sus dueños se están forrando con ella

Probamos TikTok, la 'app' que aman tus hijos, y ya sabemos por qué es tan adictiva

‘Playbacks’, realidad aumentada, pegatinas para gatos y la posibilidad de compartir los vídeos con tu reacción son algunas de las virtudes de esta red social china

Foto: (Foto: TikTok)
(Foto: TikTok)

Grabas un vídeo corto con tu teléfono móvil y le aplicas un filtro de color, para que parezca grabado hace cerca de un siglo o con una cámara Super-8. Y un efecto para que parezca que está lloviendo o que caen pétalos de rosa. Quizá no te gusten y prefieras poner un ‘sticker’ a la imagen. O incluso, si tienes un gato, jugar con su cara y añadirle una corona o unos ojos brillantes.

¿De qué estamos hablando? ¿De las ‘stories’ de Instagram? ¿De una nueva opción de los estados de WhatsApp? ¿Del resurgir de Snapchat? Podría parecerlo, pero en realidad es de una de las ‘apps’ estrella de este 2018. Es TikTok (iOS y Android), la aplicación más descargada en lo que va de año.

Nacida en China en 2016, lo que propone el servicio es algo que ya nos suena: publicar vídeos de 15 segundos de forma pública o privada, añadiéndoles filtros, pegatinas o sonidos. Sin embargo, va más allá: los vídeos se pueden ordenar y buscar mediante canales y tiene ciertas herramientas de edición y realidad aumentada. También, permite añadir clips de sonido; de hecho, triunfan los ‘playbacks’ de canciones de moda. En 2017, su desarrolladora, ByteDance, se hizo con la ‘startup’ Musical.ly (un servicio que triunfaba entre los adolescentes) y la fusionó con TikTok.

Si Snapchat arrasó en su momento y si hoy también lo hacen las ‘stories’ de Instagram, junto a los calcados estados de WhatsApp, parece normal que una aplicación de servicios similares haya tenido tanto éxito en 2018. Y con este éxito, le han salido competidores. El primero de ellos, Lasso. Desarrollado por Facebook (que ya posee WhatsApp e Instagram y que estuvo detrás de Snapchat), aunque no está disponible en todos los mercados, también graba vídeos de 15 segundos y permite usar numerosas canciones para acompañarlos. Además, también tiene etiquetas, para buscar y clasificar vídeos. Otros efectos que comparten son la cámara lenta o la rápida.

Mientras Lasso llega al resto del planeta, TikTok puede hacerse con más dispositivos: en junio ya eran más de 500 millones a nivel global, según la compañía. Nosotros la hemos probado para descubrir dónde reside su éxito. Y hay razones de sobra para que quieran plagiarla.

Primeros pasos en TikTok

Como hemos dicho, TikTok sirve para pubilcar vídeos cortos en los que mostrar tu mundo. Puede ser el paisaje que te rodea, un gag visual o un ‘playback’, modalidad esta última de las que más triunfan. Si solo quieres ver, no es necesario que te crees una cuenta. Una vez que la instales, lo primero que verás al abrirla son vídeos aleatorios, que podrás descartar desplazándolos hacia arriba para ver otros nuevos. Y sí, muy probablemente sea una sucesión de ‘playbacks’, pero también te encontrarás humor o ‘parkour’.

Imagen del primer vídeo que me apareció en TikTok tras instalarla, antes de crear un perfil.
Imagen del primer vídeo que me apareció en TikTok tras instalarla, antes de crear un perfil.

Pero para aprovechar todo el potencial de TikTok (comentar, darle a me gusta o conocer todas las opciones de compartir), no nos quedará más remedio que crearnos un perfil. Podemos registrarnos con nuestro número de teléfono, correo electrónico o cuenta de Facebook, Instagram, Twitter o Google.

Una vez hecho, podremos decidir si queremos un perfil público o privado y quién puede realizar determinadas acciones con los vídeos, si todo el mundo, los amigos o nadie: descargar, enviar comentarios, reaccionar a los vídeos… También, bloquear cuentas.

Grabamos el primer vídeo. Para ello, nos hemos ido al campo, con las ovejas, los caminos y las cercas de piedra. Quedarse con un efecto y un filtro es difícil, pero probamos el de pétalos de rosa que caen del cielo. Comenzamos a grabar a velocidad normal durante unos segundos (no podemos más de 15) y ya lo tenemos.

Pétalos sobre ovejas y piedras. Lleva el sonido ambiente
Pétalos sobre ovejas y piedras. Lleva el sonido ambiente

Al terminar, vamos a una pantalla parecida a la de Instagram antes de publicar una imagen. Ahí podemos escribir una descripción del vídeo, añadir ‘hashtags’ para clasificarlo y activar o desactivar comentarios. Le damos a publicar (se pueden compartir a la vez en Twitter) y dejamos que la viralidad haga de las suyas.

Al día siguiente estamos en una marcha solidaria contra el cáncer, con batucada incluida, y también aprovechamos para grabar un par de vídeos. En este caso, trasteamos solo con los filtros de color. En la pestaña del bocadillo cuadrado, abajo a la derecha, podemos ver a quién le han gustado nuestros vídeos y quién ha empezado a seguirnos. Esto nos recuerda a Instagram, pero TikTok añade algo más: los usuarios que han visitado nuestro perfil e incluyen las emisiones que hay en directo. Por lo que parece, el día después de comenzar a usar TikTok hubo bastantes visitas a mi perfil.

Imagen del segundo vídeo cuando le estaba poniendo las etiquetas.
Imagen del segundo vídeo cuando le estaba poniendo las etiquetas.

La variedad de filtros y ‘stickers’ es grande y es difícil elegir. Destaca la pestaña de gatos, que recuerdan a las partes de cuerpos de animales que podemos ponernos en otros servicios web. En este caso, tenemos, como ya hemos dicho antes, coronas y ojos brillantes, pero también sonrisas dignas del felino de Chesire que acompañaba a Alicia en la obra de Lewis Carroll.

A falta de gato, bueno es Google Imágenes para sonreír con los mininos.
A falta de gato, bueno es Google Imágenes para sonreír con los mininos.

Pero una de las aplicaciones más novedosas y que más gustarán a los fans es la pestaña de realidad aumentada, que nos permite añadir cacas, cerdos, hamburguesas u osos, cuyo tamaño y posición podemos variar con los dedos. ¿Te imaginas un vídeo con un oso bailarín y filtros frente a unas piedras? Es posible.

Viendo vídeos en TikTok

Quizá alguno de los vídeos te parezca muy divertido (el humor prima en TikTok). Si quieres conocer más sobre la persona o personas que están frente a la cámara, solo tienes que pulsar en el primer círculo que te aparece a la derecha: allí accederás a su perfil. El diseño de estos, que recuerda al de los perfiles de Instagram, incluye un botón de seguir, información biográfica y el número de fans que tiene.

También, se puede visitar su perfil de Instagram. Una de las primeras veces que abrimos la ‘app’ nos sale un vídeo del perfil de Maxx Ter Meulen, un joven residente en Platja d’Aro (Girona) que tiene 6.300 seguidores en Instagram, una cifra nada desdeñable, pero que se queda en poco con los 202.200 fans que sus ‘playbacks’ tienen en TikTok.

Debajo del círculo de perfil del que hablábamos, en la reproducción de vídeos, hay un corazón; al pulsarlo indicamos que nos gusta el vídeo, y la herramienta nos avisa de que veremos más vídeos como este. Si queremos escribir un comentario tan solo tendremos que pulsar el bocadillo de debajo. Hasta aquí, nada que no hayamos visto en las fotos o vídeos de Instagram. Sin embargo, justo después del bocadillo, está la opción de compartir.

Aquí, las posibilidades se multiplican: están las opciones para compartir en un mensaje privado de TikTok y en WhatsApp, Facebook o incluso a través de SMS. En la fila de abajo, nos permite mucho más: por ejemplo, guardar el vídeo en una carpeta interna de nuestro dispositivo (cuando termine, nos avisará de en cuál está). También, compartirlo como GIF o marcarlo como no interesante (y que nos salgan menos vídeos como ese en el ‘feed’). Y hay más opciones, que comentaremos más adelante.

Una forma de bucear por el contenido es a través de las canciones que suenan. Siguiendo con el ejemplo de Maxx, en uno de sus vídeos sonaba el ‘Stand By Me’, de Ben. E King. Para ver qué más vídeos han usado esta canción, tan solo tendrás que pulsar en el disco giratorio que aparece abajo a la derecha, junto a unas notas musicales que se desvanecen. Ahí podrás disfrutar de todos los vídeos que se han grabado con este clásico e incluso guardar el enlace en favoritos para no perderte ninguno.

Por ejemplo, con este tema hay muchos vídeos de un #jacketchallenge, personas que se bajan la cremallera de una y otra chaqueta sobre su cuerpo, aprovechando un raspado que se escucha al comienzo de la canción. Hay quien le añade un toque a un vaso de cristal, como el tintineo que también se escucha en esos primeros segundos:

Otra forma de navegar por los vídeos es buscar un ‘hashtag’, como hacemos en Instagram. Dependiendo de su popularidad, nos podemos pasar horas y horas viendo contenido. Los hay tan populares como #sleepyday, un recopilatorio de lentos despertares o #mideportefavorito, cuyo nombre lo dice todo. También hay quien se pinta la cara con alimentos y lo cuenta (#maquillajedecomida) o quien sube sus 15 segundos de fama a #cámaralenta.

Etiquetas populares en TikTok.
Etiquetas populares en TikTok.

Reactions

Si la realidad aumentada llama la atención, Reactions no lo hace menos. Consiste en grabarnos mientras nos reímos, nos burlamos o imitamos uno de los vídeos ya subidos:

Para publicar Reactions, nos iremos al botón de compartir. En la segunda fila, casi al final, está la opción ‘Reaccionar’. Pulsamos y el vídeo se cargará con la cámara (podremos usar cualquiera de ellas); el equipo de la ‘app’ recomienda usar cascos y micro para grabar nuestra reacción, que podrá ser a cámara lenta o rápida y a la que podremos añadir filtros o efectos. El rectángulo en el que aparezcamos se puede colocar en cualquier lugar de la imagen con tan solo pulsar y arrastrar.

Una opción parecida a Reactions es Duo, que permite grabarnos poniendo en un lateral el vídeo original. También se acceder mediante el botón de compartir. De nuevo, podemos añadir filtros y efectos y usar la cámara lenta o rápida. Luego, solo queda publicar o enviar.

Desintoxicación digital

Una de las opciones más atractivas y novedosas de TikTok es la que llaman desintoxicación digital. A ella se accede a través del menú de ajustes. Consiste en gestionar el tiempo de uso de la aplicación y activar un modo restringido, en el que solo se mostrarán los vídeos aptos para todos los públicos.

La primera vez que accedas a este modo deberás generar una contraseña de cuatro cifras con una duración de 30 días, que tras su fin deberás generar de nuevo. Una vez hecho, podrás activar las diferentes opciones de este menú. En el caso de la gestión del tiempo en pantalla, se limita el uso de la ‘app’ a dos horas al día; si quisieras usarla más minutos, deberías introducir la contraseña.

En definitiva, muchos filtros y ‘stickers’ junto a novedosas formas para reaccionar o replicar los vídeos son las claves del éxito de los vídeos cortos de TikTok. Las opciones Duo y Reaccionar permiten a la ‘app’ ir más allá que Instagram y convertirla en un paraíso para imitaciones, retos y memes. Y no olvidemos la realidad aumentada, que eleva a otro nivel la ya habitual rutina de difundir vídeos cortos. Habrá que ver si Lasso y las novedades que traigan los gigantes ya consolidados consiguen batirla, pero TikTok tiene muchas razones para conquistar a un público muy joven con ganas de compartir.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios