antes de la visita de may

Tusk pregunta cómo será el lugar reservado "en el infierno" a los arquitectos del Brexit

A menos de 24 horas de que May regrese a Bruselas el presidente del Consejo Europeo ha atacado duramente a los arquitectos de la salida británica de la UE

Foto: Donald Tusk durante la rueda de prensa de hoy (REUTERS)
Donald Tusk durante la rueda de prensa de hoy (REUTERS)

A menos de 24 horas de que Theresa May regrese a Bruselas por primera vez después de que el Parlamento británico hundiera el acuerdo del Brexit, Donald Tusk, presidente del Consejo, ha atacado duramente a los arquitectos de la salida británica de la UE, tras mantener una reunión con Leo Varadkar, primer ministro irlandés, en el que la cuestión principal ha vuelto a ser la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

“Me he estado preguntando cómo será el lugar reservado en el infierno para quienes promovieron el Brexit sin ni siquiera un esbozo plan sobre cómo llevarlo a cabo de forma segura”, ha espetado el presidente del Consejo Europeo durante una rueda de prensa celebrada junto al primer ministro irlandés, que también se ha reunido hoy con la Comisión Europea.

En una declaración de solo unos minutos, Tusk ha decidido salir con todo. El polaco, que siempre ha explicado que esperaba que el Brexit pudiera ser finalmente revertido y que el Reino Unido se quedara en la familia europea, ha desechado hoy esa idea, señalando que no es posible por la falta de “liderazgo político” en esa dirección. Y ha aprovechado para dar una tarascada a Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, al asegurado que son las “posturas pro-Brexit de la primera ministra y del líder de la oposición” las que han hecho imposible que Londres finalmente se quede en el club europeo.

Tras ello el presidente del Consejo ha vuelto a recordar que el Acuerdo de Retirada no está abierto a renegociación, y ha preparado el terreno para la visita de mañana de la primera ministra británica: “La UE no está haciendo ninguna nueva oferta”.

Tusk ha señalado que "la UE no está haciendo ninguna nueva oferta" y que el Acuerdo del Brexit no está abierto a renegociación

La reunión entre Varadkar y Tusk ha girado sobre dos elementos: la preparación para un posible no acuerdo y la situación en la frontera irlandesa. Sobre lo primero el polaco ha insistido en que la “responsabilidad” hace que la UE se esté preparando “ante un posible fiasco”.

Después el presidente del Consejo ha explicado que “la principal prioridad” europea “sigue siendo la frontera irlandesa y la garantía para mantener el proceso de paz en línea con los Acuerdos de Viernes Santo”. “No hay espacio para la especulación aquí”, ha señalado Tusk, que ha explicado que “la UE es principalmente un proyecto de paz”. “No jugaremos con la paz”, ha sentenciado.

Precisamente eso es lo que hace que los Veintisiete consideren que no se puede eliminar el backstop. Y ha lanzado un dardo a Londres: si cumple su compromiso y se toman las medidas para garantizar que el Ulster sigue en paz el Reino Unido será un “amigo de confianza” de la UE. Esto se debe leer al contrario: si el Gobierno británico decide salir sin acuerdo y estropear el proceso de paz norirlandés terminará de dinamitar la poca confianza que Bruselas tiene en ellos, con consecuencias muy importantes sobre las negociaciones de futuros acuerdos. En esta dirección ya ha apuntado en otras ocasiones Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea.

En el comunicado conjunto que han publicado Varadkar y Juncker tras su encuentro en la sede de la Comisión Europea señalan que seguirán “recordando al Gobierno del Reino Unido su responsabilidad bajo los Acuerdos del Viernes Santo, con o sin acuerdo del Brexit”.

Leo Varadkar y Donald Tusk durante la rueda de prensa de hoy (REUTERS)
Leo Varadkar y Donald Tusk durante la rueda de prensa de hoy (REUTERS)

Deseos para la visita de May

Tusk, que ha recordado que solo quedan 50 días para el Brexit, ha hecho también referencia a la visita que mañana realizará la primera ministra británica a la capital comunitaria. “Espero que mañana escuchemos de May una propuesta realista sobre cómo acabar con el bloqueo”, ha asegurado.

En la Comisión Europea y el Consejo aprovechan la visita de hoy de Varadkar para cerrar filas con Irlanda. El primer ministro irlandés ha explicado que espera que el backstop “no se tenga que utilizar nunca” pero que Dublín considera necesaria “una garantía legal de que no se vuelve a una frontera dura en la isla de Irlanda”.

“La inestabilidad en la política británica demuestra por qué necesitamos una garantía legal”, ha señalado Varadkar para cerrar una rueda de prensa en la que se ha podido medir el nivel de empatía que le queda a Bruselas con Londres.

Tras su reunión con el primer ministro irlandés Juncker ha asegurado que “el backstop no es un asunto bilateral, sino europeo”. “La frontera de Irlanda es también la frontera de la UE y su mercado es parte del mercado único. Estaremos unidos en esto”, ha señalado el luxemburgués.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios