Es noticia
Menú
Las iniciativas que están ayudando a 'empezar de cero' a los refugiados ucranianos en España
  1. Sociedad
día mundial del refugiado

Las iniciativas que están ayudando a 'empezar de cero' a los refugiados ucranianos en España

Tras la invasión rusa, miles de ciudadanos han buscado refugio en nuestro país. Diferentes organizaciones públicas y privadas han unido esfuerzos para ofrecer alojamiento, formación y ayudas económicas a estas personas

Foto: Escuela Infantil de la Ciudad Financiera Grupo Santander. Autor: Sergio González.
Escuela Infantil de la Ciudad Financiera Grupo Santander. Autor: Sergio González.

Tras la invasión rusa, la llegada a España de refugiados de Ucrania despertó la solidaridad de miles de personas. Un ‘boom’ de huidas que la ONU catalogó como la mayor crisis de refugiados de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. A día de hoy, más de seis millones de ucranianos han abandonado su país desde febrero; casi cinco han buscado refugio en algún país europeo, y de ellos, más de tres cuentan ya con protección temporal en los lugares de acogida, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Los países miembros firmaron un acuerdo tres semanas después del estallido de la guerra con el objetivo de facilitarles un permiso de residencia, acceso al mercado laboral, a la vivienda y asistencia médica por un periodo de hasta tres años. Afortunadamente, la ola de acciones para ofrecer un techo a estas personas no tardó en llegar a nuestro país: desde los centros de acogida habilitados por el Gobierno, hasta los hogares ofrecidos por empresas privadas como Banco Santander, las ONG, hasta ciudadanos de a pie abriendo las puertas de sus hogares.

Desde el pasado mes de marzo, la entidad habilitó un hotel (El Solaruco) situado en el interior de su Ciudad Financiera para dar cobijo a 200 personas, entre ellas, unos 25 niños enfermos de cáncer y otras patologías que han sido trasladados a España para continuar con sus tratamientos. La colaboración, en este sentido, ha sido primordial: el banco contrató un vuelo de Iberia en marzo en coordinación con la Embajada de España en Polonia, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones español, así como distintas ONG para agilizar el traslado. Para todo ello, Santander asumió, desde el principio, los gastos derivados de esta acogida que ascienden a más de un millón de euros.

“Hemos impartido clases de español presenciales donde a través de plantillas hemos enseñado el vocabulario más básico a los más pequeños"

“Cuando miro atrás, recuerdo mucho dolor, incertidumbre y sufrimiento. Hemos tenido que abandonar nuestros queridos hogares, nuestra Ucrania. Todos nos están ayudando mucho, por lo que solo podríamos dar las gracias”, cuenta Anastasiia, una de las refugiadas que, junto a su sobrino pequeño, se ha alojado en El Solaruco.

placeholder Anastasiia Hrynzovska, refugiada ucraniana. Autor: Sergio González.
Anastasiia Hrynzovska, refugiada ucraniana. Autor: Sergio González.

Así, en apenas 48 horas y tras redoblar esfuerzos, todo estaba listo para su llegada: la antigua sala de billares del hotel fue convertida en un espacio de juegos infantiles con consolas, pelotas y colchonetas. Para conseguir todo esto, la entidad financiera ha contado con la ayuda de cerca de 300 voluntarios que han dedicado 750 horas de su tiempo para impulsar, participar y guiar a las familias refugiadas en las distintas actividades que se han realizado en colaboración con otras organizaciones sin ánimo de lucro como CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado), Fundación Aladina o Cruz Roja para intentar que todos se sintieran como en casa. Los más pequeños han estado acudiendo a la Escuela Infantil de la Ciudad Financiera del Grupo Santander, mientras que los más mayores han seguido sus clases en Ucrania a través de internet.

placeholder Mural elaborado por los refugiados ucranianos más pequeños alojados en la Ciudad Financiera Grupo Santander. Sergio González.
Mural elaborado por los refugiados ucranianos más pequeños alojados en la Ciudad Financiera Grupo Santander. Sergio González.

Porque aparte de los juegos y el propio acogimiento, la educación ha sido otro de los focos principales en El Solaruco. Son muchos los jóvenes y adultos ucranianos que han llegado a España sin conocer el idioma; y esto supone un gran problema para su integración. “Hemos impartido clases de español presenciales, donde a través de plantillas les hemos enseñado el vocabulario más básico, así como expresiones para que puedan utilizar en su día a día”, comentan algunos voluntarios como Inés Ruiz de la Cuesta.

Para construir el material didáctico de los más pequeños, Cruz Roja elaboró más de 1.000 fichas con palabras básicas en español y ucraniano para que los refugiados de entre tres y diez años pudieran completarlas y colorearlas. Un material que, de hecho, la ONG también ha utilizado para impartir clases de español en sus nueve centros repartidos por la Comunidad de Madrid.

placeholder La voluntaria de Santander, Inés Ruíz de la Cuesta, impartiendo clases de español. Autor: Sergio González.
La voluntaria de Santander, Inés Ruíz de la Cuesta, impartiendo clases de español. Autor: Sergio González.

Más formación y trabajo

Belén Sánchez, directora de Servicios Generales de la Ciudad Financiera del Grupo Santander, defiende que es el momento de dar el siguiente paso: “Muchas de las familias están pensando en su futuro más inmediato. Algunas nos están pidiendo volver a Ucrania y otras nos están diciendo que se quieren quedar en España. Hay que buscar pisos, hay que buscar familias de acogida, y Banco Santander va a ayudarles en todo lo que podamos”.

La lengua es, precisamente, uno de los frenos principales para los refugiados ucranianos a la hora de buscar trabajo. Por eso, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), además de ofrecer de forma gratuita cursos de idioma 'online' de la mano de aliados como la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) o Microsoft, ha puesto en marcha junto a algunas entidades privadas como Universia, Adecco o Mapfre la plataforma digital de empleo 'Empresas por Ucrania'. De esta manera, las compañías interesadas podrán publicar en ella ofertas concretas dirigidas a los ucranianos.

La plataforma digital de empleo 'Empresas por Ucrania' ya incluye más de 900 empresas que ofrecen alrededor de 3.100 ofertas de trabajo

Tras tres meses de funcionamiento, ya incluye más de 900 empresas que ofrecen alrededor de 3.100 ofertas de trabajo repartidas por todo el país y para cualquier perfil. Además, según señala la patronal, el proyecto no para de crecer: suma cada semana unas 50 nuevas compañías y recibe cerca de 200 vacantes, la mayoría relacionadas con empleos de alto contenido tecnológico, del ámbito de la sanidad, los servicios sociales, el turismo y la comunicación. Para darla a conocer, tanto por canales telemáticos como presenciales, la CEOE está instalando puntos de información en diferentes lugares de la geografía española. Hasta ahora, ya ha puesto en funcionamiento cuatro 'stands' en Madrid, Barcelona, Alicante y Málaga.

Todas estas iniciativas están siendo esenciales para facilitarles el camino, aunque también son de suma importancia las ayudas económicas. Por eso, desde Banco Santander se hizo una donación inicial de un millón de euros a Cruz Roja y Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados. y continuó igualando las donaciones adicionales de sus empleados en los distintos países. En un corto espacio de tiempo, las donaciones entre clientes y empleados de la entidad superó los 10 millones de euros.

Al mismo tiempo, desde Fundación Banco Santander se ha impulsado una edición especial de Santander Ayuda para ofrecer apoyo a las ONG para el desarrollo de proyectos de atención a la infancia y la adolescencia ucraniana refugiada en España. En total, se han destinado 250.000 euros a 11 organizaciones de pequeña y mediana envergadura que están trabajando con este colectivo y que cuentan con menos recursos e infraestructura.

*Descubre todas las iniciativas de Banco Santander para ayudar al pueblo ucraniano.

Tras la invasión rusa, la llegada a España de refugiados de Ucrania despertó la solidaridad de miles de personas. Un ‘boom’ de huidas que la ONU catalogó como la mayor crisis de refugiados de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. A día de hoy, más de seis millones de ucranianos han abandonado su país desde febrero; casi cinco han buscado refugio en algún país europeo, y de ellos, más de tres cuentan ya con protección temporal en los lugares de acogida, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

ECBrands Ucrania