NOS ASEGURAREMOS DE QUE EL BREXIT SE CUMPLA

"Nos llevará 40 años salir de la UE": candidato del Partido del Brexit por Londres

El candidato a eurodiputado por el Partido del Brexit en Londres, Lance Forman, es optimista y tiene motivos. La formación liderada por Nigel Farage encabeza todos los sondeos

Foto: Lance Forman, a la derecha de Nigel Farage y restos de candidatos del Brexit Party. (Reuters)
Lance Forman, a la derecha de Nigel Farage y restos de candidatos del Brexit Party. (Reuters)

Presentarse como candidato por el Partido del Brexit en la “remainer” y cosmopolita metrópoli londinense para las elecciones europeas que el Reino Unido celebra este jueves no es tarea fácil. Pero Lance Forman se muestra optimista. Y tiene razones para ello. La nueva formación liderada por Nigel Farage ha entrado como un auténtico tsumani en la política británica, encabezando absolutamente todas las encuestas.

Este empresario judío, al frente del conocido negocio de salmón curado H. Forman & Son – fundado en 1905 por su bisabuelo-, siempre había apoyado al Partido Conservador. Pero la incapacidad de los 'tories' para ejecutar el divorcio le hizo replantearse las cosas.

Con todo, no era completamente ajeno al mundo de la política. Asesoró a Peter Lilley, ministro de Comercio e Industria en el gabinete de Margaret Thatcher, y siempre ha estado muy vinculado a los círculos euroescépticos. Durante una larga charla con El Confidencial, Forman asegura que esta importante cita con las urnas “ya no se trata de si estaríamos mejor dentro o fuera de la UE, sino de respetar el resultado del referéndum de 2016, el mandato democrático más importante en la historia británica”.

PREGUNTA. ¿Por qué abandonó al Partido Conservador y decidió meterse de lleno en política con el Partido del Brexit?

RESPUESTA. El 23 junio 2016 (día del referéndum) fue uno de los días más felices de mi vida. Pero en los últimos tres años veía como el sueño desaparecía. La línea roja se cruzó cuando Theresa May invitó a Jeremy Corbyn a Downing Street para intentar desbloquear la crisis en Westminster. El Partido Conservador siempre había dicho que era un marxista, que no creía en el Reino Unido y que había apoyado en su día a terroristas que han actuado en contra de nuestro país. Personalmente, yo creo es un antisemita. Para quienes como yo son judíos, hijo además de un superviviente del Holocausto, dar a alguien asi la credibilidad de ser un potencial líder de este país fue un auténtico shock.

P. Ha tenido problemas con su negocio al involucrarse con el Partido del Brexit

R. Sí, ha sido bastante desagradable. Hace un par de semanas pintaron una esvástica de gran tamaño en la fachada de la fábrica. Nos ha llegado que lo han hecho representantes de extrema izquierda, anti Brexit, anticapitalistas. Por el hecho de apoyar al Partido del Brexit algunos consideran que debo ser un nazi, un racista. Creo que la política en general se vuelto muy sucia, se crean ambientes muy desagradables cuando simplemente alguien no comparte tus ideas, ya sea respecto al mercado único o la unión aduanera. El 85% de mis amigos votaron por la permanencia y seguimos siendo amigos. Si todos pensáramos igual, la vida sería muy aburrida.

P. ¿Tiene miedo de que el Brexit no vaya a producirse nunca?

R. No. Soy bastante optimista y creo que finalmente llegará. Lo que pasa es que a la gente se la metió mucho miedo. Les dijeron que la economía iba a desplomarse (...) nos quedemos o nos vayamos, el sol va a seguir saliendo, la hierba va a seguir creciendo (...) Esto no va a ser de la noche a la mañana. Esto es un proceso largo. Nos ha llevado 40 años estar en el punto donde estamos ahora y nos llevará otros 40 salir de la UE por completo.

P. El Partido del Brexit no habla ahora de inmigración, cuando fue la cuestión protagonista del referéndum de 2016

R. Llevo escuchando a Farage desde hace 20 años. Al principio, él no hablaba de inmigración, sino de mercado único y otras cosas muy interesantes. Pero luego para el UKIP, la inmigración se convirtió en el gran tema y empezó a tratarlo de una manera que a Farage no le gustaba. Por eso decidió dejar el partido y empezar con otro completamente de cero. Para mi, personalmente, la inmigración nunca ha sido la gran cuestión. Pero sí creo que todos los países tienen que ser capaces de regularla, especialmente si tienen servicios sociales gratuitos como el sanitario. Si tengo un restaurante y aparecen 100 personas y solo puede dar mesa a 70 se me plantea un problema. Las alternativas son que todos se vayan, construir otro restaurante -que lógicamente no se puede hacer en una sola noche- o intentar atender a todos y acabar dando a todos mal servicio. Lo que estamos haciendo ahora en el Reino Unido es dar a todos mal servicio.

P. ¿Los euroescépticos son racistas?

R. En el Partido del Brexit no somos racistas. Solo hay que mirar nuestra lista. En Londres, por ejemplo, somos ocho candidatos. Tres de nosotros somos judíos, el cabeza de lista es de origen paquistaní, mitad musulmán mitad cristiano. Tenemos también a otro de origen asiático, hindú; otro de origen iraní (...) Los que nos intentan acusar de racistas están equivocados.

P. ¿Quién financia al Partido del Brexit?

R. La principal fuente de financiación son de los simpatizantes. Somos ya más de 100.000 y cada uno contribuye con 25 libras. Recientemente hemos recibido una donación importante de 200.000 libras del empresario Jeremy Hosking, que antes era donante del Partido Conservador. Pero la mayor parte de la financiación viene de los propios simpatizantes.

Lance Forman, candidato a eurodiputado por el Partido del Brexit en Londres. (C. M)
Lance Forman, candidato a eurodiputado por el Partido del Brexit en Londres. (C. M)

P. Muchas donaciones las reciben por PayPal y eso puede dejar la puerta abierta a donaciones extranjeras, lo que sería ilegal. La Comisión Electoral va a visitar incluso las oficinas del partido para comprobar si todo está correcto.

R. Por lo que yo sé, en todas las donaciones se pueden comprobar la dirección.

P. Hasta ahora Farage había ido de la mano del millonario Arron Banks, el mayor mecenas de la historia de la política británica, el mismo que donó 1,0 millón de libras al UKIP y 9,0 millones de libras en la campaña de Leave.EU. ¿Tenemos que creer ahora que el Partido del Brexit se financia principalmente de sus simpatizantes?

R. Farage ya no tiene ningún tipo de relación con Banks. Y repito que la mayor fuente de financiación viene de nuestros simpatizantes. En otros partido, por ejemplo el Laborista, pagan tres libras. Con el nuestro son 25 libras. Somos más de 100.000, por lo que los números cuadran.

P. ¿Con qué intención van los eurodiputados que sean elegidos del Partido del Brexit? ¿Van a hacer la vida imposible al Parlamento de Bruselas?

R. Obviamente vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para asegurarnos de que el Brexit se va a cumplir. ¿Eso significa que vamos a hacer la vida complicada o no? Bueno, eso ya lo veremos, aún no hemos decidido nada. Vamos paso a paso. Es como organizar una estrategia para un equipo de fútbol cuando aún no sabes cuáles van a ser lo jugadores. Si somos muchos eurodiputados euroescépticos, podríamos tener gran influencia. Pero primero tenemos que esperar a los resultados.

P. ¿Cuál es su relación con otras formaciones euroescépticas en Europa? ¿Por qué no acudieron a la cita del sábado pasado en Milán organizada por Matteo Salvini?

R. Nosotros estamos completamente centrados en el Reino Unido. Nuestro objetivo es hacer que la gente vaya a votar el jueves y que sepan la importancia de esta cita, que entiendan que esto ya no se trata del Brexit, sino de democracia, de hacer cumplir el mandato que los británicos expresaron en el referéndum de 2016. Y luego ya se verá. Personalmente yo no tengo ninguna relación con otras formaciones euroescépticas en Europa. Si Farage las tiene ya no lo sé.

P. ¿No sabe las relaciones que tiene su propio líder? Hasta hace poco al menos tenía vínculos con Steve Bannon.

R. Hace meses que Farage no se reúne con Bannon. Además, reunirse con alguien no significa tener relación. Yo personalmente me he reunido muchas veces con Ken Livingstone (el quera alcalde laborista) y no puedo estar en más en desacuerdo con él. Yo mismo me reuniría con Bannon porque considero que es un tipo interesante y siempre estoy abierto a conocer a gente interesante. Pero eso no significa que piense como él.

P. ¿Por qué no le convence la UE?

R. El problema con la UE es la moneda única. Si no hay distintas monedas, no puedes jugar con el tipo de cambio y no hay oportunidad para las economías puedan reequilibrarse. Por lo tanto, la única manera es las transferencia de riqueza ente países ricos y pobres. Y eso crea una cultura de dependencia. No hay incentivo para que los países pobres sean más eficientes. Y cuando hay una crisis, los ciudadanos del país donante se preguntan por qué tienen que dar dinero a países más pobres cuando ellos están trabajando más duro. Se empiezan a implantar reglas más estrictas de los países ricos a los pobres, incluso se implantan a los propios líderes. Y es cuando crece el resentimiento en la otra parte porque dice “no nos unimos para esto”. Y del resentimiento nace el extremismo, tanto de la derecha como de la izquierda. Esto no pasaba desde II Guerra Mundial.

P. ¿Pero el Reino Unido no está en la zona euro?

R. El problema es si el caos se propaga por todo el continente, en última instancia puede haber una guerra. Y el Reino Unido lógicamente acabará siendo afectado por todo esto. Este ha sido mi gran miedo siempre, no desde el Brexit, sino desde hace más de 20 años. La situación cada vez es peor.

P. El Partido del Brexit lidera todos los sondeos, pero la batalla real para sacar adelante el Brexit es en Westminster no en el Parlamento de Bruselas. ¿Cómo van a conseguir ejecutar el divorcio si no cuentan con representación en la Cámara de los Comunes?

R. Si tenemos buenos resultados, se puede interpretar como el segundo referéndum que ahora piden algunos diputados. Pondremos presión sobre el Partido Conservador, cosa que ahora no está pasando porque tenemos una primera ministra que no cree en el Brexit y ese siempre ha sido el principal problema.

P. ¿Cómo ve el futuro de Theresa May?

R. Cuanto antes se vaya mejor, no solo para el partido (Conservador) sino para el país. Cuando en 2016 hubo primarias y en una entrevista me preguntaron quién debía ganar, yo no me posicioné por nadie, pero lo único que dije es que no debía ganar May. Estuvo callada durante todo el referéndum y si quieres ser un líder no puedes estar callado. Además, si no crees en un proyecto nunca conseguirás venderlo. Y eso es lo que le pasa a ella con el Brexit.

P. Si hay elecciones anticipadas en el Reino Unido, ya han anunciado que se presentarán. ¿Quieren privatizar el Sistema Nacional de Salud?

R. Nos presentaremos aunque con otro nombre. Aún no hemos decidido nuestro programa. Se están diciendo muchas cosas, pero aún no hemos decidido nada. Yo personalmente creo que el Sistema Nacional de Salud es ya demasiado grande y difícil de gestionar. Pero aún no se ha decidido nada.

P. ¿Qué le parece la irrupción de Vox en España?

R. No sé mucho sobre ellos. Lo que creo es que los partidos euroescépticos en el continente son cada vez más populares. Si la UE estuviera haciendo un trabajo tan increíble como como algunos dicen, la gente no tendría problemas con la UE.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios