Una pareja de youtubers "reubica" a su hijo autista por tener "necesidades especiales"
  1. Mundo
"de las que no eran conocedores"

Una pareja de youtubers "reubica" a su hijo autista por tener "necesidades especiales"

El niño, al que trajeron de China con 2 años, tiene autismo y un tumor cerebral, pero según ellos, "eso era todo" y decidieron seguir adelante con la adopción porque se les "ablandó el corazón"

placeholder Foto: Myka y James Stauffer, en Youtube.
Myka y James Stauffer, en Youtube.

La pareja de 'youtubers' de Ohio conformada por Myka y James Stauffer, que saltó a la fama por colgar imágenes y vídeos de su familia numerosa y que cuenta con más de 700.000 suscriptores en la plataforma, ha anunciado en su canal que han decidido "reubicar" a su hijo adoptivo Huxley por tener "necesidades especiales de las que no eran conocedores".

El niño, al que trajeron desde China con dos años, tiene autismo y un tumor cerebral, pero según ellos, "eso era todo" y decidieron seguir adelante porque "Dios" les "ablandó el corazón". Retransmitieron todo el proceso de adopción en su canal de YouTube y ahora, después de que los usuarios se extrañaran por no verle en sus fotos y vídeos, la pareja ha tenido que explicar por qué el pequeño ya no está con ellos.

"Con las adopciones internacionales siempre hay algo que se desconoce o cosas que no son transparentes en los informes", explica James a cámara y continúa: "Una vez que Huxley llegó a casa había un montón de necesidades especiales de las que no éramos conscientes y que nadie nos había dicho nada".

"Durante estos últimos años hemos intentado ayudarle. Es difícil escuchar según qué cosas de los médicos y ha sido muy doloroso para nosotros, porque no es lo que queríamos escuchar. Nunca quisimos estar en esta situación, hemos intentado que tuviese todos los recursos y ayuda posible. Le queremos de verdad", se excusa el marido, mientras Myka comienza a llorar.

La 'influencer' explica que "Huxley no ha pasado un día sin ser querido incondicionalmente", pero que han pasado "momentos muy malos" buscando toda la ayuda posible para el niño. "La adopción es amor. Lleva consigo un montón de coraje, sudor y lágrimas, pero merece muchísimo la pena al final. Incluso si ese final parece distinto de lo que habías planeado", sentencia Myka antes de afirmar que "ser diferente no es nada malo", pero que el pequeño "necesitaba más".

"Los últimos dos meses han sido los más difíciles de mi vida porque he tenido que decidir qué hacer", sostiene ella, mientras que su pareja añade que no quieren entrar en detalles ni revelar qué fue exactamente lo que les llevó a tomar esta determinación para "mantener la privacidad del niño y protegerle". Pero aclaran que ya está con otra familia en la que "encaja perfectamente".

Foto: José Manuel Barbe, con su hijo Adrián.

Cuando la pareja anunció su intención de adoptar a un niño en China publicó un vídeo explicando que las visualizaciones del mismo ayudarían a pagar este proceso, aunque también pidieron donaciones a sus suscriptores.

Tras conseguirlo, hicieron otro vídeo en el que aparecía toda la familia viajando a China para conocer a Huxley y, tras obtener casi seis millones de visualizaciones, comenzaron a documentar la vida del pequeño y se convirtieron en un referente en las redes a la hora de "cuidar a niños con discapacidad". Además, habían anunciado que tenían planes de adoptar a otro niño "de Uganda o Etiopía".

Adopciones Autismo Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda