" style="display:none">
LA MANZANA SE MUEVE

Se acerca el nuevo teléfono 'low cost' de Apple: qué podemos esperar del iPhone 9

La manzana lanzará, si nada lo impide, en marzo el heredero del modelo SE. Un teléfono que heredará el aspecto del iPhone 8 pero que traerá las tripas de la última generación

Foto: iPhone 8. (Enrique Villarino)
iPhone 8. (Enrique Villarino)

Antes de que el coronavirus pusiese en jaque a un Mobile World Congress que este miércoles terminó de claudicar, la mayor amenaza para esta feria no era otra que Apple. Al menos para los fabricantes de dispositivos que pretenden llevar sus nuevos móviles hasta Barcelona. No es la primera vez, ni la última seguro, que la manzana sitúa uno de sus lanzamientos en las inmediaciones temporales de una gran feria y desactiva por tanto el eco de anuncios y presentaciones de la competencia. El próximo marzo, si los problemas en las fábricas chinas por la alerta sanitaria no lo evitan, llegará al mercado un nuevo iPhone.

Será una fecha inusual -sus terminales se suelen presentar en septiembre- pero es que será un modelo atípico. La manzana pondrá sobre la mesa, un nuevo iPhone SE, un nuevo modelo 'low cost'. 'Low cost' en la escala Apple, que las filtraciones apuntan a que costará alrededor de los 450 euros, un precio por el que otras marcas, como Xiaomi, ponen en circulación modelos como el Mi9, su busque insignia, por este coste. Una propuesta que viene a apuntalar la estrategia de la compañía de acercarse a precios más competitivo, un movimiento que empezó con el iPhone Xr y al que dio continuidad con el iPhone 11.

Aunque el nombre aún no ha trascendido y no ha habido comunicación oficial al respecto, todo apunta a que este teléfono será conocido como iPhone 9. Ese número de 'serie' se quedó en el limbo después de que hace dos años la firma de Tim Cook lanzase, con motivo del décimo aniversario, el iPhone X y el 8 al mismo tiempo. La verdad que esta elección en la nomenclatura da más pistas de lo que puede parecer. El nuevo teléfono será una especie de puente entre la época previa al décimo aniversario y la de los últimos dos años y medio.

Un iPhone 8 por fuera

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Todavía quedan detalles por conocer, empezando por si se apostará por un lanzamiento dentro de algún evento en marzo o se hará, lo más probable, mediante un anuncio mediante nota de prensa, tal y como han hecho en los últimos meses con algunos iPads o los Airpods Pro. Pero ya hay bastantes datos certeros gracias a filtraciones habituales, como las de los fabricantes de fundas, que han venido a dar por buenas las teorías de los meses pasados. El diseño será prácticamente calcado al del iPhone 8. ¿Esto qué quiere decir? Que habrá marcos, no llegará con 'notch' y por tanto volveremos a ver un nuevo lanzamiento de Apple sin Face ID y con una sola cámara.

Será el mismo diseño que el iPhone 8 y eso supone marcos, Touch ID y puerto 'ligthning'

Al no tener reconocimiento facial es de esperar, por ejemplo, que se recupere el lector de huellas para cubrir la parte biométrica. Si emulan el diseño de cristal templado y aluminio del iPhone 8 podría ser también posible ver resistencia IP67 a polvo y a agua, pero quién sabe si esta especificación se caerá de la ficha técnica para lograr hacerlo más asequible. Lo que se da por descontando es el puerto 'ligthning', quedando la transición de Apple hacia el puerto USB tipo C (que solo hemos visto en el iPad Pro) para más adelante. Los rumores apuntan a que este cambio no llegará tampoco en el otoño de 2020 y haya que esperar a 2021.

Lo más interesante está dentro

La pantalla será de 4,7 pulgadas, la misma medida que el móvil que inspira su diseño. Se trata de un panel IPS LCD, que es también el que monta a día de hoy los iPhone 11. Tendremos entre manos, por tanto, un teléfono compacto. Una categoría de producto cada vez menos frecuente. Es cierto que los móviles sin marcos -este los tendrá- han facilitado ganar más espacio para la pantalla sin aumentar drásticamente el tamaño del aparato pero cada vez son menos los dispositivos que apuestan por un tamaño contenido.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Lo más interesante está en el interior. Este iPhone 9 llegará con el procesador A13 Bionic, que es el mismo que monta la última generación y tendrá 3GB de RAM. Esto promete ofrecer un rendimiento muy fluido, así como una autonomía que apunta muy arriba, viendo el punto de optimización de la batería que han logrado en los iPhone 11 y los iPhone 11 Pro.

La cifra de 3GB de RAM puede parecer baja, si tenemos en cuenta que por 450 euros hay móviles que te ofrecen hasta 8GB en este apartado, pero no está de más recordar que la manzana suele huir de estas guerras de cifras. Lo bueno que tiene es que controlan tanto el 'hardware' como el 'software' pudiendo optimizar al máximo los recursos. De esta manera, si se cumplen todas estas filtraciones, se suma a la corriente comercial de poner dispositivos con muy buen motor en la franja de los 400 euros.

La renuncia en este caso llega en el diseño (las marcas chinas, por ejemplo, apuran los marcos ya casi desde los 200 euros) y también en el número de cámaras. Digo el número, porque aunque este iPhone 9 vaya a tener solo un sensor, no significa en absoluto pueda ofrecer un buen resultado. Se habla de un único sensor de 12 megapíxeles en la parte trasera. La duda será si es el del iPhone Xr (algo improbable) o hereda la del iPhone 8. Se bajara también una cámara frontal de siete megapíxeles. Falta ver qué funciones incluirán desde el 'software'. Parece que el modo noche queda restringido para los teléfonos de este año pero hay que ver si optan por un modo 'retrato' o las capacidades de vídeo. Todas las dudas se resolverán a lo largo de marzo. Y es que todo apunta a que este nuevo iPhone 'low cost' llegará a las tiendas a finales del próximo mes.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios