¿LA MEJOR MANZANA DE la cosecha?

Probamos el iPhone Xr: el móvil más 'básico' de Apple es el que más satisfecho te dejará

Llega con la etiqueta de 'asequible' aunque cuesta 859 euros. Una batería excelente y un gran rendimiento son sus puntos centrales. Pantalla y cámara es donde más diferencias encontrarás

Foto: El iPhone Xr llega hoy a las tiendas. (C. Castellón)
El iPhone Xr llega hoy a las tiendas. (C. Castellón)

En el país de los ciegos, el tuerto es el que parte la pana... y en el país de los móviles de hasta 1600 euros, pues uno de 835 euros resulta ser el asequible. Hablamos del iPhone Xr, que llega este viernes a las tiendas con el 'atractivo' de un precio no tan descabalgado como el resto de las novedades de la temporada 2018/2019 de la manzana. Pero te llames Apple, Xiaomi, Huawei o Nokia nadie te suelta duros a cuatro pelas. Nada de nada. Una bajada en el coste de salida conlleva renuncias. Eso es así aquí en España, en Cupertino y en la China popular. Y ahí entra en juego el mal llamado arte de 'hacer más por menos' que en resumen no es otra cosa que recortar por donde menos se note.

El lanzamiento en diferido de los nuevos iPhone es una costumbre que los de Cupertino iniciaron el año pasado con la puesta en juego del iPhone X. Ahora han repetido movimiento. Primero llegaron los 'pata negra': el Xs y su versión 'hormonada', el Xs Max, que ya tuvimos ocasión de probar. Ahora ha sido el turno, como decimos, del Xr, un bocado más modesto si uno se atiene al menú que presenta. Para darle más enjundia y personalidad lo han 'emplatado' con acabados más coloridos. Las principales diferencias 'afectan' a la pantalla y a la cámara. Muchos han esperado a este terminal porque se niegan a desembolsar más de mil euros y otros porque quieren cerciorarse de que las diferencias están justificadas. He probado esta semana este terminal antes de su estreno y estas son mis impresiones. Un adelanto: este móvil tiene muchas papeletas de convertirse en el gran triunfador del año dentro de la casa californiana.

Diseño: más color...

Una de las coloridas traseras del iPhone Xr. (C. Castellón)
Una de las coloridas traseras del iPhone Xr. (C. Castellón)

He andado con un iPhone amarillo entre manos en los últimos días. Las reacciones han sido variadas. Desde el que preguntaba a ver si era una funda hasta el que soltaba: "¿Este es el que es como el iPhone 5C aquel de plástico pero más 'pro'? ¿El barato, no?". Ni una ni cosa ni la otra, aunque es cierto que la gama cromática, y el asunto del precio, en la que está disponible el Xr recuerda a aquel experimento que hizo Apple que no tuvo mayor continuidad en el tiempo.

En este caso, además del modelo de color 'pollito', tenemos uno 'coral' (naranja lavado), azul, rojo carmesí, negro y blanco. En el caso de sus hermanos mayores, solo está disponible el dorado, el blanco y el negro. Lo cierto es que son tonalidades muy llamativas. "Total, le voy a poner una funda", pensarán algunos. Obviamente, al tratarse de cristal templado mejor tirar de un accesorio así por seguridad y por limpieza (malditos dedazos). Para que puedas seguir luciendo el color, Apple ha decidido sacar una funda transparente pero se pueden encontrar otras más asequibles en Amazon.

Colores del iPhone Xr. (Apple)
Colores del iPhone Xr. (Apple)

...y más marcos

El 'chasis' de este teléfono, de 6,1 pulgadas de tamaño, cambia el acero inoxidable por el aluminio, también coloreado del mismo color o similar al de la parte trasera que es calcada a la del iPhone 8. Cuenta con la clásica distribución de botones de la marca (la ranura de la SIM queda ligeramente más abajo), los dos altavoces estéreo en la parte baja, junto al conector Lighting. El conector 'jack' para auriculares sigue sin sitio por aquí. La principal diferencia que se observa con los iPhone Xs son los marcos, son más gruesos. Incluso el 'notch', que esconde la misma maquinaria en ambos casos, avanza un poco más en el caso del Xr. No es ningún drama, pero es algo que se ve a simple vista y hay a quien no le guste el resultado. Es más, da un aspecto más 'teenager' al teléfono. Más juvenil. Los de la versión superior son más finos, más estilizados.

Dimensiones del iPhone Xr, iPhone Xs y Xs Max
ModeloPulgadasGrosorPesoAncho/Largo% frontal
iPhone Xr6,18,33 mm194 gr150.9 x 75.7 mm79%
iPhone Xs5,87,7 mm177 gr143.6 x 70.9 mm82,9%
iPhone Xs Max6,57,7 mm208 gr157.5 x 77.4 mm84,4%

Los marcos inciden, claro está, en la superficie práctica que tenemos de pantalla en la parte frontal. En el caso del Xr se queda por debajo de la 'mágica cifra' del 80%. Pero como decimos no es nada para rasgarse las vestiduras o poner el grito en el cielo. A pesar del aumento de grosor en comparación con los otros modelos, el agarre con una mano me resulta cómodo, aunque en ciertas ocasiones he acabado agarrándolo con derecha e izquierda. También cabe decir que tengo las manos grandes y por tanto, no me suele costar manejarme con un teléfono de estos tamaños. Es probable más que si eras de los que preferias el iPhone normal en lugar del Plus te parezca ligeramente grande.

Las diferencias físicas no terminan ahí. El último punto es la dureza ante el agua y el polvo. Sus 'hermanos' gozan de IP68 (sumergibles hasta dos metros durante 30 minutos) y el Xr de IP67, lo que hace que haya que ser más precavido con los chapuzones 'ocasionales' (solo aguanta un metro hasta medio hora).

Pantalla grande, ande o no ande

La pantalla ha sido uno de los grandes puntos de debate del Xr. En lugar de una OLED, monta una LCD de menor resolución. Negar que una pantalla es peor que la otra sería una 'tecnofalacia'. De la misma manera que negar cuando pones una al lado de la otra hay diferencias. Pero la historia que hay que juzgar y tener en cuenta aquí es la experiencia de visionado.

La resolución de este terminal es de 828 por 1792 píxeles. Las cuentas dejan una densidad de pantalla de 326 píxeles por pulgada. En los modelos superiores esta cifra sube hasta 458. La diferencia es notable, pero personalmente creo que la LCD, a excepción de que seas un exquisito, es más que suficiente para el mayor número de los usuarios.

El iPhone Xr y el iPhone Xs Max. (Carmen Castellón)
El iPhone Xr y el iPhone Xs Max. (Carmen Castellón)

Es la misma que el iPhone 7 y el iPhone 8. Que podría ser mayor y llegar a Full HD por ese precio, es verdad. Pero también es honesto decir que no pasarás estrecheces visuales a la distancia que sueles mirar el teléfono. Si te acercas, tienes el ojo muy entrenado o amplias ciertas imágenes si notarás los píxeles en algunas ocasiones.

Fotos: Carmen Castellón.
Fotos: Carmen Castellón.

Por supuesto, si vienes de un 6 o un 6S (muchos de los que me han preguntado por la renovación de su terminal tenían este entre manos) te sentirás más que satisfecho. Las diferencias entre el OLED y el LCD se dejan notar también, en cierta medida, en el color. No hay que olvidar que el primero es tipo de panel orgánico y es capaz de apagar independientemente cada pixel. Sin embargo, la pantalla del Xr está bien calibrada, tiene buenos ángulos y brillos suficiente. ¿Qué la del Xs es mejor? Sí. Pero al final depende de lo que estés dispuesto a pagar y a renunciar.

Una de las cosas que te tendrás que olvidar es el 3D Touch, la tecnología por la que la pantalla es capaz de diferenciar entre un toque y una presión. En su lugar han implementado una respuesta háptica que te permite 'simular' esta acción por ejemplo en el menú rápido de ajustes o en las notificaciones.

Mismas tripas, misma potencia

El iPhone Xs Max y el iPhone Xr. (C.Castellón)
El iPhone Xs Max y el iPhone Xr. (C.Castellón)

En donde no ha discriminado Apple de ninguna forma a este iPhone 'asequible' es la mecánica del motor. Cuenta con el mismo procesador, el A12 Bionic, que se complementa con 3GB de memoria RAM. En este rango de precios podemos encontrar en Android mayores prestaciones en ese apartado, pero ese debate es estéril en este caso. No se puede medir por el mismo rasero porque, como hemos dicho en otras ocasiones, en este caso controlan los dos elementos de la ecuación: 'software' y 'hardware'. Y les permite optimizar todo mejor.

El A12 Bionic es razón suficiente para que descartes comprar el iPhone X del año pasado

Personalmente no he encontrado diferencias. He movido aplicaciones pesadas y juegos de varios tipos sin problema. El lanzamiento de la cámara es similar. Experiencia fluida en todos los casos, incluso cuando tienes muchas cosas abiertas en 'segundo plano'. Con el Face ID, tres cuartas partes de lo mismo. Misma fiabilidad que ya experimentamos con el sistema del iPhone Xs Max en nuestra prueba. Cabe decir, que la maquinaria del reconocimiento facial es igual que la del año pasado y ha sido mejorado por 'software'. En el apartado de la conectividad, cuenta con Wifi 802.11, bluetooht 5.0 y NFC (aunque ya sabemos que lo tienen restringido a los desarrolladores). También es compatible con la función de eSIM.

El iPhone Xr, de perfil. (C. Castellón)
El iPhone Xr, de perfil. (C. Castellón)

Donde hay diferencias es en el almacenamiento interno, algo que no resulta del todo baladí puesto que, como nos tiene acostumbrados, la manzana no deja ampliar por microSD. Aquí las configuraciones varían ligeramente. Hay versiones con 64, 128 y 256 gigas de memoria.

Una cámara...¿es suficiente?

El iPhone Xr solo tiene una cámara. (C. Castellón)
El iPhone Xr solo tiene una cámara. (C. Castellón)

Aquí el otro gran punto caliente de la 'review'. Al igual que el año pasado, el modelo más básico (en aquella ocasión, el iPhone 8) se queda con una sola cámara. Sin embargo, la situación no es equiparable. Porque, entre otras cosas, un solo sensor en este caso no supone quedarse sin modo retrato, que analizaremos más adelante.

En realidad la cámara principal es la misma. Un sensor de 12 megapíxeles, con apertura f/1.8, 26 milímetros, lente de 26 mm, píxeles de 1,4 micras de tamaño, estabilizador óptico y enfoque por detección de fase, así como Smart HDR. En vídeo comparten las misma virtudes, hasta 2160p. hasta 60 frames por segundo y 1080p hasta 260fps con grabación de sonido estéreo. La delantera por su parte cuenta con un sensor de 7 megapíxeles y f/2.2 de apertura.

Aquí tenéis unas imágenes tomadas en diferentes situaciones con este terminal:

Foto con el iPhone Xr. (M.MCI
Foto con el iPhone Xr. (M.MCI

Foto con el iPhone Xr. (M.MC)
Foto con el iPhone Xr. (M.MC)
Foto con el iPhone Xr. (M.MC)
Foto con el iPhone Xr. (M.MC)
Foto con el iPhone Xr. (M.MC)
Foto con el iPhone Xr. (M.MC)

Entonces, ¿qué perdemos con esta cámara frente a la cámara doble? Pues las dos grandes diferencias son: el 'modo retrato' y el zoom óptico de dos aumentos.

Modo retrato:

El iPhone Xs se apoya en el telefoto (el sensor secundario) para hacer el modo retrato. El Xr lo hace por 'software'. Cada uno tiene sus 'pros' y sus contras.

  • El Xr, por ejemplo, solo tiene tres modos de iluminación. En el caso de los modelos que tienen cámara doble también puedes hacer el recorte en color y en blanco y negro. La edición de la profundidad de campo (el desenfoque de la imagen) después de tomar la foto está disponible en ambos casos.
  • El iPhone Xs hace un encuadre más cerrado, mientras que el Xr hace el mismo encuadre que con la foto normal al utilizar el mismo objetivo. Siempre te puedes acercar si quieres tomar un plano más cerrado.
  • El iPhone Xs tiene un efecto 'bokeh' más suavizado en el fondo. El Xr funciona mejor en situaciones de poca luz.
  • Con la cámara dual puedes utilizar este modo también para capturar objetos o animales. En el Xr solo está disponible cuando detecta una cara. No hemos conseguido sacar una foto de espaldas.

Aquí tenéis varios disparos con el Xs Max y el Xr del que hemos dispuesto para esta prueba. En primer lugar, la foto del Xr y después la del Xs Max.

Modo retrato de noche

Zoom óptico versus digital:

El incluir una doble cámara en el caso del iPhone también tiene otra función. Ofrecer 'zoom óptico' de dos aumentos. Esto supone una menor distorsión de la imagen al tomar una fotografía de un detalle más lejano. Aquí hay un ejemplo en el que vemos como se ven más detalles en el disparo con zoom óptico que con zoom digital. Te da más versatilidad, sí. Pero lo cierto es que, a excepción que hagas mucho uso de ese modo (yo personalmente no lo hago) y seas muy exquisito con ese asunto, no lo echarás en falta. En mi caso al menos, no ha ocurrido así.

Toma con el iPhone Xr.(MC)
Toma con el iPhone Xr.(MC)

Foto con el XS Max. (M. MC)
Foto con el XS Max. (M. MC)

Autonomía

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

El Xs Max me dejó un buen sabor de boca en el tema de la autonomía. Pensé que no iba a ser superado fácilmente pero en estos primeros días con el XR me ha dejado una sensación excepcional, hasta el punto de pensar que es la manzana con más aguante del cesto. He conseguido más de doce horas sin tener que tirar al enchufe. Y el tiempo de pantalla ha superado las cinco horas holgadamente. Tiene una capacidad de 2.942 mAh. Puede parecer corta. El iPhone Xs Max aumenta hasta 3.174 mAh. La cuestión es que la eficiencia del A12 Bionic junto a una pantalla que no exige tantos recursos permiten alargar la vida útil a pesar de tener menos capacidad.

En el aspecto energético las quejas con Apple van por otro lado. El cargador sigue siendo el mismo que daban años atrás. Hay compatibilidad con carga rápida, pero hay que comprar accesorios adicionales para ello. Este es uno de los puntos que se deberían resolver con la próxima generación de iPhone.

Entonces, ¿qué hago?

El iPhone Xr. (C. Castellón)
El iPhone Xr. (C. Castellón)

Personalmente fui de los que pensé que el iPhone Xr quedaba mucho más atrás que el Xs y el Xs Max. Pero tiene una buena cámara con pocas renuncias, gran rendimiento y gran batería. Por tanto, cumple lo que para mí son los tres grandes pilares de cualquier móvil. Y lo hace a un precio bastante más barato que sus hermanos mayores. La versión básica parte de 859 euros (con 64 GB) frente a los 1159 euros del iPhone Xs y los 1259 del Xs Max. (128 GB).

Probablemente muchos estarán pensando que es un delirio gastarse ese dinero en un móvil. Otros no tendrán problema en soltar o financiar los 1600 euros que cuesta el modelo superior del Xs Max. Si existen esos teléfonos es porque se venden. Otros dirán que por estos precios encuentran mejores opciones en Android y cogerán una puerta giratoria para cambiar de sistema operativo. Y los hay que directamente pasan de los terminales de la manzana.

Pero sabemos como son los miembros de la engrosada parroquía de Apple. Saben lo que hay fuera. Saben de las comparativas. Pero ahí se quedan. Te hablan de la experiencia. Y muchos están convencidos de que lo pagan es lo que vale.

Apple ha creado un teléfono más accesible con renuncias digeribles dentro de su universo

El año pasado, con los iPhone X, la compañía descubrió que podía ganar más (aún) por sus terminales. De ahí, el iPhone Xs y el iPhone Xs Max. Pero también vió como se reducían el número de unidades que colocaba. Por eso crearon el iPhone Xr, un terminal alejado de la barrera de los mil euros, pero con algunas de las características principales (Face ID, pantalla sin marcos, procesador...) de los punta de lanza.

Si vienes de un iPhone 8, un iPhone 7 o alguno anterior, seguramente no encuentres ni una pega. El mayor problema que se le puede achacar es la pantalla. Es probable que también te hayas planteado comprar un iPhone X, que ha caído a precios similares. Si lo estás pensando, personalmente creo que es mejor inversión el Xr, por procesador y batería. La cámara está por delante de la de la anterior generación, a excepción de las ventajas derivadas del sensor doble. Por eso creo que este terminal tiene todo para ser el más vendido de Apple este año.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios