presidenciales de 2020

Así es Beto O'Rourke, el nuevo Obama de Texas que quiere derrocar a Trump

Joven, carismático y con un español fluido. Beto O'Rourke ha presentado su candidatura para las primarias demócratas con un discurso centrista en lo económico y proinmigración

Foto: Beto O'Rourke. (Reuters)
Beto O'Rourke. (Reuters)

¿Ganaría Barack Obama las elecciones de 2020 contra Donald Trump? La pregunta, a priori inútil porque Obama no puede presentarse, sirve para que los demócratas encuentren su camino y que sepan qué necesitan: un perfil más centrista o un político izquierdista para vencer al actual presidente de los Estados Unidos. Porque esa es la única obsesión ahora en la izquierda estadounidense: encontrar el candidato que acabe con esta pesadilla.

Ya son 14 los políticos demócratas que competirán entre ellos en las primarias. Todos tienen un perfil más o menos progresista, aunque en cuestiones económicas hay diferencias. El último en sumarse a las primarias demócratas ha sido Beto O'Rourke, excandidato demócrata al Senado por Texas. O'Rourke dio comienzo a su campaña con un discurso proinmigración pero más centrista que el de Bernie Sanders o Elizabeth Warren. A Beto O'Rourke, esperanza de la tercera vía norteamericana, se le ha llegado a comparar con Barack Obama y Bobby Kennedy.

Joven, carismático y con un español fluido. Hijo de un juez del condado de Iowa y nacido en El Paso, Beto O'Rourke estudió en la Universidad de Columbia de Nueva York y viajó por todo el país con su banda de punk (Foss) tocando el bajo. Después, antes de entrar en política, se dedicó al mundo de los negocios.

Fascinación y carisma

En 2012 ganó las elecciones para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y en noviembre de 2018 estuvo a punto de arrebatar el escaño a Ted Cruz en la republicana Texas. Llevó a cabo una campaña 'puerta por puerta' combinada con eventos enfocados al debate nacional -Lebron James, Beyoncé o Willie Nelsón le apoyaron-.

En este sentido, O'Rourke causó fascinación y se convirtió en uno de los políticos más populares del país. Recaudó más de 38 millones de dólares en apenas tres meses. Por eso era cuestión de tiempo que presentara su candidatura demócrata en 2020.

"Los desafíos que encaramos son los mayores desde que tenemos memoria. Nadie puede enfrentarlos por sí solo, salvo este país. Y solo si construimos un movimiento que nos incluya a todos", dijo en su inicio de campaña en Iowa. También apuntó que cualquiera de los demócratas que compiten hoy "sería mucho mejor que el actual ocupante de la Casa Blanca". Y concluyó: "Vamos a crear la mayor campaña de base que jamás haya visto este país".

Pero el joven O'Rourke (y su equipo) también sabe manejar las redes sociales. Usa de forma permanente el directo de Instagram o de Facebook, de forma parecida a Alexandria Ocasio-Cortez: retransmite cenas en sitios de comida rápida a altas horas de la madrugada, skate en un párking o recuerdos con un antiguo compañero de la banda de música.

Discurso proinmigración

Y volviendo al principio, la pregunta es: ¿Puede Beto O'Rourke derrotar a Donald Trump en las elecciones de 2020? Hace algo más de un mes el presidente dio un discurso en El Paso, cerca del muro. También O'Rourke, que reunió a sus seguidores allí: "No estamos seguros por los muros, sino a pesar de ellos. Tenemos mucho que dar, mucho que enseñar al resto del país", gritó a escasos metros del evento del magnate.

En este sentido, O'Rourke ha hecho de la inmigración uno de los pilares de su discurso, llegando a proponer tirar la barrera fronteriza existente en El Paso: "Todos nosotros, vivamos donde vivamos, podemos saber que si la inmigración es un problema de verdad, entonces es el mejor de los problemas que este país puede tener".

Beto O'Rourke, sin embargo, se enfrenta a algunas dificultades. Bernie Sanders encabeza las encuestas y cuenta con una plataforma más grande y con más ramificaciones por todo el país. Además, algunos analistas consideran que sería más eficaz un candidato izquierdista y/o mujer. Por otro lado, el entorno de Sanders ha cuestionado las prioridades progresistas de O'Rourke. Él ha descartado llamarse a sí mismo progresista, porque "no encaja bien en las etiquetas".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios