Es noticia
Menú
Suspendida la Fiesta del Trono en Marruecos a causa de la delicada salud de Mohamed VI
  1. Mundo
Está a punto de cumplir los 59 años

Suspendida la Fiesta del Trono en Marruecos a causa de la delicada salud de Mohamed VI

El monarca alauí está en París donde ha sido sometido a exámenes médicos para tratar sus problemas cardíacos

Foto: Mohamed VI en le mezquita del palacio de Salé el 10 de julio de 2022, su última aparición pública.  (MAP)
Mohamed VI en le mezquita del palacio de Salé el 10 de julio de 2022, su última aparición pública. (MAP)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El rey Mohamed VI de Marruecos ha suspendido todas las actividades relacionadas con la Fiesta del Trono, la que conmemora su entronización, el próximo 30 de julio, según un comunicado de la Casa Real marroquí. La delicada salud del monarca ha incitado a tomar esta decisión, según indican fuentes conocedoras de la vida palaciega.

Se prolongan “las medidas preventivas impuestas por la evolución de la situación sanitaria debida a la pandemia del covid-19” y “se ha decidido aplazar todas las actividades, festividades y ceremonias previstas con motivo del 23º Aniversario del acceso de Su Majestad el Rey Mohammed VI, que Dios le asista, al Trono de sus Gloriosos Antepasados”, señala el comunicado publicado a última hora del viernes. Solo se mantiene el discurso, grabado de antemano, que el monarca dirige a su pueblo, el más importante de cuantos pronuncia cada año.

Es el tercer año que se suspende la Fiesta del Trono, pero las anteriores cancelaciones fueron anunciadas con mucha antelación. Se enmarcaban en las medidas generales vigentes para frenar la propagación de la pandemia que hoy en día han sido casi todas levantadas.

Foto: Mohamed VI. (Getty)

Mohamed VI, que está a punto de cumplir los 59 años, está en París y en sus alrededores desde poco después de presidir, el miércoles 13 en Rabat, un Consejo de Ministros. Su regreso a Marruecos estaba, en principio, prevista para poco antes de la Fiesta del Trono, pero da la impresión de que, por primera vez, no estará en su país el día en que se conmemora su acceso al trono.

El soberano alauí viajó a París a mediados de este mes con un triple propósito: someterse a exámenes médicos, sobre todo cardíacos; visitar a su madre, Lalla Latifa, de 77 años, que padece un cáncer y recibe tratamiento en la capital francesa; y disfrutar de unos días adicionales de vacaciones.

Sus estancias transcurren allí entre el castillo familiar de Betz, en el departamento del l’Oise, a unos 75 kilómetros al noreste de París, y el palacete que adquirió en julio de 2020, en plena pandemia, junto a la Torre Eiffel, por unos 80 millones de euros. Lleva ahora una vida mucho más sosegada que años atrás, cuando se le veía pasear, hacerse selfies con inmigrantes marroquíes y almorzar con sus amistades en los grandes restaurantes.

Foto: El rey de Marruecos, el 7 de noviembre cuando pronunció su último discurso.

Desde hace casi un lustro Mohamed VI arrastra problemas de salud que, sin ser graves, le provocan una fatiga perceptible cuando toma la palabra en público o camina un rato ante las cámaras. El 14 de junio de 2020 fue operado por segunda vez de una arritmia cardíaca. La intervención tuvo lugar en el quirófano del palacio real de Rabat porque la pandemia aún persistía y los médicos consideraron prudente que el soberano no viajara a París. Fue en la capital francesa, en la clínica Ambroise Paré, en febrero de 2018, donde fue operado por primera vez de una arritmia que se le reprodujo dos años después.

Un año antes, en febrero de 2018, también en París, en la clínica oftalmológica “Quinze-Vingt”, al monarca se le había extirpado un pterigión (tumor benigno) en el ojo izquierdo que invadía la córnea y obstaculizaba su visión. El pterigión se suele reproducir al cabo de tan solo unos meses en un 64% de los casos, según estudios oftalmológicos.

Aparte de los percances de su salud, Mohamed VI tiene en París otro motivo de gran inquietud. Su madre, Lalla Latifa, de 77 años, viuda del rey Hassan II, padece un cáncer y estuvo incluso ingresada en un hospital parisino. A su lado permanece su segundo esposo, Mohamed Mediouri, de 84 años, que fue guardaespaldas de Hassan II y más tarde encargado de su seguridad. Lalla Latifa y Mediouri contrajeron matrimonio en París una década después de que falleciera Hassan II. El rey reprobó ese enlace y rehusó asistir a la boda.

Foto: Mohamed VI, durante una visita de Felipe VI a Rabat. (Getty/Carlos Álvarez)

El monarca alauí ya estuvo en París este año desde el 1 de junio hasta vísperas del Aid-el Adha (Fiesta del Sacrificio), el 10 de julio, la mayor fiesta del islam. De vuelta en Rabat, cumplió ese día con el ritual dirigiendo la oración en la mezquita de palacio y degollando un cordero en el patio. Tres días después, el miércoles, presidió un Consejo de Ministros y a continuación puso de nuevo rumbo a París, según fuentes conocedoras de sus desplazamientos.

La anterior estancia en París de Mohamed VI no fue del todo grata. El 16 de junio su nuevo médico personal, Lahcen Belyamani, publicó un comunicado anunciando que el rey había contraído el covid-19 aunque era asintomático. Aun así, le prescribió unos días de reposo. Recibió entonces llamadas del rey Abdalá de Jordania y de Mohamed Ben Salman, el príncipe heredero saudí, que se interesaron por su estado de salud. El que no contactó con él fue el presidente francés, Emmanuel Macron.

Foto: Palacete del rey de Marruecos.

La estancia de 38 días, entre junio y julio, del rey de Marruecos en París ha sido la primera en la que no fue recibido en audiencia en El Eliseo por el presidente de la República, Emmanuel Macron. Este mostró así probablemente su enfado por el espionaje con el programa malicioso israelí Pegasus de su móvil y de los de 14 ministros, según opinan círculos diplomáticos de la capital francesa. Fueron los servicios secretos marroquíes los que 'hackearon' esos teléfonos, según reveló, el 18 de julio de 2021, el consorcio periodístico 'Forbidden Stories' del que forman parte periódicos prestigiosos como 'The Guardian', 'Le Monde' o el 'Süd Deutsche Zeitung'.

Durante la pandemia, el monarca se abstuvo de salir del país -pasó todo en verano de 2021 en el palacio real de Fez-, pero ya a principios de este año ha vuelto a practicar su afición viajera. Se desplazó a sus lugares predilectos ausentándose, como años atrás, largas temporadas fuera de Marruecos. Desde finales de febrero hasta vísperas de Ramadan (mes de ayuno para los musulmanes), que empezó el 1 de abril, estuvo en su residencia del cabo Pointe Denis, un lugar paradisíaco en Gabón.

Fue en Pointe Denis donde redactó el comunicado real que, el 18 de marzo pasado, recogía extractos de la carta que le había enviado cuatro días antes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alineándose con la posición de Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental. Sánchez brindó su apoyo en la misiva a la propuesta de Rabat de resolver el conflicto concediendo una autonomía a los saharauis sin celebrar el referéndum de autodeterminación que reclama el Frente Polisario.

El rey Mohamed VI de Marruecos ha suspendido todas las actividades relacionadas con la Fiesta del Trono, la que conmemora su entronización, el próximo 30 de julio, según un comunicado de la Casa Real marroquí. La delicada salud del monarca ha incitado a tomar esta decisión, según indican fuentes conocedoras de la vida palaciega.

Rey Mohamed VI
El redactor recomienda