ya hay varios indicios

Más paquetes bomba en el Reino Unido: ¿es el regreso definitivo del IRA?

Este miércoles se han encontrado tres paquetes sospechosos en las universidades de Glasgow, Essex y Westminster, apenas 24 horas después de localizar otros tres en Londres

Foto: Universidad de Glasgow. (EFE)
Universidad de Glasgow. (EFE)

La intranquilidad ante nuevos ataques terroristas ha regresado al Reino Unido. Este miércoles se han encontrado tres paquetes sospechosos en las universidades de Glasgow, Essex y Westminster, apenas 24 horas después de que tres sobres con artefacto explosivo fuera enviados a los aeropuertos de Heathrow, London City y la estación de Waterloo.

En la universidad de Glasgow, la Policía ha procedido a una demolición controlada, mientras que en Essex el paquete finalmente no presentaba riesgo para el público. Las autoridades consideran que los envíos están relacionados entre sí. Y aunque nadie ha reivindicado aún la autoría, la unidad antiterrorista de Scotland Yard trabaja conjuntamente con la Policía de Irlanda del Norte porque hay varios indicios que apuntan a los disidentes del IRA.

El pasado 19 de enero, un grupo que se identificó como el Nuevo IRA -formado por disidentes del grupo terrorista que protagonizó los Troubles entre 1968 y 1998- reivindicó el ataque con coche bomba que tuvo lugar junto a un tribunal de la ciudad de Londonderry y que desencadenó una serie de incidentes violentos en la provincia británica.

En su nota advertían que seguirían atentando contra los intereses de la “cúpula imperial” británica y pedían a los que “colaboran” con el Reino Unido que desistan “inmediatamente”. “Todas estas conversaciones del Brexit, de fronteras duras, de fronteras suaves, no afectarán a nuestras acciones y el IRA no se irá a ninguna parte. Nuestra lucha continúa”, añadía el comunicado.

Motivos para estar preocupados

Precisamente la salvaguarda para evitar frontera dura en Irlanda es el principal escollo por el que la premier Theresa May aún no ha conseguido ratificar el Acuerdo de Retirada cuando apenas quedas tres semanas para que se cumpla la fecha de salida de la UE.

Anand Menon, professor de King's College London, asegura que, si finalmente se confirma que los disidentes del IRA están detrás de estos últimos paquetes, “hay motivos para estar preocupados”. “El Brexit está poniendo sobre la mesa las dificultades que existen para lidiar con el problema que se plantea ahora con la frontera”, matiza a El Confidencial. “Pero la salida de la UE no es la única cuestión. Hay que recordar que Stormont (Parlamento de Irlanda del Norte) lleva sin Gobierno desde enero de 2017 y la única voz que se escucha desde entonces sólo es la de los unionistas del DUP, por lo que existe un gran nivel de frustración por parte de la comunidad católica”, matiza.

Según el Acuerdo de Viernes Santo de 1998 que logró traer la paz en el Ulster, el Gobierno en Irlanda del Norte debe ser una coalición entre el partido protestante y católico más votado. El problema es que el Sinn Feinn y el DUP -que perdió por primera vez la mayoría absoluta en los últimos comicios norirlandeses- no logran llegar a un consenso como habían hecho en previas ocasiones.

La vuelta del IRA

Pero el DUP, al ser “socios” del Gobierno en minoría de May, tiene ahora más poder que nunca en Westminster, donde los republicanos del Sinn Fein, históricamente, nunca han ocupado sus escaños.

Si finalmente se confirma que los paquetes bomba de estos días están vinculados con el terrorismo republicano irlandés, sería la señal clara e inequívoca del surgimiento de un grupo de disidentes con mayor capacidad logística de la que se ha visto en los últimos años.

Después del acuerdo de Viernes Santo de 1998, el IRA Provisional (conocido como IRA) se dividió en varias facciones Republicanas Disidentes (RD), la mayor de las cuales fue el IRA de Continuidad y el llamado IRA Real. Estos últimos fueron responsables del atentado de Omagh en agosto de 1998, donde murieron 29 personas y más de 200 resultaron heridas. Desde entonces, los diversos grupos de RD se han dividido aún más, pero ninguno ha igualado la capacidad del IRA.

En 2002, un grupo escindido llamado Óglaigh na hÉireann -que significa Soldados de Irlanda- se separó del IRA Real después de una disputa interna. Se cree que este grupo se dividió aún más en el Movimiento Republicano Irlandés y el Arm na Poblachta - el Ejército de la República-, cuyas filas fueron engrosadas por miembros descontentos del IRA de Continuidad alrededor de 2015.

Alrededor de 2012, el resto del IRA Real fue reforzado por una serie de RD no afiliados para formar el Nuevo IRA, responsable del ataque con coche bomba del pasado mes de enero en Londonderry.

La Policía de Irlanda del Norte actualmente califica la amenaza de los RD como “severa” -la cuarta más alta de una escala de cinco- y, según 'The Telegraph', el Gobierno central habría dado permiso para reclutar a 300 oficiales adicionales como una medida excepcional para contrarrestar la tensión creada por la incertidumbre sobre el Brexit.

La violencia relacionada con el terrorismo se había ido reduciendo en los últimos años en Irlanda del Norte: en 2018 hubo 39 tiroteos y 17 atentados con bombas, ambos ligeramente menores que el año anterior, que se saldó con 50 heridos y dos muertes.

La última muerte militar a manos de terroristas republicanos fue el asesinato en 2009 de dos soldados fuera de servicio en Antrim

La última muerte militar a manos de terroristas republicanos fue el asesinato en 2009 de dos soldados fuera de servicio en Antrim. Sin embargo, los funcionarios de seguridad han temido durante mucho tiempo que los RD adquieran la capacidad logística para organizar ataques más sofisticados.

Igualmente preocupante ha sido la posibilidad de que los ex miembros del IRA descontentos tomen las armas nuevamente y transmitan sus conocimientos técnicos a los miembros más jóvenes de las organizaciones de DR.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios