¿Para triunfar en TikTok hay que 'fusilar'? Qué hay tras el 'tiktoker' más viral de España
  1. Tecnología
La batalla de la autoría en un mundo de memes

¿Para triunfar en TikTok hay que 'fusilar'? Qué hay tras el 'tiktoker' más viral de España

Decenas de creadores acusan a Nachter, un joven con millones de seguidores en redes, de copiar todos sus vídeos a otras cuentas, pero hay quien le defiende en este nuevo internet

placeholder Foto: Nachter (izquierda) en uno de sus ''sketches'. A la derecha, Paulahollypain en uno de los suyos, subido dos días antes. (Foto: TikTok)
Nachter (izquierda) en uno de sus ''sketches'. A la derecha, Paulahollypain en uno de los suyos, subido dos días antes. (Foto: TikTok)

Un joven aparece frente a la cámara con una frase que contextualiza el 'clip': "Cuando te independizas y vas a visitar a tus padres". En el vídeo, el humorista saca una bolsa de Mercadona y va arrollando con todo lo que encuentra en la casa, acompañado de una música de fondo. Se trata de un 'sketch' para TikTok de Nacho Gil Conesa, más conocido como Nachter, y que acumula, solo en ese contenido y contando simplemente la red social china (nada de Instagram u otras plataformas), más de 8 millones de visualizaciones. Todo un éxito, salvo por un detalle: hay un vídeo clavado al suyo, incluso con la misma bolsa y la misma música, subido por otro usuario varios días antes. Y no es el único caso similar.

En la última semana se ha generado una gran polémica en internet porque decenas creadores y otros usuarios están acusando a Nachter de simplemente "copiar" a otros creadores y aprovechar sus buenas ideas para crear clips virales sin dar ni siquiera reconocimiento al artista original y con el objetivo de amasar seguidores y dinero. Y Gil Conesa no es un cualquiera, este joven se ha convertido en los últimos meses en uno de los creadores españoles más virales (es probable que te hayas cruzado con alguna de sus creaciones ya sea por TikTok, Instagram o hasta WhatsApp). Acumula casi 3 millones de seguidores en TikTok y 116 millones de visualizaciones, y en Instagram su lista de fans llega a superar el millón. Unas cifras que han avivado las sospechas sobre su trabajo, y generado un debate en torno a la autoría en internet. ¿Está Nachter copiando contenido de forma ilegítima o simplemente emula las creaciones potentes y les da su toque personal? ¿Estamos ante una nueva versión del caso Cabronazi?

Foto:

David Pareja, humorista y también 'tiktoker' ha sido el encargado de destapar el caso en su cuenta de Twitter con una serie de ejemplos en los que deja claro los parecidos razonables y casos en los que ni siquiera cambia una sola palabra del original. Y él lo tiene claro: "Él dice que no se quiere dedicar a esto y que lo hace por diversión y hacer reír, pero la sensación es otra. Hace campañas pagadas con distintas marcas y publica muchísimo contenido diario que es fácil ver que no es original. Busca remuneración y fama". Pareja argumenta lo dicho con el número de contenidos que sube por día y asegura que con un vistazo rápido y conociendo algo estas redes puedes ver que la gran mayoría, si no todos, son cogidos de otro creador al que ni menciona, ni da reconocimiento. "En los últimos meses ha pasado de unos cientos de miles a millones de seguidores. Y sube varios vídeos al día, entre 3 y 6", asegura en conversación con Teknautas.

Echando un ojo a sus cuentas es cierto que el número de contenidos diarios, 'sketches' guionizados, con vestimenta y escenarios diferentes, oscila en los últimos tiempos entre los 3 y los 5 y no falla ningún día de la semana. "Creo que se ha obsesionado, porque ha visto un camino fácil de que el algoritmo le posicione bien y de ganar muchos seguidores en poco tiempo sin esfuerzo. Lo cual le lleva a ganar mucho dinero también sin esfuerzo y sin necesidad de talento", añade Pareja.

De momento Nachter no se ha pronunciado al respecto en ninguna de sus redes y también ha declinado hablar con este periódico asegurando que "está centrado en su trabajo". Pero lo escrito por Pareja ha generado tanto ruido que muchos ya han empezado a compararlo con el caso de Cabronazi que generó grandes protestas entre los creadores en 2018. Pero, ¿es el mismo caso? No queda claro e incluso puede ser algo peor, ya que la conocida página de Facebook que acabó en empresa rentable mencionaba al autor. Eso sí, algunos expertos ya empiezan a hablar de que discusiones como estas por la autoría en internet solo acaban de llegar.

"Al final redes como TikTok me atrevería a decir que se basan en copiar, beben mucho de la cultura memética y la autoría es algo muy complejo ahí. Un meme podríamos decir que se parece a las coplas por ser algo de todos con un significado que compartido y ya dice el dicho aquel que 'hasta que el pueblo las canta, las coplas, coplas no son y cuando las canta el pueblo ya nadie sabe el autor'", explica el sociólogo experto en redes sociales y comunicación 'online' Iago Moreno. Pero, ¿hay límites aquí? Para Moreno es una de las cosas que puede que ni siquiera estemos preparados para discutir en los marcos actuales.

¿Dónde está el límite? ¿Es lo mismo TikTok que YouTube?

El debate de la autoría en internet es algo que se discute desde hace años, y un gran ejemplo es el de Cabronazi, una empresa que empezó como una cuenta con los mejores chistes de internet, pero que se acabó convirtiendo en un rentable negocio que se nutría de coger creaciones virales a mansalva de internet para servírselas a sus usuarios, en algunos casos sin ni siquiera citar. Pero lo ocurrido con Nachter y otros usuarios de TikTok puede suponer ir un paso más, no solo coge el chiste y lo reproduce para sus seguidores, sino que, según los que se quejan de sus prácticas, le pone su cara como si la creación fuera suya. Aunque no es el único y cada vez está menos penado por la audiencia y las plataformas.

Como explica Pareja, es el caso más evidente y, en los últimos meses, el ejemplo más claro, pero hay más. Como otros usuarios, el propio Pareja, Manuel Huedo, Dario Eme Hache, Isaac F. Corrales o Andrea Compton, todos creadores 'online' españoles bastante conocidos, Nachter también viene de Vine, la extinguida red social de Twitter basada en vídeos cortos y que supuso el pistoletazo de salida para este tipo de humor de 'sketches' cortos y virales que ahora vemos en Instagram o TikTok. ¿Por qué es importante esto? Porque ya ahí, según Pareja, se acusaba a muchos de unas prácticas similares a las de Nachter y las redes empezaban a invitar a estos 'calcos'. "Hay una lista larga de gente que ha hecho cosas parecidas. Jorge Cremades, sin ir más lejos, se hizo famoso en Vine cogiendo vídeos virales de otros países y calcándolos, y la lista es grande: Ricky Edit, Cremades, Dante Caro, Hamza, Natcher...". Todos ellos fueron acusados de copiar, pero la polémica no fue mucho más allá.

Para él TikTok ha sido el salto definitivo. Todos estos creadores han encontrado ahí el entorno perfecto para hacer lo que ya practicaban en Vine o Instagram y afinar aún más el tiro. Es más, TikTok puede llegar a premiarlo. "Como viene de Musically, se mantienen funciones como la de poder coger el audio del vídeo de un cantante y grabarte un vídeo usando ese mismo audio. Muchos han usado esa excusa para empezar cogiendo el audio de un humorista para hacer prácticamente lo mismo sin aportar mucho, luego sin aportar nada y luego directamente fusilarlo sin usar su audio para no dejar rastro y llevarse toda la autoría. Que básicamente es lo que busca esta gente, que los consideren los creadores para conseguir fama y campañas", añade.

El diseño de la 'app' premia en buena parte estas prácticas porque es una red social diferente a otras como Instagram. Tú, cuando entras, no ves el 'feed' de lo creado por las personas que sigues, al final eso es lo de menos, sino que se apuesta por la viralidad y te colocan todos los clips más famosos del momento, sean de quien sean y los hayan subido antes o después que el resto. Lo importante es que pases horas y horas pegado a la pantalla.

Los creadores de los 'challenge' virales, así se conocen a lo que sería 'hashtag' en otras redes o retos, pueden llegar a tener cierta autoría al principio, pero se acaba perdiendo con el tiempo entre tanta copia y más copia. Es más, la red te invita a que tú mismo pruebes a hacer ese baile o esa actuación con un vídeo reaccionando o solo cogiendo el audio, pero que no solo te quedes con un 'like' o un compartido. Hasta a Charlie D'Amelio, la superestrella por excelencia de TikTok, se le ha acusado de adueñarse de coreografías como el baile 'Renegade' olvidando por completo a la creadora original.

Como recordaban en el medio Magnet, y menciona también Iago Moreno, este tipo de redes ponen en cuestión nuestra idea de la autoría y no está clara la solución. "¿Qué pasa por ejemplo con un baile? La coreografía puede haberla creado una persona en particular, y todos sabemos que eso lleva un trabajo y una creatividad detrás, hasta un sello de su autor, pero se viraliza y lo empieza a hacer mucha gente. Vale, le han copiado, pero, en realidad, ¿tú das 'like' al que ha copiado el baile por la coreografía o porque el chico o la chica te encanta físicamente o cómo lo hace? Es muy complicado, y los límites son difusos. Obviamente creo que hay que dar reconocimiento y más si se copia cada punto con intención de ganar fama y dinero, pero cada vez hay menos castigo para estas prácticas y más gente que defiende a los perfiles que lo hacen".

Pareja, por su parte, sí ve límites y no coincide tanto en que TikTok sea todo así, más bien se está haciendo así. Sí que ve que es más fácil copiar allí que en otras tantas redes, y la posibilidad de ocultar comentarios y demás ayuda a esconder que lo que ves en realidad es algo copiado, pero "si todo el mundo copiase, no habría nadie a quien copiar". "La excusa de que en TikTok hacen eso muchas personas no es válida. Lo hace cada vez más gente porque ven a sus 'influencers' hacerlo y lo han normalizado. Pero no es el objetivo de ninguna red social. Lo que pasa es que han encontrado un filón con la excusa de que 'eso aquí es normal'". ¿Cuál sería el límite para él? Que sea una copia absoluta del contenido original y que encima se haga con objetivo de ganar dinero y fama.

El debate, que viene, sobre la autoría en internet

Todo esto es lo que le lleva a Moreno a pensar que "van a empezar a surgir nuevos conflictos que no estamos preparados para tratar en los términos que solemos usar". ¿Qué conflictos? Pues hasta qué punto uno es autor de algo o si debemos considerar otros tipos de autorías. "Por ejemplo, ¿alguien paga por un meme? Es decir, cada vez más empresas o partidos políticos utilizan memes para sus campañas, pero se suelen coger sin más porque, bueno, son de todos, pero cada vez hay más trabajo de autor en las composiciones de los 'memeros'. Podemos llevarlo al arte de los 'collages' o las composiciones que utilizan bases de canciones para luego darle su letra. Pues todos esos choques seguirán surgiendo más y más", comenta el experto.

Además, a esto hay que sumarle todo el contexto de un internet cada vez más éfimero, con continuas novedades y que vive de creadores de contenidos a los que no paga nada por alimentar todo su sistema. "No sé si somos conscientes de que desde TikTok a cualquier otro foro o red social, todos viven de que nosotros como usuarios volquemos ahí nuestra creatividad y nuestro tiempo a cambio de nada, bueno de un supuesto reconocimiento y visibilización. Partiendo de esa base ya te haces una idea de lo complejo que son los conceptos de autoría en este entorno y, en casos como el de TikTok con contenidos efímeros, nulo reconocimiento, poco hincapié en la marca de los creadores, y un consumo tan continuo y ansioso que es imposible pararse a pensar si algo es original o no".

Eso también está incentivando casos peligrosos, no solo por el robo de contenido, sino por el origen de un 'challenge'. Hace unos meses se hizo muy popular en España un reto que invitaba a jovenes a mostrar su posicionamiento político bajando un dedo si eran de derechas, sin saber quién lo había podido originar y con qué objetivo, y Moreno también menciona el ejemplo del #SilhoutteChallenge, que se tomo como algo provocativo y que en realidad venía de un intento de promocionar el Barrio Rojo de Amsterdam.

@silhouttechallenge

Couple goals ##foryoupage ##couples ##silhouettechanllenge ##viral

♬ Put Your Head On My Shoulder - Giulia Di Nicolantonio

Según Moreno es más que posible que en poco tiempo empecemos a ver huelgas de 'memeros' o parones de creadores que se nieguen tanto a trabajar gratis para las plataformas (algo así ya lleva moviéndose por YouTube desde hace algún tiempo) como a dar nuevos contenidos que otros puedan explotar y llevarse el éxito sin haber añadido nada. Ya pasó con Cabronazi y obligó a su compañía a cambiar unas cuantas cosas, también se consiguió establecer cambios en Instagram para defender el contenido original, y habrá que ver qué ocurre con TikTok y casos como el de Nachter.

TikTok
El redactor recomienda