Cuando emigran a España desde Marruecos aquellos que debían impedir la emigración
  1. Mundo
  2. Europa
MIGRACIÓN IRREGULAR

Cuando emigran a España desde Marruecos aquellos que debían impedir la emigración

Cuatro agentes de las Fuerzas Auxiliares marroquíes han llegado, por primera vez, a Ceuta a nado para solicitar asilo y viajar a la Península

placeholder Foto: Intervención de las Fuerzas de Marruecos. (FB Fuerzas Auxiliares de Marruecos)
Intervención de las Fuerzas de Marruecos. (FB Fuerzas Auxiliares de Marruecos)

Aquellos que deben impedir la emigración también emigran. A lo largo de la semana pasada, han llegado a Ceuta a nado cuatro agentes de las Fuerzas Auxiliares de Marruecos, según fuentes policiales. Su intención es pedir asilo para, cuando su solicitud sea admitida a trámite, poder viajar a la Península.

Es la primera vez que 'mehaníes', como se les llama popularmente en Marruecos, se cuelan en la ciudad autónoma. Su llegada ha desatado las alarmas reveladoras de algunas grietas en uno de los cuerpos de seguridad del Reino de Marruecos. Aunque cobran poco, menos de 500 euros al mes, son funcionarios del Estado que perciben un sueldo cada mes y aun así se empeñan en emigrar. En un país azotado por el paro, su situación es privilegiada.

Las Fuerzas Auxiliares son un cuerpo sin parangón en España o en Europa. Compuestas por unos 45.000 hombres, están a las órdenes de los 'wali' (gobernadores) y pueden secundar a la policía, a la Gendarmería, a protección civil, etcétera. Actúan, sobre todo, como una fuerza antidisturbios sobre la que recae, en buena medida, la lucha sobre el terreno contra la emigración irregular. Están siempre desplegadas en el entorno de Ceuta y Melilla.

La emigración a Ceuta de funcionarios marroquíes es reveladora de la situación social

De los cuatro agentes que alcanzaron a nado la playa ceutí, solo uno llevaba consigo una documentación que acreditase que pertenecía a las Fuerzas Auxiliares, mientras los otros tres declararon que eran funcionarios de ese cuerpo, pero sin aportar pruebas. La policía se cree, sin embargo, su relato. Engañar no les sería útil. Todos ellos estaban destinados en la provincia de Tetuán.

placeholder Intervención militar de las Fuerzas de Marruecos. (FB Fuerzas Marruecos)
Intervención militar de las Fuerzas de Marruecos. (FB Fuerzas Marruecos)

La emigración a Ceuta de funcionarios marroquíes es reveladora de la situación social que atraviesa Marruecos tras cerca de año y medio de pandemia. Esta es más grave en las provincias de Tetuán y Nador, que circundan las ciudades autónomas. A la crisis económica provocada por las restricciones sanitarias se añade allí el cierre de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, adonde acudían a trabajar a diario, legalmente o en negro, miles de marroquíes.

El diario 'El Faro de Ceuta', que desveló la noticia, pero sin precisar el número de agentes que lograron entrar en la ciudad, sostiene que fueron “atraídos por el efecto llamada del asilo”. De los 12.000 inmigrantes irregulares que las autoridades marroquíes empujaron a entrar en Ceuta entre el 17 y el 19 de mayo, la mayoría han sido devueltos, aunque aún permanecen en la ciudad unos 2.500, según el Ejecutivo local que presidente Juan Jesús Vivas (PP).

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Alejandro Mayorkas. (EFE)

La Administración ceutí tiene acogidos en naves del polígono del Tarajal a unos 800 menores, a los que hay que añadir varios centenares que deambulan por la ciudad viviendo de la caridad. Entre los adultos marroquíes que no han regresado a su país, unos 1.000 han solicitado el asilo en España y a la cuarta parte le ha sido admitido a trámite. Esa admisión les autoriza a poder moverse libremente por España. Por eso, a lo largo de la última semana de julio, unos 250 han viajado de Ceuta a Algeciras.

La Sala III de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo dio, en julio de 2020, un revolcón al Ministerio del Interior, que hasta entonces impedía a los solicitantes de asilo salir de las ciudades autónomas. Decidió que, una vez admitida a trámite su petición, gozaban del derecho a circular por toda España. Hasta entonces, los documentos que expedía Interior a los solicitantes de protección internacional en las dos ciudades precisaban que solo eran válidos para Ceuta o para Melilla.

El presidente ceutí Vivas aprovechó su intervención en la XXIV Conferencia de Presidentes, que se celebró esta semana en Salamanca, para repetir por enésima vez que los 85.000 ceutíes tienen desde mayo la sensación de estar “al borde del abismo”. La víspera de esa reunión salmantina, Vivas se reunió en Madrid con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. "Es necesario y urgente el socorro y el auxilio del Estado para resolver una situación que está dejando importantes secuelas en la ciudad", le dijo al titular de Interior.

Solo a Almería han llegado unos 3.300 'sin papeles', en su gran mayoría argelinos

Aunque en Canarias sigue en auge la inmigración procedente del Sáhara Occidental bajo control marroquí (+159% con relación al primer semestre de 2020), y a pesar de que Ceuta no ha superado el golpe migratorio que le asestó Rabat en mayo, el frente que más preocupa a día de hoy al Gobierno es el argelino. El Ministerio del Interior español, el más opaco de los de Europa del sur, no da datos desglosados sobre este fenómeno ni siquiera en respuesta parlamentaria, pero, a veces, las fuerzas de seguridad filtran algunas cifras.

Solo a la provincia de Almería han llegado, en los siete primeros meses del año, unos 3.300 'sin papeles', en su gran mayoría argelinos. Es una cifra récord que pone de relieve el escaso control que la Marina Nacional y la Gendarmería argelina ejercen, de un tiempo a esta parte, sobre sus costas.

Ministerio del Interior Antidisturbios Emigración Canarias Almería Melilla Crisis
El redactor recomienda