Las tecnológicas que se adelantaron a Errejón y la semana de 4 días: "Es salario emocional"
  1. Tecnología
EL DEBATE SE AVIVA EN ESPAÑA

Las tecnológicas que se adelantaron a Errejón y la semana de 4 días: "Es salario emocional"

Dos desarrolladoras de 'software', una de Jaén y otra de Alicante, iniciaron 2020 implementando esta medida. Un año después, celebran la capacidad para retener talento

placeholder Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

En la última cena de Navidad de su empresa, antes de que la pandemia mandase al limbo estas celebraciones a la espera de domesticar el covid-19, Pedro Sánchez hizo un anuncio atípico a su plantilla. Aprovechó esta ocasión para anunciar que, a partir de 2020, el que quisiese podría trabajar solo de lunes a jueves y cumplir de esta manera uno de los sueños del currito patrio: tener fines de semana largos durante todo el año. "Dimos varias opciones y ellos escogían. Podían optar por la semana de cuatro días, por mantener el horario de lunes a viernes con un día de teletrabajo o seguir como estaban", explica el CEO de Zataca Systems, ua consultora de 'software' radicada en Alicante. "Aproximadamente la mitad de la plantilla se acogió a lo de la semana corta. Y ahora que han pasado ya varios meses, nadie se ha echado para atrás y están satisfechos".

Foto: Steve Cadigan y Prudencio Pedrosa.

Esta compañía es una de las pocas en España que se han atrevido a implementar de forma estable este nuevo concepto de semana de trabajo, donde los descansos empiezan el jueves al terminar la faena. Es un debate que desde hace un tiempo aparece recurrentemente, pero que en este 2020 ha arreciado con fuerza. Entre otras cosas, por el intento de Más País, la formación liderada por Íñigo Errejón, de incluir una partida de 50 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que fueron 'preaprobados' la semana pasada, a falta de que pasen por una votación en el Senado y otro trámite en el Congreso.

Esa cuantía sería destinada a un piloto en el que paliar el coste de aquellas empresas que accediesen a pasar de un modelo de 40 horas semanales a 32. "Es el momento de abandonar esa mentalidad de pensar en las horas trabajadas", defendía el político madrileño durante el debate, tras el que su grupo acabó votando en positivo, a pesar de su enmienda. Sin embargo, no fue un movimiento estéril. El Ministerio de Trabajo dirigido por Yolanda Díaz recogía el guante para estudiar la medida al margen de los Presupuestos.

placeholder El líder de Más País, Iñigo Errejón. (EFE)
El líder de Más País, Iñigo Errejón. (EFE)

Esta fórmula no es exactamente la que ha aplicado Zataca Systems. "Nosotros veníamos ya de una jornada reducida de 37 horas y media, que ejecutábamos en jornada intensiva en cinco días", añade Sánchez. Lo que han hecho ha sido concentrarlas ahora en solo cuatro. "Nuestros sueldos siguen siendo los mismos. Para los que estaban y para las nuevas contrataciones que hemos hecho", dice este empresario, que pone el acento en la naturaleza de su actividad. "En la empresa, somos casi todos desarrolladores. Eso lo facilita, porque es un trabajo que pueden hacer a las ocho de la mañana o a las ocho de la tarde. Siempre hemos tenido esa política, dando libertad de horarios".

"Se trata de dar flexibilidad. En mi caso y del resto de directivos, no podemos hacerlo porque tenemos que estar disponibles para los clientes. A mí no me importa, porque trabajo para mí, es mi compañía. Pero creo que al trabajador por cuenta ajena hay que hacerle que se sienta cómodo, porque eso ayuda a que sea más productivo", explica. No cree que la fórmula sea aplicable absolutamente a todas las empresas, especialmente negocios pequeños de atención al público, como puede ser una farmacia o un supermercado. "Igual no es tan fácil".

Las empresas creen que es una manera útil que facilita retener y captar talento

Precisamente el objeto de la propuesta de Errejón, similar a la que ha puesto en marcha la Generalitat valenciana a nivel autonómico, pretende servir de acicate para los empresarios más reacios por el 'gasto extra' que puede suponer adaptar su estructura a una jornada de 32 horas, algo que puede obligar a dar entrada a más trabajadores. "El problema de un sistema que subvencione el 100% un año, al siguiente un 70%, luego un 50% y ya al cuarto año nada, es que igual no convences a todos o simplemente lo hacen durante ese tiempo", opina.

Retener talento

Pedro Sánchez acudió a la comisión que se organizó en las Cortes valencianas para estudiar la racionalización de horarios, entre otras medidas para fomentar la conciliación entre la vida laboral y personal. "La inquietud más generalizada que me mostraron allí era la de la productividad", recuerda. "Pero también me preguntaron si la ley del teletrabajo podía lastrar medidas así". El máximo responsable de Zataca argumenta que esta nueva normativa es necesaria, pero tiene ciertos aspectos que pueden penalizar iniciativas como la suya. "Yo, en este tiempo, he dado libertad para que la gente se organice los horarios como quiera. Sin embargo, con los nuevos contratos, me obligan a poner un horario concreto, que es algo que va contra esa opción que daba yo a la plantilla".

Foto:  Sofware Delsol

Zataca se encuentra en Torrellano, a unos pocos kilómetros de la Ciudad de Luz alicantina, aquel proyecto que nació con la idea de ser la meca del cine mediterráneo. Tras no conseguirlo, la Generalitat giró el proyecto para convertirlo en un parque empresarial con el fin de atraer firmas extranjeras del gremio tecnológico. "Se está haciendo mucho hincapié en captar empresas y compañías innovadoras. Y ahí hay que ser muy competitivo en condiciones de trabajo. Si cuidas al empleado con cosas como estas, también ayudas a la captación y la retención de talento".

placeholder Las oficinas de Software DELSOL.
Las oficinas de Software DELSOL.

"Nosotros podríamos ponerle 150 euros al mes más a un trabajador que cobra relativamente bien, que tres o cuatro meses lo va a asimilar como algo normal, como algo más, volveríamos al punto de partida", explica Juan Antonio Mallenco, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Software DELSOL, una compañía de Jaén que se convirtió en la primera de España que estableció la semana laboral de cuatro días, adelantándose a Zataca System por cuestión de unas pocas semanas. "Esto es salario emocional. Cosas que ayudan al sentido de pertenencia y a que la gente no se vaya cuando recibe una oferta".

"Un paso natural"

Explica Mallenco que para entender por qué una empresa de 185 empleados como la suya da el salto y decide abrazar esta medida, sin ejemplos en los que inspirarse o ayudas públicas, hay que entender su modelo de negocio. "Empezamos en el año 2000 creando 'software' gratuito para empresas, autónomos y pymes. Luego, si quieren, pueden contratar las actualizaciones y el soporte, de ahí viene nuestro negocio. Tenemos que dar un servicio al cliente de calidad superior. ¿Y eso cómo se consigue? Haciendo que la gente tenga sentido de pertenencia a la empresa y esté contenta con su día a día".

Algo que les ha llevado a lo largo de los años a tomar medidas como añadir un mes más de baja de paternidad o maternidad que sale de sus cuentas, crear un entorno de trabajo (las oficinas están a 14 kilómetros de Jaén capital) donde hay piscina, pista de pádel, gimnasio y comedor para los empleados o incluir una subida salarial del 3% no ligada al IPC en el convenio. "El siguiente paso natural era este", subraya. Asegura que esto no es una decisión que se puede tomar y ejecutar de la noche a la mañana.

En Software DELSOL, analizaron los pormenores y contrataron 20 personas más para activarlo

"Nosotros analizamos bien todos los pormenores y nos dimos cuenta de que, para llevarlo a cabo, necesitábamos contratar a 20 personas más", recuerda. El sistema por el que optaron, para la mayoría de la plantilla, fue trabajar de lunes a jueves. En el caso del departamento de atención al cliente y alguna excepción más, optaron por un sistema rotatorio. "Una semana libras un lunes, la siguiente un martes, la siguiente miércoles... ¿Qué ocurre cada cinco semanas? Que tienes un puente de cuatro días", añade.

La fórmula entró en vigor el pasado 2 de enero. ¿Ha funcionado? "Solo te puedo contestar que hemos cumplido objetivos y estamos a punto de incorporar otras 11 personas", remata. Mallenco apunta que la concepción de que se vive para trabajar "está obsoleta" y que con estas medidas han conseguido reducir aún más "un absentismo laboral que ya era bajo". "Tienes, por así decirlo, un día de asuntos propios por semana". Los salarios se mantienen. El único requisito, sacar el trabajo. "La productividad y el compromiso, algo clave en nuestro negocio, suben", sentencia. Además, en Software DELSOL, al igual que en el caso de Zataca, no se han visto lastrados por la pandemia y han podido mantener su hoja de ruta. "Nosotros ya teníamos personas en teletrabajo por motivos familiares. Teníamos estructura y habíamos hecho los deberes en lo que se refiere a digitalizar nuestra estructura. Así que pudimos adaptarnos".

También en restauración

Alguno puede pensar que el corte tecnológico y la actividad de estas dos compañías son lo que les ha permitido dar este salto. Pero también hay otros casos. Incluso en la hostelería. María Álvarez y su socia han conseguido que dos de los tres restaurantes que dirigen (uno sigue cerrado por la pandemia, a la espera de que la situación escampe) funcionen con este modelo. "En una primera iteración, hemos ido a una jornada de 35 horas, manteniendo el sueldo. La segunda parte, que pondremos en marcha en enero, es la de subir sueldos, porque el problema en la hostelería, especialmente en ciudades como Madrid, es que no se gana lo suficiente para vivir", cuenta. ¿Cómo lo han conseguido?

Pues hicieron un estudio de las ineficiencias y localizaron dónde se perdían más horas. No tardaron en verlo: "Se va mucho tiempo en un camarero que tiene que estar pendiente de si el cliente se sienta, termina de comer, se decide...". Entonces, instalaron un sistema en el que el pedido se hace por WhatsApp. "Son locales grandes, en los que uno llega a la mesa, tiene las instrucciones, se comunica por el operador con un mensaje, se le envía la carta y hace el pedido. Todo muy fluido". Para Álvarez, demuestra que esto es posible. "Se ha hecho un ejercicio de innovación, no pensando en la cuenta de resultados, sino en la comodidad y en la conciliación. Y ha quedado claro que es posible. Incluso en un momento como este, que es el peor para la hostelería en nuestro país".

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

Confiesa esta empresaria que la idea les rondaba desde hace tiempo la cabeza. "Nosotras tenemos una empresa matriz, Ephimera, que se dedica al 'marketing' y siempre hemos tenido mucha mentalidad de trabajar en remoto y de forma asincrónica", explica. Cuando llegó la crisis provocada por la pandemia, se vieron encerradas en casa con sus hijos, teniendo que recurrir a los ERTE, pidiendo créditos para afrontar los pagos inmediatos.

Álvarez aboga por que las ayudas se enfoquen a la productividad de las pymes

"Por nuestra actividad, nos vemos con empresas de varios tamaños y vamos viendo que ahí está el picor, el debate de la conciliación. En el escenario del confinamiento, con la situación que teníamos, nos planteamos cómo podíamos facilitar ese extremo, el de conciliar en la hostelería. Y la respuesta fue la jornada de 35 horas semanales, algo que ya nos había rondado la cabeza".

María Álvarez ha puesto en marcha recientemente la plataforma 4suma, para empujar el asunto y que entre de lleno en la agenda pública. No cree que España llegue tarde al debate. "Hay que pensar que fue en octubre de 2019, con el Partido Laborista británico, la primera vez que un gran partido político en Occidente lo incorporaba a su programa. Poco después, lo hizo Más País", afirma. No cree, sin embargo, que el cambio venga por modificaciones normativas. "Esto va a nacer en las empresas, no en los gobiernos o la política, aunque puede actuar de palanca". ¿Cómo? Cree que las ayudas no tienen que estar dirigidas a cubrir pérdidas, sino a mejorar la productividad de pequeñas y medianas empresas a través de soluciones tecnológicas. "Se financia esa herramienta o ese desarrollo que impulse esa transformación y, a cambio, la compañía se compromete a fijar la jornada de cuatro días. Es un planteamiento que, además, encaja muy bien en el espíritu de los fondos europeos".

Íñigo Errejón Yolanda Díaz Pandemia
El redactor recomienda