal y como lo haces en el mundo real.

Hasta que esto no suceda, los mundos virtuales solo existirán en paralelo, como lo hacen ahora los juegos de mundos virtuales 'online', cada uno con una economía propia. La clave está, de nuevo, en la economía. Si todas estas compañías quieren que esta nueva internet 3.0 supere a la actual y explote en una economía mundial ilimitada que afecte todos los aspectos de nuestra vida física, tendrán que ponerse de acuerdo en estándares universales de compatibilidad. Y ahí es donde entran estos nuevos jugadores, como Sandbox y Epic Games, que cuentan con el apoyo del público joven que está moviendo a la tecnología en esta dirección. Ésa es su oportunidad para alzarse con una nueva corona de laurel y conseguir el fin del antiguo orden todavía en vigor.

Tecnología Realidad virtual Realidad aumentada
El redactor recomienda