'Pase a la libertad': Grecia dará 150 € para gastar en vacaciones a los jóvenes que se vacunen
  1. Mundo
  2. Europa
Dos pájaros de un tiro

'Pase a la libertad': Grecia dará 150 € para gastar en vacaciones a los jóvenes que se vacunen

Grecia dará a sus jóvenes de entre 18 y 25 años una compensación económica de 150 euros por inmunizarse contra el coronavirus para gastar en vacaciones o cultura

placeholder Foto: Protesta antivacunas en Atenas, Grecia. (EFE)
Protesta antivacunas en Atenas, Grecia. (EFE)

¿Una compensación económica por inmunizarse contra el virus? El Gobierno conservador griego de Nueva Democracia, dirigido por Kyriakos Mitsotakis, está preocupado por el explosivo cóctel de la reapertura del ocio nocturno, la llegada y expansión de la variante delta y la reticencia de muchos griegos a vacunarse, que ha provocado un incremento importante de los casos de covid-19 en el país durante las últimas semanas y que puede terminar de hundir la industria turística -y la economía- del país. A grandes males, remedios imaginativos: Grecia dará a sus jóvenes de entre 18 y 25 años, un grupo "de gran movilidad", una compensación económica por inmunizarse contra el coronavirus, levantando una fuerte polémica.

Para ello el ejecutivo ha decidido crear la “Freedom Pass Card”, una tarjeta prepago por valor de 150 euros que el estado concederá a todos aquellos jóvenes nacidos entre 1996 y 2003 una vez hayan sido inoculados con la primera dosis de la vacuna o hayan completado el ciclo de vacunación antes del 31 de diciembre de este año. Una tarjeta, según ha explicado el ministro de gobernanza digital, Kyriakos Pierrakakis, “se destinará a actividades específicas” relacionadas con la cultura y las vacaciones y a la que podrán acceder desde una aplicación móvil.

Foto: El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, carga un coche eléctrico durante un evento inaugural en Astypalea, Grecia. (Reuters)

"Es inmoral"

Algunos ciudadanos ya se han mostrado contrarios a ofrecer una contrapartida económica por vacunarse. “Es una vergüenza” afirma Yiannis, un joven camarero que acaba de cumplir los 26 años. "Me parece que ofrecer dinero a cambio de vacunarse es erróneo e inmoral".

“Está claro que más de uno se vacunará por los 150 euros” afirma Ana, panadera de 37 años. “Cada uno es responsable de su cuerpo, es su decisión cuidarse y cuidar a los de su entorno ¿Por qué a ellos sí y a los demás no? No lo veo lógico ni justo”.

placeholder Un hotel en Corfú (Reuters)
Un hotel en Corfú (Reuters)

Para el ejecutivo esta compensación es simplemente una deuda que habían contraído con la juventud del país, un regalo de agradecimiento por su paciencia y perseverancia durante la pandemia, cuando se vieron privados de su vida, universidad, amigos y entretenimiento durante el confinamiento. “Tras haber apoyado al sistema de salud, a los empleados y a las empresas con diversos programas por valor de 40.000 millones de euros, ahora es el momento de recompensar a un grupo de edad que también se ha visto afectado por el coronavirus” afirmó el primer ministro.

Mientras que para el gobierno la 'Freedom Card' no es más que una invitación para volver a la normalidad, para otros como Socratis, músico y profesor que imparte clases de guitarra particulares, es "inaceptable. Estos 150 euros sólo son una manera de comprar a nuestros jóvenes”.

Tampoco María, una recién licenciada en Bellas Artes de 24 años, está de acuerdo con la 'Freedom Card' y opina que es una manera de sobornar a la gente. “No estoy de acuerdo con que el gobierno dé dinero a cambio de vacunarse”. María confiesa que antes del anuncio “tenía dudas sobre vacunarme o no, pero después de esto no quiero hacerlo”.

Yiannis afirma que a pesar de que muchos de sus amigos que tienen el derecho de solicitarla consideran que esta medida no es “ética, todos se van a ir de vacaciones con ese dinero”.

Foto: Una cafetería cerrada frente a la colina de la Acrópolis en Atenas. (Reuters)

A pesar de las voces en contra, esta “recompensa” para los jóvenes también tiene sus defensores. Para Jristiana Theodoru, una gestora de 56 años y que ya ha recibido las dos dosis de la vacuna, “lo principal es conseguir que todo el mundo se vacune. Estamos cansados de estar confinados. Los contagios han vuelto a subir mucho en las dos últimas semanas y yo creo que ha sido porque muchos de nuestros jóvenes salen con sus amigos y descuidan las medidas de distanciamiento social. Si ese dinero vale para que muchos indecisos se vacunen bienvenido sea”.

Tzina K., una estudiante de periodismo de 21 años, tampoco lo ve mal. Ella aún no se ha vacunado pero asegura que piensa hacerlo después de volver de vacaciones. A ella la 'Freedom Card' no le ha condicionado en absoluto. “Yo iba a haberme vacunado de todos modos, no lo haré porque me vayan a dar 150 euros”.

Dos pájaros de un tiro: jóvenes y turismo

El gobierno defiende que la 'Freedom Card' no sólo abrirá una “ventana a la libertad de los jóvenes en su tiempo libre” sino que ayudará a las industrias del turismo y la cultura griegas que se han visto muy afectadas durante la pandemia, un sector que había puesto todas sus esperanzas en poder extender la temporada de verano hasta octubre y noviembre. En un momento en el que el país está luchando por revivir el turismo, una recaída podría causar un gran daño a una ya de por sí maltrecha economía.

Foto: Bar en Atenas, Grecia. (Reuters)

Se prevé que la tarjeta esté disponible a finales del mes de julio y cubrirá los costes de viaje y entretenimiento como billetes de avión para vuelos domésticos, ferries, trenes, alojamiento, eventos culturales como conciertos, cine y teatro, así como entradas a museos y recintos arqueológicos. La solicitud deberá hacere a través de la plataforma gov.gr un día después de recibir la primera dosis de la vacuna. Los interesados recibirán todas las instrucciones para completar el proceso a través del email y por SMS.

Quince meses después de que la Organización Mundial de la Salud declarase que el covid-19 se había convertido oficialmente en una pandemia, el gobierno griego considera que el país parece estar ganando la batalla contra el coronavirus gracias a haberse mantenido “siempre alerta”. Mitsotakis ha admitido que, aunque Grecia puede verse muy afectada por la variante Delta, el país no volverá a un confinamiento estricto.

A pesar de que la tasa de vacunación ha aumentado en Grecia durante las últimas semanas, un elevado número de griegos sigue mostrándose reacio a inmunizarse. Hasta la fecha sólo un 40% de la población está vacunada, un número muy inferior al 70 u 80% de vacunación pretendido por el ejecutivo para crear una barrera de inmunización efectiva. “Grecia no está en peligro, pero sus ciudadanos no vacunados sí” declaró el primer ministro en un intento de persuadir a aquellos que aún no han decidido vacunarse. El número de contagios diario en Grecia se eleva a más de 3.500, y el total se acerca a los 500.000.

Grecia