INVESTIGACIÓN ESPAÑOLA

Científicos españoles descubren cómo se extiende el cáncer cerebral más agresivo

Científicos de Alicante y Murcia han descubierto cómo actúa el glioblastoma, información con la que tratar de la mejor manera esta enfermedad

Foto: Nuestro cerebro puede estar más a salvo de prosperar esta investigación (iStock)
Nuestro cerebro puede estar más a salvo de prosperar esta investigación (iStock)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Investigadores de Alicante y Murcia han logrado descubrir cómo logra el cáncer cerebral más frecuente y agresivo invadir el tejido cerebral. Esto supone un hallazgo clave para comprender mejor cómo actúa y conseguir dar con una cura para el mismo.

Los responsables de esta investigación, miembros del Instituto de Neurociencias UMH-CSIC en Alicante y del IMIB-Arrixaca de Murcia, han hallado cómo actúa el glioblastoma, uno de los peores cánceres que afectan al cerebro.

Según estos investigadores, el glioblastoma altera uno de los "servicios de limpieza" celular, la autofagia mediada por chaperonas (AMC). Con ello, desactiva la función antitumoral de los pericitos y las "obliga" a trabajar para expandir el tumor. Es decir, transforma la función de esas células, que pasan de defender a nuestro organismo, a atacarlo.

De buenas a malas

Concretamente, los investigadores han podido comprobar, en ratones, que el bloqueo de esta autofagia anómala dificulta el desarrollo del tumor, al provocar la adhesión defectuosa del glioblastoma al pericito y, con ello, la muerte de las células cancerosas, por lo que se convierte en un objetivo terapéutico prometedor.

El tumor desactiva una serie de células y hace que en vez de defendernos, nos ataquen

"Este trabajo revela una capacidad previamente desconocida del glioblastoma para modular la autofagia mediada por chaperonas (AMC) en los pericitos, y promover así la progresión del tumor. Nuestros resultados apuntan a la AMC como un objetivo terapéutico prometedor para tratar este agresivo cáncer cerebral hasta ahora sin cura", ha señalado el director del grupo de Neurobiología Experimental del Instituto de Neurociencias, Salvador Martínez.

Trabajos previos del grupo mostraron que la influencia del glioblastoma sobre el pericito impide que los linfocitos T destructivos puedan atacar al tumor. "Por eso el cerebro no detecta el glioblastoma y no puede reaccionar contra él".

Este nuevo hallazgo del grupo estrecha el cerco contra este agresivo tumor cerebral y está en sintonía con la hipótesis actual sobre el papel de la autofagia en la supresión de los primeros estadíos del desarrollo tumoral y cómo las alteraciones en este proceso contribuyen a su progresión.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios