DIRECTIVOS POR LA ECONOMíA CIRCULAR

Rodríguez (Euromadi): "La sostenibilidad es un factor clave a la hora de comprar"

Jaime Rodríguez Bertiz es el presidente del Grupo Euromadi, una central de compras en la que confían más de 130 distribuidores para negociar los productos que luego ofrecen a sus consumidores

Foto: Jaime Rodríguez Bertiz, presidente del Grupo Euromadi.
Jaime Rodríguez Bertiz, presidente del Grupo Euromadi.

Un total de 133 empresas como Alcampo, Covirán o Supersol trabajan con Grupo Euromadi, una central de compras dedicada al mundo de la alimentación y la droguería. Se prevé que los supermercados asociados al grupo cierren 2019 con una facturación conjunta de 21.500 millones de euros, lo que supondría un incremento del 11% gracias, en parte, a la incorporación de nuevos socios, entre ellos, la cadena Makro. Este ‘gigante’ del mundo de la alimentación y droguería suma ya más de 16.000 puntos de venta en España, tras 25 años de historia que le han permitido consolidarse no solo dentro de nuestras fronteras sino también en Europa, siendo fieles a su modelo comercial basado en la apuesta por la marca de fabricante por encima de la marca blanca. Jaime Rodríguez Bertiz es su presidente y participa en el ciclo ‘Directivos por la economía circular’ para ofrecer su visión sobre la importancia del sector de la alimentación en la lucha contra el cambio climático.

PREGUNTA. Usted lleva media vida dedicado a este sector, ¿cómo ha ido evolucionando la relación con el consumidor durante estos años?

RESPUESTA. En mis 40 años de experiencia en el sector, he visto evolucionar al consumidor de ser un mero espectador, cuyo acto de compra respondía principalmente a una necesidad primaria, a convertirse en un experto comprador —muy informado e interconectado— que sabe lo que quiere, busca experiencias de compra satisfactorias en los puntos de venta, se preocupa por lo que consume e incluso por cómo se produce. Precisamente, para muchos consumidores la sostenibilidad es un factor clave en su decisión de compra. Según el reciente informe 'Otro consumo para un futuro mejor', publicado conjuntamente por la OCU y la organización sin ánimo de lucro NESI, el 73% de los españoles hace sus compras teniendo en cuenta motivos éticos o de sostenibilidad. Se trata de personas concienciadas con la manera de consumir, que valoran múltiples aspectos. Las empresas, los gobiernos y los ciudadanos, en general, no podemos fallar.

"Según un informe reciente, el 73% de los españoles hace sus compras teniendo en cuenta motivos éticos o de sostenibilidad"

P. En su vida personal, ¿cuándo fue consciente de la necesidad de reciclar para cuidar el medioambiente?

R. Como miembro del consejo de Ecoembes, desde hace ya muchos años, estoy muy concienciado con la necesidad de reciclar e implementar soluciones de economía circular. Creo que cuidar el planeta es fundamental para el bienestar de las futuras generaciones y es responsabilidad de todos, como individuos en nuestro día a día y también como miembros de otras organizaciones. En Euromadi, le damos un papel fundamental a la sostenibilidad en todas las decisiones que tomamos como grupo.

P. Tras 25 años de trayectoria empresarial, Euromadi es un grupo consolidado, ¿cómo está trabajando para avanzar hacia una economía circular?

R. Desde la central, nuestro objetivo es facilitar las mejores prestaciones a nuestros asociados negociando acuerdos con proveedores específicos de distintos sectores como el industrial, energético, tecnológico o automovilístico, primando soluciones y proyectos que potencien la economía circular. Ponemos a disposición de los asociados opciones como, por ejemplo, el uso de iluminación led en los establecimientos; la conversión de centrales y arcones de frío en modelos sostenibles; la reducción del uso de bolsas de plástico facilitando alternativas sostenibles, biodegradables, reciclables o reutilizables; servicios para la optimización de la gestión de residuos; el impulso de soluciones de movilidad sostenibles; la instalación de placas fotovoltaicas para fomentar un uso de la energía más eficiente, etc.

P. Entre las medidas medioambientales, en 2018, se refleja la optimización de la gestión de residuos, ¿cómo lo han implementado?

R. Desde Euromadi, ponemos a disposición de nuestros asociados distintos servicios de valor añadido para responder a sus necesidades, como la gestión eficiente de residuos. Estamos en permanente contacto con los asociados y sabemos que optimizar la gestión de residuos es una prioridad para el sector. Negociamos con proveedores específicos y ponemos a disposición de los asociados múltiples opciones para que cada vez tengan un papel más activo en cuestiones de reciclaje.

"Los plásticos que se utilizan son, cada vez más, reciclados y la tendencia será sustituirlos poco a poco por otro tipo de productos"

P. Ha dicho anteriormente que es miembro del consejo de administración de Ecoembes desde hace muchos años. Es una organización sin ánimo de lucro que se debe a la sociedad. ¿Cuáles son sus políticas de transparencia?

R. La transparencia es uno de los principales pilares de la estrategia de responsabilidad social corporativa (RSC) de Ecoembes. Se trata de una organización que facilita un servicio público con un propósito 100% ambiental cuyo modelo se basa en la colaboración y la corresponsabilidad. Esto hace que sea imprescindible con todos los actores implicados en el sistema de reciclaje la total transparencia y diálogo constante que ayude a mantener relaciones de confianza. Cabe destacar, por ejemplo, que todos los datos de la organización están auditados por terceros independientes y que cualquier persona u organismo puede acceder a ellos 'online', sin limitaciones. La transparencia es imprescindible en la actividad de Ecoembes, por ello, los órganos de gobierno velan por la trazabilidad real de los datos. Además, la creación de nuevos espacios de debate, como el Panel de Transparencia y escucha activa, propician la puesta en común y reflexión sobre cuestiones de sostenibilidad y gestión de residuos.

P. Las últimas cifras de reciclaje en envases y papel han sido históricas desde que hay registros, ¿qué queda por hacer en este sentido?

R. Como miembro de Ecoembes, me siento muy orgulloso de pertenecer a una organización responsable con el medio ambiente y con la sociedad y cuyo objetivo principal es coordinar a todos los participantes en el proceso de reciclaje (ciudadanos, ayuntamientos y empresas). La función de Ecoembes es hacer que todo el sistema que hay detrás del reciclaje de envases domésticos sea lo más eficiente posible. Los datos de reciclaje recogidos han sido excelentes, actualmente son reciclados el 78,8% de los envases que se ponen en el mercado y, según pronostica la organización, el objetivo de Ecoembes es llegar al 80% en el año 2020. Ecoembes ha sabido sensibilizar a la población en cuestiones de reciclaje, promoviendo un modelo de economía circular en el que los residuos pasan a considerarse recursos.

P. ¿Qué peso y qué protagonismo tiene el sector de la alimentación en España en el avance hacia la economía circular? ¿A qué retos se enfrenta?

R. Según los datos de Eurostat, España es el sexto país de 28 miembros de la UE donde más se reciclan los envases —un 70,3%—, por delante incluso de Noruega, Suecia, Austria o Finlandia. A pesar de estos buenos resultados, no podemos dejar de seguir luchando por el medioambiente y seguir igual de comprometidos como hasta ahora, porque así nos lo exigen la sociedad y el planeta. El sector de la alimentación es uno de los motores de la economía de nuestro país y al mismo tiempo se trata de uno de los grandes generadores de residuos, por ello, el reciclaje está tomando cada día mayor relevancia. Estamos avanzando hacia un nuevo modelo donde la economía circular definirá nuestra actividad. La eficiencia en el uso de los recursos es una necesidad, no una alternativa.

Jaime Rodríguez Bertiz, presidente de Euromadi.
Jaime Rodríguez Bertiz, presidente de Euromadi.

P. Una de las mayores críticas a los supermercados es la utilización de envasados de plástico. En su opinión, ¿cuál cree que sería la solución?

R. La apuesta por la innovación es uno de los pilares del avance del sector de la alimentación. Se están desarrollando diferentes tipos de envases con distintos materiales, no únicamente plástico, estudiando que se puedan reciclar, que sean biodegradables, etc. Los plásticos que se utilizan son, cada vez más, reciclados y la tendencia será sustituirlos poco a poco por otro tipo de productos que garanticen la durabilidad de los alimentos y sus propiedades organolépticas.

P. Volviendo a Euromadi, recientemente han lanzado dos 'apps' para ofrecer información nutricional de sus productos, ¿han pensado también en facilitar al consumidor más información en el etiquetado para ayudarle a reciclar mejor?

R. Efectivamente, desde Euromadi, queremos promover el reciclaje y una de las mejores formas de hacerlo es informar a los consumidores mediante el etiquetado y 'packaging' del producto. Actualmente, en la práctica totalidad de nuestros productos se pueden encontrar los pictogramas de reciclaje.

P. El plan estratégico de Euromadi 2016-2020 incluía 18 grandes proyectos. ¿Nos puede hablar de aquellos que tengan que ver con la sostenibilidad?

R. Los criterios de sostenibilidad, respeto medioambiental, trazabilidad y calidad forman parte de nuestro ADN empresarial. Por ello, uno de los proyectos enmarcados dentro de nuestra estrategia 2016-2020 es la sanificación de los productos de marca propia. Estamos trabajando en la reformulación de las referencias de alimentación para hacerlas más saludables, teniendo en cuenta criterios de sostenibilidad. Además, estamos impulsando la mejora de envases, promoviendo el uso de materiales más respetuosos con el medio ambiente, mejorando los servicios de gestión de residuos, etc.

R. ¿Cree que se está haciendo suficiente para luchar contra el desperdicio alimentario en el sector de la alimentación o nos queda mucho camino por recorrer?

R. El desperdicio alimentario supone para las empresas de distribución entre el 0,2% y un 1% del producto comercializado. Esta pérdida económica presenta un importante impacto medioambiental desde el mismo origen de la producción de alimentos, por lo que es preciso trabajar de forma coordinada con el resto de actores de la cadena agroalimentaria para introducir mejoras encaminadas a reducir el desperdicio alimentario. Además, muchos supermercados están implementando políticas de aprovechamiento de los alimentos que todavía no han caducado, pero no pueden estar a la venta, cediéndolos a organizaciones que ayudan a personas en riesgo de exclusión social.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios