El último enemigo de los 'influencers': estas cuentas anónimas exponen sus vergüenzas
  1. Tecnología
De promociones cutres a fiestas ilegales

El último enemigo de los 'influencers': estas cuentas anónimas exponen sus vergüenzas

Los 'influencers' cada vez son más y tienen mayor impacto en España, pero han encontrado un nuevo enemigo en sus plataformas: perfiles que sacan y desmontan sus acciones polémicas

placeholder Foto: Foto: Pexels.
Foto: Pexels.

A mediados del pasado mes de marzo, una serie de vídeos levantaba una gran polvareda en el entorno 'influencer' español. Varios de estos líderes de opinión o creadores de contenido, como Andrea Dalmau, Bárbara Pérez o Rubentonces, fueron acusados de participar en una fiesta ilegal en Madrid en plena pandemia. Tal fue la polémica que una de esas caras conocidas, Michenlo, que aparecía claramente en uno de los vídeos, acabó perdiendo su trabajo en 'Qué fuerte, tía!', un programa magazine de Twitch. ¿Quién descubrió todo esto y cómo se viralizó? Aunque los clips acabaron en muchísimos perfiles, la investigación principal corresponde a uno, '@Bellezafalsa', que no es una cuenta cualquiera. Forma parte de una nueva tendencia de Instagram: los detectives anónimos que desmontan a los 'influencers'. Unos perfiles de éxito que se han convertido en el último enemigo de estos profesionales de las redes.

Este puede que sea el caso más llamativo de los destapados por esta cuenta, pero no es el único. A día de hoy, el perfil es privado y no puede verse su historial, pero en otro tablón que manejan los mismos usuarios, Mudoinflus, cuyo lema es 'Dejad de hacer famosa a la gente estúpida', se puede ver parte de la trayectoria: 17 publicaciones desde el pasado verano. Y solo teniendo en cuenta el 'timeline' actual de este perfil que acumula 32.000 seguidores (Bellezafalsa llega a los 130.000). En los últimos meses, espoleadas por la pandemia y la venta 'online', estas cuentas han crecido tanto que empiezan a ser un problema serio para el sector y un auténtico éxito. Aunque la mayoría nacieron de una forma 'amateur' y ni siquiera tienen una periodicidad o un método concreto, atraen a tanto público que ya empiezan a dar vueltas a su modelo de negocio.

Foto:

En Estados Unidos, donde empezaron primero, perfiles como 'Influencerstruth', 'Influencersinthewild' o 'Deuxmoi' acumulan millones de seguidores y hasta han asaltado la prensa con cotilleos y filtraciones de los que se ha hecho eco incluso el 'The New York Times'. Algunas no llegan tan lejos y simplemente desmontan las promociones cutres de famosos que anuncian tiendas o productos de 'dropshipping', pero, eso sí, la mayoría tienen varios puntos en común: son perfiles anónimos, en principio 'amateurs', chocan con el fenómeno 'influencer' y buscan desmontarlo en su mismo terreno de juego.

Las fiestas ilegales o las malas actuaciones de los 'influencers' son temas repetidos en la mayoría de los perfiles, al igual que los filtros o las posturas imposibles de muchos de los contenidos subidos por estos líderes de opinión, pero sus investigaciones van más allá. En el caso de 'Influencerstruth', uno de sus informes llevó a denunciar el caso de unos 'youtubers' que hasta pidieron dinero para adoptar a un niño de origen chino con necesidades especiales, crearon numerosos vídeos y contenidos con el menor, pero conseguida la adopción al poco tiempo lo acabaron 'reubicando' con otra familia.

Desde Teknautas, hemos escrito a varios de los perfiles españoles que siguen esta tendencia, pero en el momento de la publicación de este artículo solo hemos conseguido respuesta de uno de ellos: 'EncontradoenAliExpress'. Esta cuenta, llevada por una joven que prefiere guardar a cal y canto su identidad (no da ningún dato personal y solo responde preguntas a través de mensajes directos de Instagram), se caracteriza por, como dice su propio 'nick', comparar lo que promocionan todo tipo de 'influencers' y ver si el producto está en AliExpress o Shein (otro 'marketplace' chino). Si lo encuentra, comparte una publicación analizando los dos productos y mostrando las diferencias de precios. "He llegado a la conclusión de que los 'influencers' aceptan todo por dinero y que todo vale para ellos. Incluso engañar a sus seguidores", señala en conversación con Teknautas.

De las fiestas a AliExpress

El caso de esta investigadora 'amateur' de 30 años y con un trabajo relacionado con el sector hospitalario resume bien el éxito de este tipo de perfiles y su razón de ser. Lo montó hace ocho meses, después de que tras seguir durante mucho tiempo a 'influencers' optara por comprar uno de los productos que le recomendaban. El resultado no pudo ser peor: pagó, pero el objeto nunca llegó. Cuando quiso reclamar, la tienda ya había desaparecido, y el 'influencer' que se lo había recomendado ni se hizo cargo de lo ocurrido ni la intentó ayudar. "Además me di cuenta de que el producto estaba en AliExpress a un precio mucho más bajo", señala.

Esa situación, que como ya explicamos en Teknautas es más que recurrente sobre todo entre estrellas de 'realities' como 'La Isla de las Tentaciones', le llevó a lanzar la cuenta y empezar a desmontar públicamente esas prácticas. "Intento ponerme en contacto con esos famosos para que avisen a sus usuarios, pero son pocos los que reconocen lo que han hecho. Cuando lo expongo, muchos optan por bloquearme en vez de indagar y perseguir a la empresa que está detrás. Es una pena". Pero ella está muy orgullosa de su trabajo. "Mucha gente me lo agradece y consideran que hago un trabajo muy necesario en estos entornos. Hay gente que dice que gracias a mi cuenta ha evitado caer en alguna de las promociones y eso ya es muy gratificante".

A día de hoy, tiene unos 14.000 seguidores y aunque asegura que se lo toma de forma totalmente 'amateur' (con paradas por trabajo y estudios incluidas), su actividad en estos ocho meses ha sido importante. Ha publicado más de 120 'posts' y no se ha librado de las amenazas. "Estoy asesorada legalmente, por lo que no me preocupan mucho las amenazas, me pienso mucho lo que publico y cómo lo hago, y aunque las empresas promocionadas y algunos 'influencers' amenazan con demandar, nunca me ha llegado nada oficial. Creo que intentan asustarme, pero no es algo muy efectivo". Su labor también busca mostrar que se necesita controlar o regular este tipo de publicidad, y sobre todo seguir a las empresas que explotan estos métodos para defraudar a la gente. "Las empresas tras las quejas desaparecen sin dejar rastro y los 'influencers' se lavan las manos, debería controlarse de alguna manera".

En cuanto a cómo consigue la información, asegura que el 70% le llega por sus seguidores, que avisan de las promociones que realizan los famosos y ella se encarga del resto de la investigación, preparar el 'post' y dar visibilidad a lo ocurrido. "El 70% de lo que me llega por mensaje directo es digno de ser publicado o al menos investigado. Eso me facilita mucho el trabajo, porque además normalmente el mismo caso me lo mandan varias personas. El 30% restante son investigaciones que hago yo por mi cuenta".

¿El poder 'influencer' se desvanece?

La duda que queda después de ver el éxito de estas cuentas es si el poder de los y las 'influencers' puede estar desvaneciéndose y si estas prácticas solo aceleran esa desaparición. Algunos estudios ya llevan años apuntando que nuevas legislaciones como un control más estricto de la publicidad pueden acabar con el imperio del sector o que la ocultación de los 'likes', algo que Instagram estudia desde hace varios años, puede reducir su atractivo. Uno de estos análisis, realizado por Hype Auditor en 2019, demostró cómo los 'likes' recibidos por todo tipo de cuentas caían en los países en los que Instagram estaba implantando ya esa desaparición de los contadores de 'me gusta'.

Además de esto, otros datos tampoco son muy prometedores para los 'líderes de opinión', al menos en España. Según el 'Estudio de redes sociales 2020', de IAB Spain, el 56% de los usuarios de redes sociales en España sigue a 'influencers', siendo las plataformas preferidas para hacerlo Instagram, Facebook y YouTube. Es una cifra importante, pero desciende respecto a 2019, cuando el porcentaje era del 68%. Según esta investigación, esto podría venir provocado porque la percepción de credibilidad ha disminuido y la sensación de que sus 'posts' son publicitarios ha crecido. Una información que cuadra con lo denunciado por estos detectives anónimos.

La investigadora tras EncontradoenAliExpress va más lejos y cree que el sector está en decadencia y "pronto tendrá los días contados". Desde su punto de vista, solo sobrevivirá gente como Chiara Ferragni, Teresa Andrés Gonzalvo o Ángela Rozas Saiz, porque han aprovechado su popularidad para crear sus propios negocios alejados de la publicidad 'online'. Mientras tanto, los demás irán desapareciendo, en parte, por la pérdida de confianza en ellos. Esté o no en lo cierto esta joven, lo cierto es que cuentas como la suya no paran de crecer, y muestran un nuevo aspecto de este sector que golpea justo la línea de flotación de sus perfiles: la credibilidad y la confianza que generan. Al fin y al cabo, todo va de influencia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Influencers Pandemia
El redactor recomienda