Vacunación: El niño antivacunas de Olot no murió solo por difteria: sufrimos escasez de antídotos
tardaron nueve días en traerlo del extranjero

El niño 'antivacunas' de Olot no murió solo por difteria: sufrimos escasez de antídotos

El informe epidemiológico del caso, elaborado por la Generalitat y publicado hace unos días, incide en la importancia de conseguir dosis de la antitoxina que pudo haberle salvado la vida

Foto: Una de las dosis de DAT como las que España buscó desesperadamente en el caso de Olot (OMS)
Una de las dosis de DAT como las que España buscó desesperadamente en el caso de Olot (OMS)

Recordarán perfectamente el caso del niño de Olot. Sus padres no le habían vacunado y en mayo de 2015 el menor, de seis años, se contagió de difteria. Era la primera vez que la enfermedad era detectada en Cataluña desde 1983 y el caso levantó un intenso debate sobre la obligatoriedad de la vacunación.

Una vez que los programas de televisión se olvidaron de aquel caso y las luces se apagaron, comenzó una exhaustiva investigación epidemiológica llevada a cabo por la Generalitat de Catalunya. Sus resultados se hicieron públicos hace unos días y, paradójicamente, no señalan solamente hacia la vacunación sino también a la falta del antídoto específico que desde hace unos años asola a éste y otros países de Europa.

Por supuesto, la difteria era prevenible con vacunas. De hecho, el niño —que la semana antes de caer enfermo asistió a una acampada escolar— estuvo rodeado en esta actividad de diez personas que eran portadores de la enfermedad, nueve compañeros de clase y un monitor, pero jamás desarrollaron síntoma alguno. Pero los responsables de la investigación inciden en que, pese a esta fatal negligencia paterna, la vida del niño pudo haberse salvado de contar con dosis de antitoxina.

"Uno de los asuntos más críticos fue la escasez de DAT", la antitoxina contra la enfermedad, "cuando los médicos sospecharon de difteria", explican los autores del informe. Este remedio se elabora inyectando el bacilo a un caballo y, a continuación, sacándole sangre, que por su propio sistema inmune es rica en antitoxinas contra la difteria. De esa sangre se extrae un sérum que compone la base del famoso DAT.

Autoridades catalanas durante la rueda de prensa tras la muerte del niño de seis años enfermo de difteria y hospitalizado en Vall d'Hebrón (EFE)
Autoridades catalanas durante la rueda de prensa tras la muerte del niño de seis años enfermo de difteria y hospitalizado en Vall d'Hebrón (EFE)

Al no encontrar viales de este antídoto en nuestro país, fue necesario recurrir a la colaboración del embajador de Rusia, que acabó logrando que se enviara DAT a España por medio de una valija diplomática. En total se tardaron nueve días en tener disponible la antitoxina en Girona, demasiado tiempo para el pequeño paciente.

No ha sido un caso aislado

Mucho más desapercibido pasó un segundo caso de difteria (esta vez importado) que fue detectado en Cataluña un año más tarde. También en 2016 se produjo otra víctima mortal en Europa de esta enfermedad olvidada, concretamente en Bélgica.

En total, los casos de difteria en nuestro continente han aumentado un 280% entre 2009 y 2014.

Pese a que los servicios médicos administraron al niño varios tipos de antibiótico (penicilina, vancomicina y piperacilina), sus síntomas no mejoraban. Siete días después del comienzo de la infección, el PCR dio positivo a la 'Corynebacterium diphtheriae' y las autoridades comenzaron la búsqueda del antídoto milagroso. Pese a estar listado entre los Medicamentos Esenciales que la OMS establece que debe haber en todos los países, la mayor parte de países europeos carece del antídoto contra la difteria, y es más, declaran tener problemas a la hora de conseguirlo.

El médico alemán que diagnosticó el caso de difteria de un menor de Olot, el doctor Stephan Schneider (EFE)
El médico alemán que diagnosticó el caso de difteria de un menor de Olot, el doctor Stephan Schneider (EFE)

Según estudios no publicados y basados en encuestas elaboradas por la Red Europea de Vigilancia de la Difteria, 10 de los 27 laboratorios de referencia consultados declararon tener problemas para conseguir el DAT en 2012. Dos años después, la cifra aumentó a 17 países. España, como quedó patente, estaba entre ellos.

Contrariamente a lo que se publicó en su momento, la solución apareció, primero, en Croacia, no en Rusia. El Instituto de Inmunología de Zagreb lo hizo llegar el 1 de junio, en el noveno día de infección, a través de Francia. Le inocularon al paciente la dosis máxima, 120.000 unidades, pero no fue suficiente.

El resto sí tuvo que llegar, horas más tarde, a través del embajador ruso por alija diplomática. Se le administraron dos dosis más, de 70.000 y 50.000 unidades. Para entonces, la vida del niño gerundense se prolongaba con asistencia externa. Resistió tres semanas más y el 27 de junio falleció por complicaciones neurólogicas y una disfunción del miocardio.

El protocolo advierte que, para que sea efectiva, la terapia con DAT y antibióticos debe administrarse antes de 48 horas tras ser identificados los síntomas, aún sin diagnóstico.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios