Es noticia
Menú
Chinook Foxtrot: el helicóptero que Alemania necesita ya lo tenemos en España
  1. Tecnología
Un gran salto tecnológico

Chinook Foxtrot: el helicóptero que Alemania necesita ya lo tenemos en España

España ya contaba con 17 helicópteros de transporte pesado Chinook, pero ahora los va a modernizar de manera profunda para saltar al siguiente modelo. De una aeronave analógica se pasa a otra completamente digital

Foto: El CH-47F del ejército australiano. (Reuters)
El CH-47F del ejército australiano. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A principios de año se produjo un importante hito para el Ejército de Tierra español y para sus fuerzas aeromóviles. Se presentó el primer ejemplar recibido del nuevo helicóptero Chinook, la versión denominada CH-47F o 'Foxtrot' de este emblemático modelo. Tan imprescindible resulta que Alemania, dentro de la enorme 'lista de la compra' de material militar que está preparando, quiere encargar 60 unidades. En España ya lo tenemos, y es una pista de lo que está por llegar a otros ejércitos europeos.

Alemania va a dedicar cerca de 100.000 millones de euros a compras de material militar, todo ello para reforzar una defensa que no se encontraba en sus mejores momentos. Parte de ese dinero irá a renovar su actual flota de helicópteros de transporte pesado, hoy basada en el norteamericano Sikorski CH-53G Super Stallion. Este modelo ya tenía prevista su retirada en 2030 y, para su reemplazo, el elegido no ha sido otro que el Chinook CH-47 Foxtrot, del que se van a adquirir 60 ejemplares por 5.000 millones de euros.

Foto: El blindado Flakpanzer Gepard sobre el terreno. (Rainer Lippert)

En España ya se contaba con 17 ejemplares del Chinook, pero en la versión 'Delta' que se estaba quedando obsoleta. Para las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) el Chinook ha sido y es un activo clave. Lo que aporta un helicóptero con capacidad para cargar 20 toneladas es insustituible y no existe otro modelo en al ámbito occidental con tales características. Tan solo se le acerca el mencionado CH-53 Super Stallion, que carga cerca de 16 toneladas, o el ruso Mi-26, un modelo muy diferente y menos versátil y fiable, pero que puede llevar una carga similar. La cuestión es que la flota de Chinook en España acumulaba ya muchos años, pues los primeros llegaron en 1973.

placeholder El modelo anterior (y actual de España) del Chinook, el CH-47D del BJELTRA V. (J. F.)
El modelo anterior (y actual de España) del Chinook, el CH-47D del BJELTRA V. (J. F.)

No había más remedio que reemplazar o modernizar la flota. El problema hubiera surgido a la hora de tratar de mantener en activo los modelos actuales, debido a que, a partir de 2025, el US Army dejará de dar apoyo a las versiones 'Delta'. Tampoco hubiera sido una buena solución haber buscado un canal alternativo. Por ello se lanzó el ambicioso programa que vamos a ver a continuación.

Un programa modélico y complejo

Los programas militares de adquisición de material unas veces salen bien y otras no tanto. En el caso de la renovación de los CH-47 se ha hecho un gran trabajo. El primer detalle es que los plazos se están cumpliendo. Esto ha permitido tener ya tres ejemplares operativos y otro que se recibe justo en estos días. Lo previsto es que en 2024 se tenga la flota al completo con los 17 ejemplares 'Foxtrot'.

Se trata de un proceso de modernización profunda, donde se mantienen componentes dinámicos y se cambia la cédula o estructura y la aviónica. El resultado final es que casi se trata de modelos nuevos, a los que se les reinstalan algunos componentes y piezas de la versión antigua que siguen siendo útiles. El ahorro es importante. La operación incluye 13 ejemplares en los que se instalan partes de los 'Delta' más 4 totalmente nuevos, que llegarán completos desde Estados Unidos. Todo va a salir por 981 millones de euros, cifra que incluye toda la formación en Estados Unidos, Alemania y España, el desarrollo de la guerra electrónica, el desarrollo del simulador, la implementación de los equipos de radio PRG4, la radiobaliza y el sistema de planeamiento de misión táctico y logístico.

placeholder El CH-47F en la plataforma de la Base de FAMET en Colmenar Viejo (Madrid). (J. F.)
El CH-47F en la plataforma de la Base de FAMET en Colmenar Viejo (Madrid). (J. F.)

Incluso contabilizando esos conceptos, cada helicóptero 'Foxtrot' nos costaría poco más de 58 millones. Una cifra muy interesante si pensamos que las últimas ventas de Chinook 'Foxtrot' nuevos a otros países han tenido un coste superior. Por ejemplo, la aprobación de venta de 10 helicópteros CH-47F a Emiratos Árabes Unidos ha sido por un importe de 830 millones de dólares, casi 682 millones de euros. En el caso alemán, sin ir más lejos, cada Chinook saldría por unos 63 millones de euros.

Los componentes que se reutilizan son pocos, aunque algunos importantes. Los principales son las transmisiones delantera y trasera, cabezas y palas de rotores, las dos turbinas T-55-GA-714A, la unidad de potencia auxiliar (APU) y los ejes de unión de las transmisiones. El helicóptero llega a España desmontado y se procede a reinstalar las piezas de los 'Delta', que son revisadas y puestas a 'cero horas de inspección'.

Un gran salto tecnológico

Lo que ofrece el 'Foxtrot' frente al actual 'Delta' es un salto tecnológico enorme. Sería un buen resumen decir que se pasa de un helicóptero analógico a uno completamente digital. El cambio más notorio afecta a la cabina, toda digital, por lo que el panel actual con indicadores analógicos pasa a la historia. También se incluyen nuevos equipos de comunicación con radios Thales PRG4, sistema de misión, identificadores 'amigo/enemigo' (IFF), equipos de navegación y los nuevos sistemas CAAS (Common Avionics Architecture System) y DAFCS (Digital Advanced Flight Control System).

placeholder Cabina analógica del simulador del CH-47D. La diferencia con el Foxtrot es notoria (ver siguiente foto). (J. F.)
Cabina analógica del simulador del CH-47D. La diferencia con el Foxtrot es notoria (ver siguiente foto). (J. F.)

El CAAS contribuye a mejorar la conciencia situacional de las tripulaciones, facilitando aspectos del vuelo como la navegación, comunicaciones y ayudas al pilotaje. Esto supondrá que operaciones muy delicadas, como son los aterrizajes sobre terreno polvoriento —donde la visibilidad se vuelve casi nula y es muy fácil desorientarse— se vuelvan más sencillas y seguras. El DAFCS permite operar el helicóptero en ambientes de visibilidad degradada, además de ofrecer un control en sus cuatro ejes de manera simultánea.

placeholder Cabina digital del nuevo CH-47F. El salto tecnológico respecto al modelo actual (ver foto anterior) es enorme. (J. F.)
Cabina digital del nuevo CH-47F. El salto tecnológico respecto al modelo actual (ver foto anterior) es enorme. (J. F.)

Con estas ayudas el vuelo en condiciones instrumentales (IFR) o sin visibilidad (nocturno, por ejemplo) será más cómodo y sencillo al permitir que se pueda conectar el piloto automático y que el helicóptero mantenga el plan de vuelo previsto. Esto, hoy imposible, permitirá que los pilotos realicen un vuelo más seguro.

También la cabina de carga ha mejorado de forma notoria. Por un lado, la estructura se ha reforzado y es más sólida, además de implementarse el COOLS (Cargo On-load Off-load System). Se trata de un conjunto de rodillos integrados en el suelo que agiliza las operaciones de carga-descarga, a la vez que permite un cambio de configuración de la cabina, de suelo plano para transporte de tropas a rodillos para carga, en tan solo 15 minutos y tanto en vuelo como en tierra. También dispone de un sistema FRIES (Fast Rope Insertion and Extraction System) muy útil para inserción de tropas mediante "fast rope" y operaciones especiales, al permitir trabajar con dos puntos a la vez en la rampa de cola.

Otro detalle específico de los modelos españoles es la inclusión de un freno rotor, algo que ha requerido ciertas modificaciones en algunas partes mecánicas. Esto permite un parado rápido del giro de los rotores, lo que resulta vital para operaciones navales y facilitará las operaciones a bordo del LHD Juan Carlos I.

Equipos de autoprotección

Son un elemento vital para la supervivencia del helicóptero y algo imprescindible para operar en entornos hostiles. Es algo que aún se encuentra en fase de desarrollo por parte de la española Indra y comprende la integración de la Suite de Guerra Electrónica (EWS), incluyendo alertadores de radar, misiles, láser así como los dispensadores de chaff y bengalas. Además, aunque está pendiente de decisión final, podría disponer —debería disponer— del equipo InShield de contramedidas infrarrojas dirigidas o DIRCM (Directed Infrared Countermeasure).

placeholder Interior del CH-47 Chinook español, durante su presentación a comienzos de año en la base Coronel Maté en Guadalix de la Sierra (Madrid). (EFE)
Interior del CH-47 Chinook español, durante su presentación a comienzos de año en la base Coronel Maté en Guadalix de la Sierra (Madrid). (EFE)

El DIRCM supone una interesante barrera contra misiles de guiado infrarrojo (IR), como los conocidos y peligrosos MANPAD. Por su funcionamiento se podría decir que combate al misil con sus mismas armas, pues si éste va hacia el foco de calor generado por el helicóptero, el DIRCM localiza el calor de su motor cohete con un detector de emisiones IR. Una vez detectado y mediante una señal láser infrarroja, se neutraliza su cabeza de guiado.

El único inconveniente es que se estima que la 'suite' de EW necesitará todavía un plazo de unos cuatro años para que esté operativa. Esto significa que estos nuevos equipamientos se tendrán que instalar una vez la flota de Chinook esté al completo (previsto para 2024). Como solución provisional se tomó la decisión de adquirir cuatro equipos EW de origen norteamericano por un importe global de 35 millones de euros.

Importante participación española

El grueso del programa recae en Boeing como fabricante, pero también hay una importante participación de la industria española. Por un lado, la ya mencionada Indra que, además de la guerra electrónica y defensas, también se responsabiliza de otro elemento fundamental: el Sistema de Planeamiento de Misión. Se trata del AMPS (Automatic Mission Planning System), que cubre desde la planificación táctico-operativa, la propia conducción de la misión y hasta el análisis de resultados que servirán para futuras misiones.

Con su integración, las misiones se podrán preparar en tierra, pues el programa de la misión se carga en el software del aparato y, tras el vuelo, se descargan los datos resultantes para su análisis. Este sistema, además, ya se encuentra instalado en los helicópteros Tigre y NH-90. Por último, también se encargarán de la adaptación de los simuladores al nuevo modelo.

placeholder Un CH-47 Chinook de EEUU. (Reuters)
Un CH-47 Chinook de EEUU. (Reuters)

Por otro lado, está la empresa BG Helicopters, con gran experiencia en mantenimiento y operación de helicópteros. Su presencia se debe a que Boeing necesitaba contar con una empresa española, por una cuestión de los requerimientos del contrato —establecían una colaboración empresarial local— pero también porque para Boeing hacerlo todo hubiera sido demasiado costoso. Se encargan del soporte a la flota 'Delta' y ahora, además, de todo lo relativo a la revisión de los componentes reutilizados, de la reinstalación de dichas piezas y de las comprobaciones necesarias.

El cambio al 'Foxtrot' también trae aparejado un enorme esfuerzo de adaptación por parte del BHELTRA V (Batallón de Helicópteros de Transporte), unidad donde los Chinook han estado volando desde su primer día. Para ellos supondrá un cambio de mentalidad y procedimientos, tanto para pilotos como personal de mantenimiento, al pasar a 'todo digital'. Con la renovación de la flota, el Ejército de Tierra mantendrá una capacidad operativa que se ha demostrado fundamental. Era algo necesario y todos los datos nos indican que se está haciendo bien.

A principios de año se produjo un importante hito para el Ejército de Tierra español y para sus fuerzas aeromóviles. Se presentó el primer ejemplar recibido del nuevo helicóptero Chinook, la versión denominada CH-47F o 'Foxtrot' de este emblemático modelo. Tan imprescindible resulta que Alemania, dentro de la enorme 'lista de la compra' de material militar que está preparando, quiere encargar 60 unidades. En España ya lo tenemos, y es una pista de lo que está por llegar a otros ejércitos europeos.

Tecnología militar Tecnología Boeing Transporte Emiratos Árabes Unidos
El redactor recomienda