CON UN IRLANDÉS AL FRENTE DEL COMERCIO

Bruselas diseña un 'equipo de pesadilla' para el Reino Unido en un escenario pos-Brexit

Von der Leyen forma un equipo de negociadores que hará la vida más difícil a Londres cuando tenga que volver a negociar con la UE tras el Brexit

Foto: Phil Hogan, futuro comisario de Comercio. (EFE)
Phil Hogan, futuro comisario de Comercio. (EFE)

Reino Unido lo ha pasado muy mal en la negociación del Brexit. Le costó el puesto a la ex primera ministra Theresa May y sigue provocando profundos dolores de cabeza a su sucesor, Boris Johnson. Todavía no está claro cómo terminará este capítulo de la historia, pero lo que sí sabemos es que la vida no será más fácil para Londres en el futuro. La futura Comisión Europea tendrá a un irlandés en la cartera de Comercio y una experimentada negociadora del acuerdo de salida como directora general del área para seguir apretando las tuercas a los británicos en cualquier escenario post-Brexit.

Ursula von der Leyen, presidenta electa del Ejecutivo comunitario, ha anunciado este martes el equipo que la acompañará a partir del próximo 1 de noviembre, en el que destaca el irlandés Phil Hogan como comisario de Comercio un puesto clave, ya que, tras la salida del bloque, el Reino Unido tendrá que negociar un acuerdo comercial con la UE que sustituya la actual relación económica—. "El Brexit, si ocurre, no será el final de algo, sino el comienzo de una nueva relación", ha recordado Von der Leyen.

De esta nueva relación estaría encargado Hogan, al que la alemana ha calificado de "duro negociador".

Un hábil negociador

Bruselas siempre ha defendido que la negociación con el Reino Unido tras su salida de la UE sería igual o más relevante que la de la propia desconexión. De hecho, una de las corrientes de pensamiento en la capital comunitaria es que un Brexit sin acuerdo sería muy temporal, ya que a los pocos días Londres volvería para negociar las futuras relaciones comerciales.

Por eso, desde antes de que Von der Leyen comenzara a asignar puestos, en la Comisión Europea sabían que el equipo encargado de comercio tendría un rol crucial y necesitaría de buenos perfiles.

Hogan charla con Michel Barnier, negociador jefe del Brexit. (EFE)
Hogan charla con Michel Barnier, negociador jefe del Brexit. (EFE)

"Phil ha hecho un excelente trabajo en el cargo de Agricultura y Desarrollo Rural. Es ampliamente respetado en Bruselas y en toda la UE como un hábil negociador y alguien que construye alianzas. Ha demostrado ser vehemente en el Brexit y estoy seguro de que esto continuará en su nuevo cargo", ha tuiteado el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, quien se reunió el martes con su homólogo británico y le recordó que habrá que establecer negociaciones poco después de que el Reino Unido abandone la UE, con o sin acuerdo.

El hecho de que un irlandés vaya a ser el jefe de comercio de la UE es relevante. El Gobierno británico siempre ha cuestionado el peso de Dublín en el Brexit y ha intentado poner a prueba el compromiso del resto de la UE con Irlanda con respecto a la frontera con el Ulster, creyendo que, ante un posible divorcio sin acuerdo, el resto de capitales cedería a las pretensiones británicas.

Eso no pasó y la respuesta de Von der Leyen ha sido dar a un irlandés un rol clave en el futuro de las relaciones entre Londres y la UE. Además, el comisario irlandés no ha escondido nunca sus críticas tanto al Brexit como al planteamiento del problema en la frontera irlandesa por parte del Gobierno británico.

Al mismo tiempo, Hogan puede ser una buena noticia para el Reino Unido. Dublín siempre ha sido el socio más cercano a Londres dentro de la UE, y aunque el irlandés tendrá que cumplir a rajatabla el mandato negociador de los líderes, Hogan representa la lija y la seda: por un lado es la imagen de una Irlanda fuerte y del compromiso de la UE con Dublín, y al mismo tiempo puede ser una mano amiga y cercana al Reino Unido post-Brexit, más comprensivo con Londres al tener en cuenta que Irlanda es el país más expuesto a la economía británica.

La bestia negra de Londres

Hogan no estará solo en esto de hacer la vida difícil al Reino Unido. Si Londres ha tenido una bestia negra durante las negociaciones del Brexit, ha sido la alemana Sabine Weyand, jefa de las conversaciones técnicas y la principal protagonista del acuerdo de salida que el Parlamento británico ha rechazado hasta en tres ocasiones.

Weyand abandonó su puesto como número dos del equipo negociador para ser nombrada directora general de Comercio en el nuevo Ejecutivo europeo de Von der Leyen. Por tanto, tendrá también un rol fundamental en las futuras negociaciones comerciales con el Reino Unido.

Por último, Von der Leyen ha explicado en rueda de prensa que propondrá al francés Michel Barnier continuar como negociador jefe de la Comisión Europea para el Brexit. "Ha hecho un trabajo excepcional y necesitaremos su experiencia", ha señalado la alemana.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios