EL ROBOT ASPIRADOR ESPAÑOL

10 días con la Cecotec Conga 3490: el 'clon cañí' de la Roomba que friega y barre a la vez

El fabricante español ha lanzado un nuevo robot aspirador de alta gama que mejora en potencia, fregado y ahora permite control por voz. La marca vuelve a jugarsela al tándem calidad-precio

Foto: Conga 3490 Élite, el mejor robot aspirador con DNI español. (M. Mcloughlin)
Conga 3490 Élite, el mejor robot aspirador con DNI español. (M. Mcloughlin)

Si recientemente te ha rondado la cabeza la idea de hacerte con una Roomba (pronunciado 'rumba', como la de Peret), es probable que se haya cruzado una 'Conga' en tu camino. Suena a chiste malo, pero no. Ese es el nombre de unos de los robots aspiradores que más popularidad se ha granjeado en el mercado patrio en los últimos cursos. Ha llegado a estar como el producto más vendido en Amazon en nuestro país durante más de un año. Hay muchos que piensan que se trata de una alternativa 'low cost' ideada en el algún punto remoto de Asia, pero no. Su lugar de nacimiento es Quart de Poblet, donde se encuentra Cecotec. Se trata de un Xiaomi valenciano que dejó de fabricar los electrodomésticos de las promociones de los periódicos para dar forma a sus propios productos. Idean en España, fabrican en China. Y no solo con robots aspiradores. Tienen más de medio millar de productos en catálogo. Desde tostadoras, batidoras o sofás de masaje hasta clones de la Thermomix, aspiradores ciclónicos o patinetes eléctricos.

Aunque cualquiera de estos productos podría llamar nuestra atención, el que toca es el 'gadget' que les permitió vivir su particular momento de fama. El robot aspirador (y también friegasuelos) Conga de Cecotec. Concretamente su último modelo 3490 Élite, presentada el pasado mes de julio con otro modelo más asequible. Con ese apellido no es difícil intuir que es su modelo más 'premium'. Algo que en el caso del fabricante levantino se traduce en un precio de 399 euros. Un coste que les coloca bastante por debajo de rivales como Roborock (el que se las fabrica también a Xiaomi) o de la mencionada Roomba. He pasado diez días con ella dando buena cuenta de la suciedad y el polvo. Teniendo en cuenta que es verano y que me paso horas con las ventanas abiertas intentando crear corriente ha sido un buen momento para pasarle examen.

Cecotec Conga 3490 Élite. (M. Mcloughlin)
Cecotec Conga 3490 Élite. (M. Mcloughlin)

La Conga, en lo que se refiere al armazón, es como cualquier otro robot aspirador. Es circular. Ninguna diferencia significativa aquí. Prácticamente todos los aparatos del mercado son así. Hay alguna honrosa excepción, como la última generación de la Roomba, que han decidido en su S9+ hacer un diseño cuadrado con el fin de llegar a mejor las esquinas. Los rincones son los mayores enemigos de estos aparatos que tienen que pasar varias veces la zona para aspirar lo que haga falta. Incluso hay veces, las menos, que tienes que ir a rematar esa zona.

Este robot está rematado en plástico negro, con acabado 'glossy' en su parte superior, que remata con un extremo gris. Al loro con esto porque, aunque visualmente le dé un acabado llamativo, es cierto que cada vez que vayas a abrirlo tendrás que pasarle un trapito. Y el motivo no es otro que las huellas se quedan bastante marcadas. Es lo que pasa con este tipo de capas brillantes.

La parte superior está presidida por la joroba donde se 'refugia' el sistema de navegación láser, así como los dos botones para interactuar manualmente con la máquina. Uno para el encendido y otro para la vuelta a casa. El acceso al depósito, que recuerda al capó de un coche, es un mecanismo con una bisagra que se sitúa en esta misma zona. Esto facilita extraerlo cuando toca limpiar, ya que no hay que andar volteando la Conga ni nada.

Vista del sensor láser de la Conga 3490. (M. Mcloughlin)
Vista del sensor láser de la Conga 3490. (M. Mcloughlin)

En la zona inferior nos encontramos un cepillo central y otro en el lateral con tres pinceles que es el encargado de arrastrar la porquería de los bordes para que sea succionado por el de mayor tamaño. También encontramos las ruedas así como el sensor encargado de vigilar el desnivel. En los bordes nos encontramos las dos franjas metálicas para conectar con la base de carga. Una base de carga, por cierto, que me ha resultado peculiar: solo contacta por el lateral. En otros casos las ruedas se posan en una zona paralela al suelo, pero aquí nada de eso. Es más, la primera vez, cuando saqué de la caja el aparato y lo monté, no tenía muy claro si estaba cargando, porque no ningún clic ni nada similar que el contacto se ha realizado. Lo que me ha resultado curioso es cómo ejecuta la maniobra de aproximación, con sumo cuidado. Llega de frente y luego gira sobre sí misma para aparcar de culo.

Barrer y aspirar, al mismo tiempo

Este Conga cuenta con cuatro modos de limpieza. Barrer, aspirar, fregar y pasar la mopa. Yo englobaría los dos primeros en un mismo modo, que al final se trata de tragar lo que encuentres en el suelo. Cuenta con 2.300 pa de potencia. ¿Eso es mucho? Pues es ligeramente superior a la que ofrecen los Roborock, S5 y S6, modelos con los que el fabricante del robot aspirador de Xiaomi ha hecho su entrada oficial en Europa. Se maneja muy bien con todo tipo de restos. Incluso ha sido capaz de tener la fuerza suficiente como para 'tragar' un cable de carga del iPhone. Y eso que no estaba en medio de su camino, sino que lo pilló de refilón. El resultado fue que una vez lo agarró, el cable se quedó enrollado en el cepillo central.

En cuanto a las revoluciones, tenemos tres opciones. 'Turbo', 'Normal' y 'Eco'. No hace falta ser un premio Nobel para saber que el primero es el más potente, el segundo el estándar y el tercero el más modesto, aunque más silencioso. Lo cierto es que no ha llegado a reducir el ruido tanto como el Roborock S6 que probé recientemente pero también ha cumplido bastante. A mayor potencia, limpieza más profunda, pero más ruido y menos duración de la batería.

El modo que más se ajuste depende de las condiciones. Hay que partir de una cosa, un robot aspirador (y fregador, en este caso) no te librará de tener que coger ocasionalmente el mocho y la escoba. En mi caso, una vez a la semana. Y el resto de días, pues un repasito. Yo con el 'normal' me he manejado bien, a excepción de cuando he tenido que limpiar la alfombra del salón, que sí he tenido que tirar del 'turbo' para asegurarme de que no quedaba nada entre las hebras. El 'eco' sí que me ha resultado algo más corto y básico.

Hay que partir de una premisa: ningún robot aspirador hará que te olvides del mocho y la escoba

Obviamente, si tienes animales, muchas alfombras o moqueta, quizá debas meterle más potencia. ¿La batería? Prometen hasta 150 minutos de autonomía, que se recuperan en algo más de tres horas en la base. Todo depende del tamaño del piso y el poder de succión empleado. En mi caso, son 55 metros cuadrados y con el modo 'normal' y el 'eco' le ha bastado una carga. Con el 'turbo' ha sufrido más e incluso en una de ellas ha tenido que ir a la base, tomarse un descanso y retomar el trabajo.

Depósito mixto de la Conga 3490 Élite. (M. Mcloughlin)
Depósito mixto de la Conga 3490 Élite. (M. Mcloughlin)

El predecesor de este aparato, el Conga 3090, ya fregaba el suelo. Lo que ahora ocurre es que también se puede modular la cantidad de agua que suelta, pudiendo fijar tres niveles. Lo más interesante es que dispone de un depósito mixto. ¿Esto qué significa? Pues que puede cargar hasta 200 ml de agua y hasta 300 ml de residuo sólido (incluye también uno estándar, solo de sólido, de 500 ml de capacidad). Así puede aspirar y fregar al mismo tiempo.

Incluye un depósito mixto, suciedad y agua, que nos permite aspirar y fregar al mismo tiempo

Aquí han colocado el accesorio con el paño en el 'culo' del robot aspirador. De esta manera primero pasa el cepillo y traga lo que esté en el suelo y después ya humedece. Además hace varias pasadas, de manera que es capaz de dejar más limpio el azulejo o el parqué.

Es práctico porque de esta manera puedes programar las dos actividades sin tener que estar preocupado por cambiar el cajetín de la porquería por el del agua o tener que ponerle nada. Sin embargo, cabe decir que no hace milagros. Así que si lo que quieres es dejar el suelo bien finiquitado después de la fiesta o zafarrancho que organizaste en casa ayer, lo mejor es que primero des una pasada a toda potencia o con el programa 'Limpieza profunda' y luego ya le pidas que pase la fregona. Si no corres el riesgo (a mi me ha pasado un par de veces) que alguna miga o resto se le escape y se quede atrapado en la zona húmeda. Si lo utilizas sin agua, puedes utilizarlo a modo de mopa.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Pero ¿cómo se mueve este Conga 3490 Élite? Pues lo hace bastante bien. Tanto en condiciones de mucha luz como entornos a oscuras. Repite con el mismo sensor láser de cuatro puntos que le permite manejarse muy bien entre muebles y los diferentes obstáculos de casa. Sorprende que no conduzca al toque y la sutileza con la que bordea las paredes sin tener que chocarse contra ellas antes de cambiar de dirección.

Puede superar barreras de hasta 20 milímetros. De esta manera, aunque le ha pesado un poco el culo, ha podido subirse a la alfombra. Lo de pesarle el culo también lo he notado cuando tiene el tanque de líquidos a tope. Solo me he encontrado un caso en el que se haya quedado 'atascado' en mi casa. Ha sido en uno de esos cables gordos de regleta. Lo tenía relativamente descubierto y al intentar acceder a la zona que había hasta la pared encalló. La otra dificultad ha estado en los bajos de un armario, ya que parece detectar que no tiene suficiente espacio para pasar.

Una 'app' completa

La Conga, equipada para fregar. (M. Mcloughlin)
La Conga, equipada para fregar. (M. Mcloughlin)

La aplicación de Cecotec para esta Conga 3490 Élite está disponible tanto para Android como para iOS. He podido probarla en ambas plataformas y he de decir que mientras en el teléfono de Apple ha funcionado sin apenas ningún problema, con móviles equipados con la plataforma de Google sí que he tenido algún que otro contratiempo, tal como desconexiones puntuales o pérdida de mapas o programación.

La configuración es donde más quebraderos de cabeza he tenido. Hay que mencionar que los robots aspiradores Conga no son compatibles con redes wifi de 5Ghz, pero no te lo indican en ningún lado. Si tu móvil está conectado a una de estas, lo que ocurrirá es que el proceso de emparejamiento una y otra vez fallará. Por eso tienes que estar atento y cuidar que la conexión sea la correcta.

El proceso es el siguiente. Tienes que presionar los botones físicos, durante tres segundos, para iniciar. Te pedirá crear una cuenta, introducir la clave de internet y en ese momento se conectará a una red local creada por el robot aspirador para transmitirle esa información. Una vez realizada, se dedicará a emparejar la 'app' y la máquina. El mensaje que aparece es que en iOS tarda unos 90 segundos y en Android 120. "¡Y tres huevos duros!", que diría Pablo Iglesias. Me ha llevado en ambos casos más de 20 minutos largos.

Cecotec Conga 3490. (M. Mcloughlin)
Cecotec Conga 3490. (M. Mcloughlin)

La actual generación de la Conga, tanto este modelo como el de menores prestaciones, está preparada para funcionar con Google Home y Alexa. En ambos casos me ha costado varios intentos conseguir añadirlo a la aplicación de estos asistentes y sigo sin entender muy bien por qué. Tras recurrir a la homeopatía 'techie' (eso de apagar y encender o desenchufar el aparato) en una de esas le dio por sincronizarse. Los comandos los ha procesado mejor, en este caso, el asistente de Android. Eso sí, en alguna ocasión me ha deleitado reproduciéndome 'Conga' de Gloria Estefan.

Por lo demás, estamos ante una 'app' bastante completa. Cabe decir que es exclusiva para este modelo, aunque también hagan referencia a la 3290 y 3690. Esto ha generado cierto malestar entre la comunidad de usuarios, como se puede observar en la reseña de la 'app', que afean a la compañía que no haya actualizado la aplicación 3090 (el modelo de referencia anterior) con algunas de las mejoras implementadas en este caso.

La 'app' es bastante completa, pero los problemas de emparejamiento inicial son habituales

La aplicación nos permitirá varias cosas interesantes. Por una parte, mapear la casa en función de los espacios (nada más ponerla en marcha hará una 'tourné' completa de recocimiento), diferenciando entre el salón, de la cocina, del dormitorio o del baño. Nos permitirá establecer zonas restringidas o limitar la limpieza a un área concreta. Esto permitirá que si están viendo la tele tranquilamente puedas limpiar el resto de la casa sin que te interrumpa la serie de turno. La programación es otro de las funciones imprescindibles. De esta manera podrás fijar una rutina, sin tener que preocuparte de andar conectándote desde la oficina cuando quieras que se dé el paseíllo.

¿Es una buena opción?

Depósito estándar de la Cecotec Conga 3490. (M. Mcloughlin)
Depósito estándar de la Cecotec Conga 3490. (M. Mcloughlin)

La Conga 3490 supone un paso adelante bastante grande en el caso de Cecotec. No es una megaevolución, pero es un avance que hace que sea una alternativa muy atractiva a las Roborock, la Mi Vacuum o las Roomba. Obviamente jugársela a eso de la relación calidad-precio conlleva hacer algunos sacrificios. Por ejemplo, aquí nos encontramos con un solo cepillo central mientras que en las últimas Roomba de última generación tenemos dos.

Pero al final el bolsillo tira mucho. El precio de este modelo es 399 euros. No es la más barata, pero sí es la más asequible entre las que se venden como 'máquinas premium'. Es cierto que hay mejoras frente a la 3090 como puede ser el depósito mixto, el control por voz, los 2.300p. de potencia de succión frente a los 2.000 o la posibilidad de regular la intensidad del fregado. Pero no son tan significativas como para que jubiles el anterior modelo. Obviamente, si estás dudando entre una u otra, mi recomendación es que vayas a esta última versión.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios