Una moda de TikTok arrasa las tiendas de animales: "No hay patos para tanta gente"
  1. Tecnología
De un 'influencer' a un problema global

Una moda de TikTok arrasa las tiendas de animales: "No hay patos para tanta gente"

El último viral de TikTok y el interés de muchos 'influencers' en explotar esta nueva moda ha hecho que miles de jóvenes quieran tener uno y el fenómeno preocupa a los expertos

placeholder Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

El 22 de abril de 2021 Carew Ellignton, un adolescente con casi 4 millones de seguidores solo en TikTok, decide subir un nuevo vídeo a su cuenta. Frente a la cámara, Ellington le dice a su madre que quiere un pato como mascota. Ella le responde que solo le dejará comprarlo si consigue un millón de 'me gusta'. Dos días después, este estadounidense de 18 sale corriendo a por los patos. Lo que no puede imaginarse es que su vídeo acabaría convirtiéndose en un problema global que ya ha llegado a nuestro país. La locura por las crías de pato ha alcanzado tales dimensiones que algunas tiendas ya han tenido que cortar las ventas, mientras que las organizaciones protectoras de animales están dando la voz de alarma.

Si uno busca en TikTok 'hashtags' como '#pato' o '#duck' puede hacerse una idea de lo que ha provocado Elligton y otras cuentas que han seguido su furor. El primero acumula casi 600 millones de visualizaciones, el segundo sube hasta las 3.900, y conceptos similares como 'patitos' o 'ducksoftiktok' también tienen cifras gigantescas. El joven estadounidense que inició la tendencia subió unos 10 vídeos de estos animales (todos con cifras de visualizaciones que superaban los 2 millones) y en el último, tras un mes con sus mascotas, dejó claro que era hora de volverlos a soltar, pero el algoritmo de TikTok no hay quien lo pare. Los patos, aún pequeños, se han convertido en la mascota preferida en medio mundo. En algunos países ya han rescatado a varios de estos animales, abandonados por dueños que se han cansado de ellos o no sabían cuidarlos, y otros 'influencers' no han querido perder la oportunidad y se han hecho con algunos.

Foto: Foto: Pexels.

El caso más llamativo hasta ahora ha sido el de Irlanda. Allí, según medios locales, casi 100 patos han sido reubicados por la Sociedad de Dublín para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (DSPCA) en las últimas semanas, después de que los patitos se vendieran incluso en las calles de Dublín por tan solo cinco euros. Según la asociación, la mayoría eran patos de corral, los clásicos de color amarillo que aparecen en muchos vídeos y fotos, aunque también había de otros tipos. Actualmente, tienen 25 crías salvajes en el refugio "esperando tener la edad suficiente para ser realojados". Eso sí, la preocupación no cesa, y es que no se sabe cuántos de estos animales pueden haber sido abandonados en otras partes. Según la protectora, los padres que se vieron desbordados llegaron al refugio con los patos en cajas de zapatos y cartones de plástico sin saber cómo cuidarlos. Por lo que muchos otros podrían haber optado por otra solución.

@carew_ellington

Mom caught me swimming with my buddies😂 ##fyp ##ducks ##family

♬ Sunset Lover Night Trouble - SelteMemset

En los vídeos que han subido a las redes sociales se puede ver la cantidad de estos animales entregados, y lanzan algunos avisos. Se necesitan hasta cuatro semanas para que las plumas de un patito se vuelvan completamente impermeables y eso puede provocar la muerte de muchos de los ejemplares comprados por la moda. "Todavía nos preocupa que las personas que compraron estos patitos puedan 'liberarlos' en la naturaleza en parques y a lo largo del canal o ríos donde no sobrevivirán", explican desde DSPCA.

Justo el tipo de patito de corral es el que también vendía hasta hace unos días la tienda granadina especializada en avicultura Tu Gallina Online. Lo hacían, porque en las últimas semanas la demanda ha sido tal que han decidido quitarlos de sus anuncios en la red. Según explican a este periódico, muchos de los que llamaban eran adolescentes que lo hacían porque querían una mascota y ellos no lo ven adecuado. "La gente no paraba de llamar pidiendo patos, pero preguntaba gente que no sabía ni qué hacer con el animal. No hay patos para tanta gente, y no es un animal para lo que la gente lo quiere. Así que hemos optado por cortar su venta", señala uno de sus gestores.

La tienda no da cifras exactas de las solicitudes, pero sí que deja claro que la locura ha sido una bomba que ha caído en las últimas semanas. Algo repentino que cuadra con la ola de TikTok, y de internet en general. Los primeros vídeos sobre esta tendencia empezaron a aparecer a finales de abril y ahora viven su gran auge. Esto se puede ver incluso en Google, donde las búsquedas de 'comprar pato', 'adoptar pato' o 'mascota pato' viven el punto más alto de la historia. También repuntan términos como 'patitos' o el concepto 'pato'. Por territorios, los mayores crecimientos se ven en Andalucía, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana.

Lo de sitios como Madrid es lo más preocupante para expertos como los colegios veterinarios. "A mí me recuerda a lo que ocurría hace muchos años con los pollitos que se vendían por las ferias. Todos los niños querían uno y eran muy bonitos y te encariñabas con ellos, pero son animales que necesitan mucho espacio y condiciones especiales, así que en nada o tenías alguien en un pueblo que se quedase con él o se convertía en un problemón. Si sobrevivía, claro", explica María Luisa Fernández Miguel, presidenta del Colegio de Veterinarios de Tenerife y vocal de Pequeños Animales del Consejo General de Colegios Veterinarios de España. "Ahora da por los patos porque son muy monos y salen mucho en redes sociales, pero no son animales que puedas tener en un piso mucho tiempo".

En el caso de los patos, explica Fernández, el problema es aún mayor. "Son animales que necesitan agua de forma continuada, y no basta con una pequeña piscina o algo así. Los patos suelen comer del limo que se genera en el agua cuando se estanca o se genera vida. Vamos, que necesitas una charca y no sé si es posible tener algo así en un piso. Además, puedes conseguir que coman fuera del agua, pero prefieren comer todo dentro. Son animales sucios, que defecan donde quieren, que no se pueden educar como otras mascotas... En resumen, no está prohibido tenerlos, ni es un problema sanitario porque siendo tan pequeños es casi imposible que tengan enfermedades, pero hay que saber que por responsabilidad e higiene no es aconsejable. Y lo principal, son seres vivos, no juguetes".

El lado oscuro de las redes

A pesar de todas estas recomendaciones, lo cierto es que el problema no para de crecer. En otras redes como Twitter, el fenómeno también se empieza a ver y hay hilos llamando la atención porque las llamadas a tiendas de animales para intentar comprar una de estas aves como mascota no cesan. Y el peligro de que todo esto acabe en pocas semanas en una ola de abandonos es claro. Lo de Irlanda es un ejemplo, y es que hasta el propio 'influencer' que encendió la mecha ha soltado ya a sus ejemplares. "Son animales que crecen muy rápido, necesitan cuidados especiales con agua, mucho espacio, comida especial, y encima ensucian bastante", apuntan desde el refugio El Cortijillo de la Lola. Este centro recoge algunos de estos animales y aunque no ha notado, aún, un repunte especial, si ha recibido más llamadas en los últimos días preguntando por estas especies. "Hace unos días nos llamó una niña diciéndonos que quería adoptar uno, y no es algo que pase mucho".

En internet los seguidores de gente como Ellignton no son los únicos interesados en estos animales. TikTok tiene como uno de sus fuertes la imitación, es decir, que buena parte del contenido que se sube y se comparte se centra en imitar un comportamiento que se ha hecho viral para también serlo, y eso los 'influencers' lo saben. Casualmente el 'youtuber' Salva Verdugo, uno de los creadores españoles con más seguidores (tiene más de 5 millones de suscriptores solo en YouTube), acaba de adoptar un par de ejemplares y ya los muestra en sus redes. Ya se les ha visto nadar en una piscina que ha montado en su mansión de Andorra, la cual comparte con otros creadores de contenido.

Hay quien señala que este nuevo fenómeno vuelve a mostrar el lado más oscuro de las redes sociales, ese en el que se hace casi cualquier cosa con tal de ganar unos cuantos 'likes' o generar viralidad, contenido y, finalmente, negocio. Lo cierto es que los vídeos de Ellignton son de los más populares de TikTok las últimas semanas, e incluso hay algunos que rozan los 10 millones de visualizaciones. El interés de la gente por ese contenido es claro, pero, ¿basta esa razón para lanzarte a comprar un animal e intentar adaptarlo a un entorno que no es el adecuado con todos los riesgos que eso conlleva? El debate a nivel mundial está servido.

@salvaavf

NUESTROS PATOS NADANDO POR PRIMERA VEZ 😍 (like para más vídeos con ellos)

♬ sonido original - Salva

No es la primera vez que ocurre algo similar. En el mundo 'influencer' incluso ha habido casos tan dramáticos como el de una familia que "devolvió" a su hijo adoptivo a mediados de 2020. Tras hacerse famosos por su lucha para conseguir adoptar a un niño chino con un trastorno de espectro autista, y lucrarse durante unos dos años con los vídeos en los que mostraban su día a día con él, Myka y James Stauffer, presionados por muchos de sus seguidores que llevaban tiempo notando que el niño había desaparecido de la cámara, tuvieron que admitir que habían "reubicado" a su hijo porque no eran capaces de cumplir con sus responsabilidades como padres. El caso generó una gran conmoción y puso en el disparadero los distintos canales 'familiares'.

Lo ocurrido con los patos no es equiparable, pero sigue un patrón claro: hacerse viral o generar 'likes' cueste lo que cueste. Algoritmos como el de TikTok empujan esta idea, tienen la capacidad de promocionar cualquier tipo de contenido hasta hacerlo viral y generar tendencias sin saber muy bien por qué. Y eso puede cambiar tu vida, incluso si eres un pato.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
TikTok Mascotas Influencers Algoritmos
El redactor recomienda