Reunidos en Milán ante el 26-M

Salvini, con Le Pen y Wilders: "Hay que liberar Europa de la okupación de Bruselas"

Miles de personas han acudido a la llamada de los nacionalistas, a la que no ha asistido Vox, aunque estos sí que han mostrado en reiteradas ocasiones su simpatía con estas formaciones

Foto: Miles de personas asisten al acto en Milán. (Reuters)
Miles de personas asisten al acto en Milán. (Reuters)

Congregados por el líder de la Liga italiana, Matteo Salvini, los representantes de la ultraderecha nacionalista de distintos países de la UE se han concentrado este sábado en la Plaza del Duomo de Milán. El también ministro de Interior, erigido en referente oficioso de esta suerte de internacional nacionalista, es el que ha encabezado la delegación internacional, en la que también han participado Marine Le Pen (de la francesa Agrupación Nacional) y otros partidos ultranacionalistas como el Partido por la Libertad neerlandés y Alternativa por Alemania. La derecha radical, agrupada pese a sus diferencias en distintos ámbitos, sueña con ser el cuarto grupo en el Parlamento Europeo después del 26 de mayo.

El acto comenzó con una fuerte lluvia y con miles de personas congregadas en Milán, aunque sin llenar por completo la plaza. El holandés Geert Wilders pidió "más Salvinis en Europa para proteger las fronteras, tenemos que proteger las fronteras". El nacionalista continuó enfatizando que "no podemos permitir más inmigración ni ceder a la islamización de Europa". "Viva Salvini", cerró en su intervención, que precedió a Marine Le Pen.

La francesa, ante una plaza plagada de paraguas, no dudó en entonar un "viva Francia, viva Italia y viva la Europa de las naciones". La heredera de Jean Marie Le Pen explicó que "vivimos un momento histórico...". En esta línea, consideró que la manifestación "es el acto fundador de la revolución pacifica y democrática" contra la "Europa de los esclavos y los desempleados".

[Consulte aquí las imágenes del evento]

Posteriormente, el propio Salvini tomó el escenario, sobre una gran pancarta en la que se leía: "Italia, levanta la cabeza". Lanzando mensajes contra la precariedad, la burocracia, la UE, Merkel y Juncker, el italiano cogió el micro exultante, sabedor de ser el artífice de esta congregación de fuerzas nacionalistas euroescépticas. En las palabras de Salvini no faltaron referencias a Churchill, ataques a Macron y alabanzas a Trump. "En EEUU Donald Trump está reflotando la economía con bajadas de impuestos... ¡Hay que bajarlos, no subirlos! ¡Ni un euro de más!". "Hay que liberar Europa de la okupación de Bruselas el 26 de mayo. Depende de vosotros", incidió Salvini, que reclamó "finalizar la revolución".

Sin alcanzar un lleno total, el acto parecía ser por momentos un mitin del líder italiano para aspirar a la presidencia de Italia más que para las elecciones europeas: "En esta plaza no hay fascistas ni racistas", apostilló. Entre las múltiples referencias a figuras históricas, el político remarcó que la autodenominada Europa de las Naciones es "como Galileo: un ejército pacifico que salva el futuro de nuestros hijos".

También participaron Joerg Meuthen, miembro del Parlamento Europeo y líder del movimiento nacionalista Alternativa por Alemania (AfD) y Boris Kollar, líder del SME Rodina, el partido que representa a la ultraderecha en el país. Además, hubo políticos ultras de Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, y República Checa. El objetivo común es el de fundar el grupo Europa de las Naciones y las Libertades (ENL) como fuerza en el Parlamento Europeo.

Mauro Buzzetti, un genovés de 53 años que acude a la manifestación, cree que el euro ha sido para Italia como "una guerra". "Queremos una nueva UE de los pueblos, no del dinero y los burócratas. Una Europa alejada del eje franco-alemán que ha destruido Italia", afirma antes del inicio de la misma. Similar línea seguía Marcos Rizzo, de Roma, que simpatiza con estas ideas, aunque admitió no conocer del todo al resto de candidatos, "No conozco bien las ideas de Marine Le Pen, pero me parece que representa un pueblo que Macron no representa".

Salvini. (Reuters)
Salvini. (Reuters)

Antonio Olivieri, simpatizante, ha asistido "porque queremos una Europa de la gente. Queremos que se defiendan las fronteras..." sostiene. Y su acompañante le corta: "...Pero que vengan menos inmigrantes", remarca Ricardo Rossi. La inmigración y el Islam volvieron a centrar gran parte de los discursos esbozados en el escenario. Antonio cree que no es necesario salir de la UE, pero sí reformarla. Al ser preguntado por la asistencia de otros partidos ultras además de la Liga, responde tajante: "La unión hace la fuerza".

Marine Le Pen. (Reuters)
Marine Le Pen. (Reuters)

En la concentración no estuvo presente Vox, aunque sí que ha mostrado en reiteradas ocasiones su simpatía con estas formaciones. El partido de Abascal intenta alejarse por el momento en el mapa político europeo de la congregación de los líderes de la Liga y la Agrupación Nacional y espera a la recomposición de la Eurocámara en las elecciones del próximo día 26 para decidir a los que serán sus socios durante los próximos cinco años.

Vox se ha mostrado también próximo al grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos en el que se integra, por ejemplo, el partido polaco Ley Justicia. En una visita a Varsovia el pasado mes de marzo, Abascal ya habló de una futura alianza europea con el líder de Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios