El secreto astronómico de España: por qué es un lugar perfecto para fotografiar el espacio
  1. Tecnología
La cara B de la España vaciada

El secreto astronómico de España: por qué es un lugar perfecto para fotografiar el espacio

Un nuevo 'ranking' de mejores fotografías de la Vía Láctea a nivel global vuelve a demostrar que nuestro país tiene algunos de los mejores puntos del planeta para ver las estrellas

Foto: El secreto astronómico de España: por qué es un lugar perfecto para fotografiar el espacio
El secreto astronómico de España: por qué es un lugar perfecto para fotografiar el espacio

Seguro que has visto decenas de esas imágenes en revistas, libros, páginas web o televisión. El cielo nocturno, limpio como una patena, aparece en todo su esplendor solo iluminado por la tibia luz de las estrellas que dan color a la oscura superficie. Bajo este manto, se ve, casi siempre sin un rastro humano, la pura naturaleza. Son imágenes que recuerdan a paraísos o lugares ni siquiera descubiertos por el ser humano, pero nada más lejos de la realidad, muchas de esas fotos están hechas en España. Es posible que no lo sepas, pero nuestro país es todo una potencia en la astrofotografía y eso que, según explican expertos y fotógrafos, apenas valoramos ese potencial.

El último listado en demostrar la pujanza de nuestro entorno en este terreno lo ha realizado el blog especializado en fotografía 'Capture the Atlas' que hizo una selección de las 25 mejores fotografías de la Vía Láctea realizadas en el último año (y que posteriormente apareció en numerosos medios internacionales). Tres de todas ellas estaban realizadas desde nuestro país. Además, cada una muestra un punto geográfico diferente, la primera de ellas está hecha en Tenerife, otra en Ávila y la última en los Picos de Europa. Tres capturas diferentes pero que dan una idea de las vistas que ofrece nuestro paisaje, pero, ¿por qué nuestro país es un lugar predilecto para estas imágenes? Pues las razones son variadas, según apuntan los propios autores.

Foto: Fotos espaciales: ¿Cuánto Photoshop es demasiado? Hablamos con Rogelio Bernal

"Sin duda, España cuenta con algunos de los mejores lugares del mundo para fotografiar el espacio como son la isla de Tenerife y la isla de La Palma. La poca contaminación lumínica y la altitud hacen mucho, en ambas islas hay diferentes observatorios astronómicos y es un lugar de peregrinaje para astrofotógrafos de todo el mundo. Pero en la Península, aunque sí hay mucha más contaminación lumínica, podemos seguir encontrando sitios muy interesantes y la verdad es que tenemos uno de los mejores lugares dentro de Europa para realizar astrofotografía", explica, en conversación con Teknautas Dan Zafra, fotógrafo y editor del blog Capture the Atlas.

Nuestro país es toda una potencia en la astrofotografía y eso que, según explican expertos y fotógrafos, apenas valoramos ese potencial

Desde su punto de vista las razones son claras: la altitud (que te ayuda a evitar las capas más sucias de la atmósfera), la latitud (que al no ser demasiado extrema permite que la temporada de Vía Láctea, época cuando el Centro Galáctico es visible, tanto en la Península como en las islas es bastante amplia y exista la posibilidad de ver numerosos objetos astronómicos) y el clima (que ayuda a evitar cielos encapotados y permite ver con claridad el oscuro cielo nocturno). Para terminar queda un aspecto clave que visto desde otros puntos de vista puede ser desolador pero que es fundamental para captar el espacio: la despoblación de la España vaciada, que ayuda a la descontaminación lumínica.

Vía Láctea desde Fuerteventura. (Foto: Dan Zafra)
Vía Láctea desde Fuerteventura. (Foto: Dan Zafra)

Según Zafra, la despoblación de estos lugares hace que sea fácil huir de la contaminación lumínica en grandes extensiones de regiones como las Castillas, y eso es básico para poder ver las estrellas. Sin oscuridad todo lo demás importa poco. "La despoblación de la España vaciada ha hecho que muchas zonas de nuestro país se queden prácticamente desiertas y se vuelva a poder gozar de grandes cielos nocturnos con poca contaminación lumínica", explica Zafra.

Foto: De "harén" a genios olvidados: las mujeres de Harvard que revolucionaron la astronomía

Con él también coinciden los fotógrafos Julio Castro, Ramón Morcillo y Pablo Ruiz García, autores de las imágenes destacadas por 'Capture The Atlas'. Todos destacan que España está entre los mejores lugares de Europa para hacer astrofotografía y que para captar cuerpos como la Vía Láctea es un lugar excepcional. "En lo que se refiere a la Vía Láctea, que es lo que yo practico habitualmente, es un lugar excepcional, pero hay una gran parte de cielo nocturno para disfrutar plagado de cuerpos celestes en rincones a veces muy conocidos de una belleza sin igual y otros muchos aún por descubrir", detalla Ramón Morcillo.

Estas declaraciones, es verdad, chocan con los estudios que hablan de que nuestro país está entre los que más contaminación lumínica sufren del continente, pero la diferencia, de nuevo, es la concentración de esa contaminación. "A excepción de la iluminación artificial de las grandes ciudades, contamos con muchísimas zonas y fantásticos lugares para hacer fotografía nocturna y de estrellas", prosigue Morcillo.

Vía Láctea desde los Picos de Europa. (Foto: Pablo Ruiz García)
Vía Láctea desde los Picos de Europa. (Foto: Pablo Ruiz García)

La cara B de la España vaciada

Todo esto que comentan los fotógrafos y expertos choca con la realidad de la despoblación que normalmente se ve como la muerte de la Siberia española, pero también puede ser una opción para su futuro. Es cierto que, como confiesa Julio Castro, las Islas Canarias y en especial La Palma, con el observatorio del Roque de los muchachos como uno de los más importantes del mundo, son los campeones en este sentido en nuestro país porque tienen unas condiciones casi inigualables, pero dentro de la Península estas zonas despobladas pueden encontrar aquí un nuevo atractivo por explotar.

Vía Láctea sobre el Parque Nacional del Teide. (Foto: Mehmet Ergün)
Vía Láctea sobre el Parque Nacional del Teide. (Foto: Mehmet Ergün)

¿Dónde están esos otros lugares para fotografiar el espacio? Pues los fotógrafos apuntan varios en toda la geografía nacional. "España cuenta con grandes cielos nocturnos en áreas como la serranía de Cuenca y Teruel, los Pirineos, los Picos de Europa y la costa gallega, el desierto de Tabernas y el cabo de Gata en Almería, y algunas zonas de Extremadura", enumera Zafra. Para Castro los mejores espacios están en la zona de los Pirineos, los Picos de Europa aunque apunta que hay "otros muchos lugares con poca densidad de población evitando la tan molesta contaminación lumínica".

Aquí hay otra de las claves por las que muchos fotógrafos adoran captar imágenes desde nuestro país, y es que para tener una gran imagen nocturna no basta con tener un buen cielo, sino que hay que encontrar una composición adecuada y en estas regiones no solo es fácil dar con lugares naturales con bonitos paisajes sino que es facilísimo dar con castillos u otras construcciones antiguas casi abandonadas que den un punto distinto a las imágenes. "Podemos encontrar desde un castillo de época derruido pero con un atractivo especial, la montaña más bonita nevada y uno de los picos más atractivos rodeados de bosque, hasta un precioso arrecife y un faro centenario en las magníficas costas que rodean nuestra Península", explica Morcillo.

Doble Arco (Picos de Europa). (Foto: Pablo Ruiz García)
Doble Arco (Picos de Europa). (Foto: Pablo Ruiz García)

Si sumamos los detalles dados por Zafra sobre las claves por las que España es un lugar genial para la fotografía nocturna, vemos el potencial de algunos lugares de nuestra geografía para esta práctica. Pero, ¿cuidamos y apostamos realmente por esto? Según Pablo Ruiz García, no realmente, o al menos no se hace a nivel nacional y las iniciativas son pocas y a nivel poco más que local. "Tenemos numerosos lugares con poca contaminación lumínica, pero sin duda la contaminación lumínica por sistemas de iluminación inadecuados y poco eficientes cada vez es mayor haciéndonos cada vez más complicado la observación del cosmos", explica.

Otros fotógrafos sí destacan que cada vez se ven más iniciativas por impulsar estas prácticas y también proteger el paisaje y el cielo, como la de algunos pueblos que se han preparado para conseguir certificaciones que muestren la calidad de sus cielos, pero todos apuntan que las medidas son insuficientes y que se podría hacer bastante más. Una nueva industria turística sostenible puede venir tras la promoción de este potencial paisajístico.

Laguna Grande de Gredos (Ávila). (Foto: Julio Castro)
Laguna Grande de Gredos (Ávila). (Foto: Julio Castro)

Una industria turística por explotar

Julio Castro es uno de los que habla de políticas que se podrían llevar a cabo y en las que poco a poco más pueblos se están poniendo las pilas. "Sinceramente creo que en España no se aprovecha todavía demasiado este gran recurso que tenemos exceptuando ciertas zonas como la ya mencionada Isla de la Palma que tiene una regulación municipal para limitar la contaminación lumínica. Actualmente hay algunas zonas de España que están luchando o que ya tienen certificaciones de destinos Starlight que se concede a aquellos lugares con un cielo especialmente bueno para ver las estrellas".

Castro pone como ejemplo el Ayuntamiento de A Veiga en la provincia de Ourense. "Han conseguido el certificado Starlight y con ello ha atraído una buena cantidad de turismo organizando jornadas de observación y fotografía astronómica y con un proyecto de construcción de un observatorio astronómico". Esta certificación, creada por el Instituto de Astrofísica de Canarias, busca fomentar el astroturismo y proteger los cielos de España y otros países y ya cuenta con bastantes lugares en la lista pero el impulso podría ser bastante mayor.

Torcal de Antequera (Málaga). (Foto: Ramón Morcillo)
Torcal de Antequera (Málaga). (Foto: Ramón Morcillo)

Según explican los fotógrafos, en otros países este tipo de proyectos están mucho más avanzados declarando sus zonas reservas integrales de cielo profundo con el fin de preservar estos lugares de cielo especialmente oscuro con lo cual muchísimos aficionados se ven atraídos por estos pocos lugares donde la mano del hombre todavía conserva el cielo tal cual se veía en el pasado. Según Ruiz García destacan en este punto naciones como Bolivia y Chile, con su famoso salar de Uyuni y el desierto de Atacama. "Aquí ya se comienza a ofertar el turismo de astrofotografía. Yo mismamente voy como fotógrafo a diferentes viajes. Cada vez tiene más tirón y la afición a la fotografía está creciendo, por eso se podría hacer más", añade.

Zafra sigue en esa línea y comenta que cada vez existan más hoteles y casas rurales dedicadas a la observación y fotografía del cielo nocturno pero espera, como el resto, que se potencie mucho más con medidas claras para atender el problema de la contaminación lumínica y proteger cielos y paisajes. "Sin duda esto es un enorme reclamo turístico que bien aprovechado puede hacer que estas zonas saquen un buen rendimiento económico y más con los tiempos que estamos viviendo, donde la gente cada vez más buscará lugares más alejados de los núcleos de población", termina Morcillo.

Fotografía Blog
El redactor recomienda