Adif omitió "cautelas elementales" en el tramo Orense-Santiago, según el juez
  1. Sociedad
imputados los reponsables de seguridad

Adif omitió "cautelas elementales" en el tramo Orense-Santiago, según el juez

Los responsables de Adif y Renfe han sido imputados con un auto hecho público en la tarde de este martes.

placeholder Foto: Adif y Renfe explican en el Congreso el accidente de tren de Santiago. (EFE)
Adif y Renfe explican en el Congreso el accidente de tren de Santiago. (EFE)

En el accidente de Santiago de Compostela hubo "una ausencia de cautelas elementales" por parte de quien tiene que garantizar la seguridad en las vías de ferrocarril. Así justifica Luis Aláez,juez instructor del descarrilamiento del Alvia del pasado 24 de julio, la imputación de los responsables de seguridad deAdif enun auto hecho público en la tarde de este martes.

El documento judicial admite la clara responsabilidad del maquinista y también imputado, Francisco José Garzón,en el accidente, que causó 79 muertos. Sin embargo, introduce otros matices. Lo que Aláez pone en duda es si las dos operadoras han seguido todas las pautas necesarias para "garantizar de forma segura y eficiente" la circulación.

La curva

El auto recorre paso a paso el trazado. El accidente se produjo en la curva del barrio de Angrois, en una zona de transición hacia la estación de Santiago que llega después de 4.379 metros de una víarecta. Esa circunstancia hace que la zona sea "de peligro para la circulación y, consiguientemente, para la vida",por lo que el magistrado ha pedido que se aporten todos los informes previos al establecimiento del trazado.

El juez encargado de investigar el accidente del Alvia siniestrado en Santiago de Compostela el pasado 24 de julio, Luis Aláez (2i). (EFE)Es la falta del adecuado sistema de seguridad, sin embargo, lo que aumenta la peligrosidad del trazado, comotambién resaltaron los expertos consultados poreste periódico: "El ASFA [sistema instalado en la mayoría de la red ferroviaria española]sólo actuaba cuando se superanlos 200 kilómetros por hora", recuerda el juez, mientras que "el hombre muerto no sirve para prevenir una conducción desatenta a la señalización". Este sistema obliga, "de forma rutinaria", según el juez,a que el maquinista dé una señal de su presencia activa en la cabina durante el trayecto.

Señalización inadecuada

Ante la "inoperatividad funcional" de estos sistemas, las señales a lo largo del recorrido son otro punto clave del auto. El peligro de esa curva, según el magistrado, no es señalado como debería.La señal de cambio de velocidad máxima a 80 kilómetros por hora se ubica entre 200 y 300 metros antes de la curva, una distancia "insuficiente para evitar los resultados de muerte o lesiones" que puedan derivar de un error humano.Lo mismo ocurre con la señalización de entrada en la curva de Santiago: "Su finalidad no es en algún modo advertir del peligro de la curva", asegura el auto.

Por esto, la imputación se justifica con la "omisión" por parte de los responsables de Adif y Renfe, una falta que "habría evitado, con una probabilidad rayana en la certeza" los hechos que, a cambio, ocurrieron.

"La imputación de los responsables de seguridad en accidentes con víctimas es algo absolutamente ordinario", ha señalado a este diario, por su parte, un portavoz de Adif. La operadora, que acepta la decisión y apoyará todas las siguientes que el juez tome, señala además que su equipo jurídico está trabajando para determinar quién tendrá que presentarse en el Juzgado nº 3 de Santiago de Compostela.

Por el momento, el juez ha escuchado también los testimonios de los vecinos de Angrois y del interventor del tren accidentado, que llamó al maquinista dos minutos antes del descarrilamiento. Los nombres de los responsables de seguridad de Adif serán, después de Garzón, los primeros nuevos imputados en el caso.

Renfe Accidente tren Santiago Adif
El redactor recomienda