Es noticia
Menú
'This is America', el polémico himno sobre la violencia con armas que emerge tras la tragedia
  1. Mundo
La conmoción también tiene bandos

'This is America', el polémico himno sobre la violencia con armas que emerge tras la tragedia

Tras la pérdida de 21 vidas por un tiroteo masivo, las redes vuelven a poner el foco en este transgresor vídeo, las familias recaudan fondos y el estado se prepara para unas elecciones turbulentas

Foto: Homenaje a las víctimas del tiroteo de la escuela primaria Robb en Texas. (Reuters/Nuri Vallbona)
Homenaje a las víctimas del tiroteo de la escuela primaria Robb en Texas. (Reuters/Nuri Vallbona)

“Mamá, no tengo palabras para describir cómo me siento. Nunca imaginé que tuviera que escribir esto. Eres una heroína”, escribe en su cuenta de Twitter Adalynn, la hija de la profesora Eva Mireles, una de las víctimas mortales del último tiroteo en la ciudad de Uvalde. La mañana del martes se cubrió de negro en este condado del oeste del estado de Texas. Un joven de 18 años, Salvador Ramos, abrió fuego en un colegio de educación primaria, cobrándose la vida de 21 personas —19 menores de edad y dos adultos—. Según datos del grupo The Gun Violence Archive, este sería el tiroteo en un colegio con más víctimas mortales desde que comenzaran a recopilar datos en 2012 (el mismo año que se produjo la masacre de Sandy Hook en Connecticut).

Desde 2018, cada vez que se producen este tipo de tragedias, los estadounidenses recuerdan la canción 'This is America', del rapero afroamericano Childish Gambino. En el vídeo, aparece el artista Donald Glover bailando junto a un grupo de góspel, agarra un rifle y les dispara a todos. “This is America, guns in my area (...) I gotta carry em’" (esto es América, armas a mi alrededor, debo llevarlas encima). La polémica acompañó al vídeo desde el momento de su publicación. Republicanos y demócratas se recriminaron el doble rasero del vídeo: los primeros siempre defendiendo que las armas son para protegerse, los segundos (a veces), reconociendo los peligros que puedan conllevar. El ataque en Uvalde ha vuelto a poner sobre la mesa un tema que incomoda incluso a quienes abogan por preservar las armas en las calles con libertad.

Habla una ciudadana de 39 años del estado colindante de Luisiana, votante del partido republicano desde los 18 años y consciente de la problemática de los tiroteos en colegios: "Este vídeo siempre será controvertido y tiene muchas interpretaciones, pero lo que está claro es que las armas no van a desaparecer en este país. Aunque de repente se empezasen a aprobar leyes sobre el tema, siempre tendrás a 'mala gente' con armas en las manos. Lo que no soy capaz de entender es lo que tiene que tener alguien dentro para hacer lo que ese chico [Salvador Ramos] hizo ayer".

Foto: Dos personas en una galería de tiro en El Paso, Texas. (Reuters/Julio Cesar Chávez)

El cíclico recorrido de estos eventos siempre funciona de la misma manera. Se produce un tiroteo masivo donde algunas personas pierden la vida, los medios se hacen eco de la noticia, los políticos lamentan la pérdida, rezan a Dios y prometen tener en cuenta este tipo de actuaciones. Tiempo después, nada de esto ocurre e incluso algunos estados como Texas refuerza su libertad para portar armas, consagrándose como ‘santuarios’ de la Segunda Enmienda.

Todo con el apoyo de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés). La organización más importante del 'lobby' armamentístico celebrará la próxima semana su congreso anual en Houston —no se ha cancelado, a pesar de lo sucedido en Uvaldre— y aunque el gobernador del estado no se ha pronunciado sobre su asistencia, quien sí acudirá a la cita será el expresidente y también defensor del derecho a portar armas Donald Trump. Irónicamente, el Servicio Secreto de los EEUU controlará el acceso al evento durante el discurso de Trump y requisará cualquier tipo de armamento a los asistentes.

“This is on you”

Este miércoles, durante la rueda de prensa sobre la matanza en el colegio del actual gobernador, el republicano Greg Abott, su principal oponente, Beto O’Rourke, irrumpió en la escena confrontándose con Abbott y culpándole directamente sobre lo ocurrido. "This is on you" (esto depende de ti). El demócrata O’Rourke, originario de El Paso —donde se produjo la matanza en el Walmart de la ciudad en 2019—, sí aboga por tener algún tipo de control sobre las armas en el Estado. “Dices que esto no era predecible, pero claro que lo es si no haces nada para evitarlo. Esto seguirá pasando. Alguien tiene que hacer algo para velar por la seguridad de los niños de este estado”. Las elecciones a gobernador se celebrarán el próximo mes de noviembre y por el momento todo apunta a que Abbott volverá a conseguir alzarse en el capitolio de Austin, aunque es pronto para valorar si la tragedia puede cambiar las tendencias.

Abbott no dudó en contestar después de las acusaciones de su oponente, recordando la necesidad de sensibilizarse con las víctimas colaterales de la tragedia. “Hay familiares que están llorando mientras nosotros hablamos. Ninguna palabra que se diga aquí calmará el dolor de sus corazones”. Pero son las propias familias quienes, individualmente, se están organizando para recaudar fondos para cubrir especialmente “los gastos de la funeraria”. El colegio (Robb Elementary School) también ha habilitado una cuenta para recibir donaciones de personas voluntarias.

En los últimos 20 años, más de 100 centros educativos (primaria, secundaria y universidades) han sido los escenarios elegidos por atacantes armados. Y con el próximo, comenzará de nuevo el ciclo: atención mediática, condolencias religiosas, ninguna regulación real y miles de nuevas visitas en la página de YouTube de 'This is America', de Childish Gambino.

“Mamá, no tengo palabras para describir cómo me siento. Nunca imaginé que tuviera que escribir esto. Eres una heroína”, escribe en su cuenta de Twitter Adalynn, la hija de la profesora Eva Mireles, una de las víctimas mortales del último tiroteo en la ciudad de Uvalde. La mañana del martes se cubrió de negro en este condado del oeste del estado de Texas. Un joven de 18 años, Salvador Ramos, abrió fuego en un colegio de educación primaria, cobrándose la vida de 21 personas —19 menores de edad y dos adultos—. Según datos del grupo The Gun Violence Archive, este sería el tiroteo en un colegio con más víctimas mortales desde que comenzaran a recopilar datos en 2012 (el mismo año que se produjo la masacre de Sandy Hook en Connecticut).

Tiroteo Rap Texas
El redactor recomienda