Es noticia
Menú
"Primero se pregunta, luego se dispara": las llamadas entre rusos captadas por los espías alemanes
  1. Mundo
  2. Europa
Según publica el semanario 'Der Spiegel'

"Primero se pregunta, luego se dispara": las llamadas entre rusos captadas por los espías alemanes

Las grabaciones fueron presentadas en el Parlamento alemán, asegura 'Spiegel', y permitirían probar que los disparos a civiles formaban parte de la estrategia de Rusia en la invasión de Alemania

Foto: Una mujer asesinada en Bucha. (EFE/EPA/Roman Pilipey)
Una mujer asesinada en Bucha. (EFE/EPA/Roman Pilipey)

"Primero se pregunta a los civiles, luego se les dispara", afirma un soldado ruso en una grabación. Otro le cuenta a su interlocutor cómo ha disparado a una persona que iba en bicicleta. Estas conversaciones, relatadas con la poca sorpresa de un acto cotidiano, han sido algunos de los audios que el espionaje alemán grabó entre soldados rusos en Ucrania y que, presuntamente, prueban que los disparos a civiles formaban parte de la estrategia de guerra de Rusia en ese país, según ha informado este jueves el semanario 'Der Spiegel'.

El BND (siglas en alemán de los servicios de espionaje federales) captó conversaciones de radio entre militares rusos en las que se mencionaba la muerte de civiles y 'Der Spiegel' asegura que algunas de ellas se pueden relacionar con los casos de civiles encontrados muertos en las calles de Bucha, cerca de Kiev, tras la retirada de las tropas rusas que habían ocupado la zona.

Foto: Vitaly, agente de policía militar, entra en una de las casas utilizadas por los rusos como cuartel en Borodyanka. (Alicia Alamillos)

Un soldado cuenta a otro en una de esas grabaciones cómo él y otros soldados habían disparado a una persona en una bicicleta; en otra conversación captada por el BND se escucha a un hombre que afirma que "primero se pregunta a los civiles, luego se les dispara".

El semanario alemán afirma que las grabaciones fueron presentadas este miércoles en el Parlamento alemán y que del material del BND se deduce que en las muertes de civiles en Ucrania estuvieron involucrados miembros del Grupo Wagner, que "destacó ya en su intervención en Siria por su crueldad especial".

Foto: El ciclista al que Rusia disparó desde sus tanques en Bucha

'Der Spiegel', que no revele las fuentes de las que ha obtenido la información, informa de que las escuchas del BND permiten demostrar que los disparos a civiles no era acciones aisladas de algunos soldados y que dan testimonio de que las tropas rusas conversaban sobre los actos cometidos de manera cotidiana.

"Eso apunta a que los asesinatos de civiles eran parte de la acción de los militares rusos, posiblemente parte de una estrategia clara. Se trata así de propagar el miedo y el terror entre la población civil para eliminar su resistencia", asegura la publicación.

Testimonios de crímenes de guerra

Amnistía Internacional (AI) ha revelado que ha reunido testimonios de personas que presenciaron o han tenido conocimiento directo de ejecuciones de civiles y "asesinatos deliberados" perpetrados por las tropas rusas en Ucrania, episodios que urge a investigar como probables "crímenes de guerra".

Investigadores de la organización en favor de los derechos humanos han entrevistado a más de 20 residentes en poblaciones cercanas a Kiev tras la retirada de las tropas rusas que han descrito reiteradas escenas de abusos y "violencia ilegal". AI asegura además que posee "evidencias" de matanzas indiscriminadas de civiles en ataques contra Járkov y la región de Sumy, ha documentado un ataque aéreo que mató a personas que hacían cola para obtener alimentos en Chernígov, así como relatos de civiles viviendo bajo asedio en Járkov, Izium y Mariúpol.

Foto: Un cartel en una manifestación en Alemania dice 'La maldición de Putin empezó en Siria'. (EFE/ Leonhard Simon)

Una mujer de 46 años de Bohdanivka, al este de Kiev, relató a Amnistía Internacional cómo los soldados rusos entraron en ese pueblo entre el 7 y el 8 de marzo. La noche del 9 de marzo, escuchó disparos contra las ventanas de la planta baja de su casa. Ella y su marido gritaron que eran civiles desarmados. Cuando descendieron junto con su hija de 10 años y su suegra, dos soldados rusos les empujaron al interior de una habitación con la caldera de la calefacción.

"Le preguntaron a mi marido si tenía cigarrillos. Les dijo que no. Le dispararon en el brazo derecho. El otro dijo 'acaba con él' y le dispararon en la cabeza"

"Nos forzaron a meternos dentro y dieron un portazo. Solo un minuto después, abrieron la puerta y le preguntaron a mi marido si tenía cigarrillos. Les dijo que no, no había fumado durante dos semanas. Le dispararon en el brazo derecho. El otro dijo 'acaba con él' y le dispararon en la cabeza", describió.

"No murió en el acto. Desde las 9.30 de la noche hasta las 4 de la madrugada todavía respiraba, aunque no estaba consciente. Le supliqué... 'Si puedes oírme, por favor mueve un dedo'. No lo movió, pero puse su mano sobre mi rodilla y apretó. La sangre corría", continuó la mujer. "Cuando respiró su último aliento, me giré hacia mi hija y le dije: 'Parece que papá ha muerto'", explicó. Los investigadores de AI hablaron con uno de los vecinos de esa mujer, que vio cómo soldados rusos entraban en la casa aquella noche y confirmó que vio el cuerpo del marido desplomado en una esquina.

Kateryna Tkachova, de 18 años, estaba en la localidad de Vorzel el 3 de marzo, cuando tanques marcados con la letra "Z" aparecieron en su calle. Su madre y su padre salieron al exterior desde el sótano donde estaban todos escondidos, pidiendo a su hija que permaneciera allí. Kateryna escuchó disparos poco después.

"Una vez los tanques habían pasado, salté por encima de la valla de la casa del vecino. Quería comprobar si estaban vivos. Miré por encima de la valla y vi a mi madre tendida sobre su espalda en un lado de la carretera, y mi padre estaba boca abajo en el otro lado de la calle. Vi grandes agujeros en su abrigo", recordó. "Al día siguiente me acerqué a ellos. Mi padre tenía seis grandes agujeros en su espalda, mi madre tenía un agujero más pequeño en el pecho", explicó.

AI ha recogido testimonios de al menos otros cuatro episodios de violencia indiscriminada contra civiles, incluida la de una superviviente que fue violada a punta de pistola y cuyo marido fue ejecutado.

"Primero se pregunta a los civiles, luego se les dispara", afirma un soldado ruso en una grabación. Otro le cuenta a su interlocutor cómo ha disparado a una persona que iba en bicicleta. Estas conversaciones, relatadas con la poca sorpresa de un acto cotidiano, han sido algunos de los audios que el espionaje alemán grabó entre soldados rusos en Ucrania y que, presuntamente, prueban que los disparos a civiles formaban parte de la estrategia de guerra de Rusia en ese país, según ha informado este jueves el semanario 'Der Spiegel'.

Conflicto de Ucrania Ucrania
El redactor recomienda