36 horas semanales con el mismo salario

Trabajar 4 días a la semana cobrando igual: "Ojalá otras empresas sigan el ejemplo"

Una de las empleadas de la primera empresa que ha instaurado en España la jornada de cuatro días semanales explica la motivación que genera esta medida de conciliación en la plantilla

Foto:  Sofware Delsol
Sofware Delsol

Desde hace un mes, Anabel tiene todos los viernes libres y más tiempo para ella, para estar con sus hijos, para ir a ver a su familia o salir por la ciudad. Es una de los 185 empleados de Software Delsol, una empresa de desarrollo de software de la provincia de Jaén que ha saltado a la fama por haberse convertido en la primera en España en implantar desde el 1 de enero la semana laboral de cuatro días, con 36 horas semanales.

Desde el 1 de enero, aquellos empleados de la empresa que se ocupen de tareas internas trabajan de lunes a jueves, mientras que aquellos que lo hacen de cara al cliente trabajan cuatro días con turnos rotatorios, para no dejar ningún día desatendido. Anabel forma parte del primer grupo. Cuando apliquen el horario de verano, trabajarán en total 28 horas.

Hace años, la fe en el progreso y la tecnología hacían presagiar que el ecosistema empresarial sería capaz de reducir el tiempo que los humanos dedicamos al trabajo. Incluso el economista John Maynard Keynes predijo que los avances en la productividad permitirían, en el futuro, reducir la jornada laboral a las 3 horas, 15 semanales. Pero estas previsiones no se han cumplido y desde hace 100 años, los empleados asalariados siguen estancados en las 40 horas semanales de trabajo, un logro que tampoco fue fácil conseguir en su momento.

En España, los trabajadores de la empresa eléctrica La Canadiense en Barcelona fueron en 1919 a una huelga que se alargó durante 44 días y que desencadenó que el Gobierno de la época accediera a regular por ley las 8 horas al día y las 40 semanales.

Ahora, esta iniciativa de esta empresa situada en el Parque científico y tecnológico Geolit en Mengíbar (Jaén) busca demostrar que reduciendo un día a la semana laboral sin bajar los salarios no solo se mantiene la productividad, sino que también se reduce el absentismo y la huella de carbono (al haber un día menos de traslado hasta la sede de la compañía) y se mejora la "sensación psicológica" entre los empleados, al tener una semana más corta.

 Foto: Software Delsol
Foto: Software Delsol

Así, después de haber estado un mes empezando el fin de semana el jueves, Anabel celebra la iniciativa "pionera" que se ha puesto en marcha en su compañía y anima a otras empresas que por su actividad puedan hacerlo a unirse: "Ojalá nos tomen otras empresas como ejemplo". "Es un bien para todos, para la empresa y los trabajadores", asegura.

Esta técnica del departamento de Calidad lleva cuatro años trabajando en Software Delsol y afirma que este primer mes desde que entró en vigor la medida está siendo una experiencia positiva tanto para ella como para todos sus compañeros: "La motivación, las risas, las ganas, la manera de producir...", enumera cuando se le pregunta si ha cambiado algo desde que tienen un día libre más a la semana. Y aunque admite que el trabajo hay que sacarlo aunque se tenga menos tiempo, "no es lo mismo venir triste que motivado al lugar de trabajo".

No es lo mismo venir triste que motivado al lugar de trabajo

"Si algo que se percibe aquí es que esta mejora es continua y esto último ha sido el culmen de muchas cosas y de otras que quizás estén por venir. Aquí se te cuida desde el principio: el tema de la conciliación y la calidad en el trabajo nos ha llevado a esta última medida, que nos favorece de una manera impresionante", subraya al explicar que es la empresa la que pone en marcha los cambios, no los empleados.

"Hemos sido pioneros", se enorgullece Anabel, que resalta la valentía del dueño de la empresa, Fulgencio Meseguer, por haber dado el paso sin tener a nadie en quien compararse y tomar una decisión "con sus riesgos y con todo lo que conlleva ser el primero en hacer algo así".

"Esto es una realidad, aunque mucha gente lo duda. No hay truco, hay mucha felicidad, un gran equipo y un trabajo. Pero no es solo ahora, si estas cosas se hacen es porque la empresa lo ha trabajado durante mucho tiempo. Se llega a estas cosas cuando uno siembra", señala.

El responsable de Comunicación y RR.II, Juan Antonio Mallenco, coincide con Anabel en destacar la importancia que le da la empresa a mejorar las condiciones de sus empleados bajo la convicción de que si el trabajador está contento, "el cliente lo va a percibir". En Software Delsol, los trabajadores cuentan con piscina y rocódromo para los ratos libres, comida gratuita a mediodía, sala de descanso, un tobogán para bajar de planta, biblioteca, servicio de masajes y posibilidades de teletrabajo, detalla.

En Software Delsol hay piscina, comida gratuita a mediodía, sala de descanso, un tobogán para bajar de planta, biblioteca y servicio de masajes

"La sensación psicológica mejora" al saber que hay menos días de trabajo, argumenta Mallenco, que resalta que aún es pronto para hacer un seguimiento, pero que en el primer semestre y cuando se cumpla el primer año comprobarán cuáles son los resultados de la medida. Por ahora, afirma que se está percibiendo que se está trabajando muy a gusto y que lo que "tienen claro" es que tener un día para poder hacer gestiones reducirá la tasa de absentismo.

"No hemos hecho nada especial, entedemos que cada empresa puede aplicar su propia solución" para tener contentos a los empleados, admite. Para implantar la semana laboral de cuatro días han necesitado gestionar muchas variables sin tener ningún referente en el ecosistema empresarial español e incorporar más gente a la plantilla, pero la medida es un "paso lógico" en su estrategia de conciliación laboral y está "todo estudiado y controlado", los números que están previstos se están cumpliendo y se está trabajando con "total normalidad", afirma Mallenco. Ya están estudiando cuál va a ser el siguiente.

En su opinión, darle este tipo de facilidades a los empleados fomenta el orgullo de pertenencia a la organización y un sentimiento de compromiso, ya que confían que el trabajador se "autorregula" en su jornada y no hace falta estar "encima de la gente" para que salga el trabajo adelante. Según destaca Mallenco, tomar este tipo de decisiones es una de las opciones que tienen las compañías y, en este caso, Software Delsol lo hace como una forma de "reinvertir" sus beneficios para devolverlos así a la sociedad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios