Es noticia
Menú
La OTAN discutirá enviar a Kiev equipamiento contra ataques químicos o nucleares
  1. Mundo
  2. Europa
Piden a Moscú que "cese el ruido de sables"

La OTAN discutirá enviar a Kiev equipamiento contra ataques químicos o nucleares

Stoltenberg asegura que los líderes de la Alianza Atlántica acordarán este jueves el envío de apoyo a Ucrania contra posibles ataques químicos o nucleares por parte de Rusia

Foto: El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. (Reuters/Gonzalo Fuentes)
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. (Reuters/Gonzalo Fuentes)

En la sede de la Alianza Atlántica, a las afueras de Bruselas, preocupa el aumento de la retórica nuclear por parte de Rusia y Jens Stoltenberg, secretario general de la organización, ha pedido a Moscú que abandone ese discurso y ha asegurado que la OTAN “tiene planes para defender a todos los aliados” ante la amenaza nuclear. En esta línea, los líderes de la Alianza discutirán este jueves, en una cumbre extraordinaria en la que participará también el presidente norteamericano, Joe Biden, el envío de armas y de apoyo a Kiev contra ataques con armas químicas o nucleares.

En la capital comunitaria hace algún tiempo que se viene hablando no solamente de la posibilidad de que Rusia utilice armas químicas en Ucrania, como ya se hizo en Siria, sino también del riesgo de que el Kremlin pueda llegar a utilizar armas nucleares en el país en caso de verse en una situación de debilidad. Stoltenberg ha avisado a Moscú que el uso de cualquiera de ellas “cambiaría totalmente la naturaleza del conflicto”. Repetidamente, la OTAN ha negado que vaya a participar en el conflicto y también se ha negado a establecer un espacio de exclusión aérea, precisamente porque llevaría a un choque directo con Rusia, y la Alianza considera que su principal función es evitar que el conflicto escale más allá de Ucrania.

Foto: Paracaidistas de la OTAN durante unas maniobras en el aeródromo de Bezmer, en Bulgaria. (Reuters)

Stoltenberg ha pedido a Moscú que cese el “ruido de sables nuclear” y ha explicado que los líderes discutirán asistir a Kiev ante estos riesgos. “Mañana espero que los aliados acuerden proporcionar apoyo adicional, incluida asistencia para la ciberseguridad, así como equipamiento para ayudar a Ucrania a protegerse contra amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares”, ha asegurado el secretario general.

“Rusia debe entender que nunca se debe librar una guerra nuclear y que nunca podrá ganar una guerra nuclear”, ha señalado Stoltenberg en una rueda de prensa que se celebra pocas horas antes de que Biden aterrice en Bruselas y un día antes de que los líderes se reúnan en la sede de la Alianza. Antes de despegar hacia Europa, el presidente americano avisó que el riesgo del uso de armas químicas es “real”.

Foto: El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. (Reuters/Pool/John Macdougall) Opinión

Los líderes también acordarán el reforzamiento del flanco oriental con el despliegue de cuatro nuevos batallones multinacionales en Eslovaquia, Hungría, Polonia y Bulgaria. Desde que Moscú lanzó su ataque sobre Ucrania, la OTAN ha reforzado su presencia en la región con el objetivo de disuadir al Kremlin y Stoltenberg ha repetido una frase una y otra vez desde entonces: “Defenderemos cada pulgada de territorio aliado”.

Tras la cumbre de la OTAN se celebrará un Consejo Europeo en el que también participará Biden, siendo la primera vez que un presidente de los Estados Unidos participa en uno, y fuentes europeas han señalado que los jefes de Estado y de Gobierno discutirán sobre el riesgo del uso de armas químicas o nucleares en Ucrania. Uno de los objetivos de la visita de Biden será mantener la unidad occidental en la respuesta al Kremlin y evitar la fatiga europea en las sanciones a Rusia cuando la caja de herramientas empieza a agotarse.

Foto: Joe Biden durante la cumbre de la OTAN de 2021. (Reuters)

El asunto en el que los líderes europeos pueden ampliar sus sanciones es precisamente el punto más delicado: el de la energía. Aunque EEUU y Reino Unido han cortado las importaciones de gas y petróleo ruso, la Unión Europea es mucho más dependiente de su energía: el 40% del gas importado consumido en la UE es ruso. Más allá de que la Comisión Europea haya puesto sobre la mesa un plan para recortar las importaciones rusas de energía un 65% y lograr la independencia en 2027, lo cierto es que los Veintisiete están divididos sobre qué medidas adoptar en el muy corto plazo. Algunos países, especialmente los del este, liderados por Polonia, piden empezar a prohibir importaciones de energía rusa, pero otro grupo, entre los que se encuentran Hungría, Alemania e Italia, consideran que es un paso demasiado costoso.

“No descartamos nada, pero las sanciones que hemos puesto en marcha son masivas, no tienen precedentes. Lo hicimos rápido y lo hicimos juntos. Y hace falta tiempo para que estas sanciones tengan efectos”, ha explicado este miércoles una fuente diplomática de uno de los países que se encuentran en un territorio intermedio y que ha añadido que no cree que los líderes europeos vayan a tomar ninguna decisión en este campo esta semana.

En la sede de la Alianza Atlántica, a las afueras de Bruselas, preocupa el aumento de la retórica nuclear por parte de Rusia y Jens Stoltenberg, secretario general de la organización, ha pedido a Moscú que abandone ese discurso y ha asegurado que la OTAN “tiene planes para defender a todos los aliados” ante la amenaza nuclear. En esta línea, los líderes de la Alianza discutirán este jueves, en una cumbre extraordinaria en la que participará también el presidente norteamericano, Joe Biden, el envío de armas y de apoyo a Kiev contra ataques con armas químicas o nucleares.

Conflicto de Ucrania OTAN Ucrania Joe Biden
El redactor recomienda