Es noticia
Menú
La baja participación marca el primer envite de las presidenciales en Francia
  1. Mundo
Se proyecta una abstención del 26,5%

La baja participación marca el primer envite de las presidenciales en Francia

Los datos de movilización a media tarde hablaron de una participación del 65%, la cota más baja desde el año 2002

Foto: Emmanuel Macron acude a votar en la primera ronda de la presidenciales. (Reuters/Christian Hartmann)
Emmanuel Macron acude a votar en la primera ronda de la presidenciales. (Reuters/Christian Hartmann)

Más de 48 millones de franceses tenían hoy una cita con las urnas en la primera ronda de las elecciones presidenciales, que se ha saldado con el paso a la segunda vuelta de Macron y Le Pen. La jornada electoral ha transcurrido sin sobresaltos, con un día soleado y primaveral que ha sacado a la gente a la calle, fueran o no a votar. A lo largo de la jornada, todos los ojos estuvieron puestos en el dato de participación, que a las 17 horas era de 65%, 4,4% puntos menos que en 2017.

Aunque se trata de la cifra más baja desde que en 2002 el Frente Nacional (ahora Agrupación Nacional) de Jean Marie Le Pen -progenitor de Marine- llegara por primera vez a la segunda vuelta, la apatía electoral francesa no ha alcanzado los niveles de entonces, que a media tarde se situaban en un 58%. La tasa de abstención final podría alcanzar el 26,5%, según las proyecciones de IPSOS, dos puntos menos que el dato final de 2002, un 28,4%.

La campaña electoral terminó el viernes y los últimos sondeos colocaban a Macron en cabeza (26-27%), seguido de Le Pen (22-24%) y el izquierdista Jean-Luc Melenchon (17-18%). Aunque hay quien defiende que no llegó a empezar nunca. El presidente, el liberal Emmanuel Macron, apuró hasta el último momento para anunciar su candidatura y apenas ha dado un gran mitin en París, donde intentó activar a unos votantes ante el peligro de una victoria de la extrema derecha de Marine Le Pen, que ha remontado en el último mes hasta rozar el margen de error en una potencial segunda vuelta frente a Macron. "Mirad lo que pasó con el Brexit, y con tantas otras elecciones: lo que parecía improbable terminó sucediendo", arengó Macron a la multitud. "Nada es imposible".

No ha sido sencillo, pese a su victoria, encontrar a un 'macronista' convencido horas antes en los colegios electorales de Francia. En muchos casos se trata de votantes que tienen más miedo a Le Pen que entusiasmo por un segundo quinquenato de Macron. Pese a su victoria de hoy, la campaña del presidente no ha encontrado en ningún momento la energía que llevó al entonces joven aspirante de 39 años hasta la jefatura del Estado francés. Centrado en la guerra en Ucrania, su perfil bajo ha sido interpretado por muchos franceses como distante, alejado de los problemas reales de la gente.

Olivier, informático parisino de 54 años, parecía uno de ellos, aunque prefirió no revelar su voto de hoy. "He elegido la opción centrista y equilibrada, es importante tener dirigentes responsables cuando pasan cosas excepcionales como las que estamos viviendo", explicó tras depositar su papeleta en la escuela de primaria Richomme, a los pies de la colina de Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre. Para la segunda vuelta, en el duelo entre Macron y Le Pen, tiene "muy clara su elección".

Foto: Carteles electorales en Gundershoffen. (Á. F. C.)

La última oleada del instituto demoscópico IFOP presentó una victoria por la mínima del presidente (52%) frente a la candidata de la ultraderecha (48%), que nunca ha estado tan cerca de ser elegida presidenta de la República tras dos intentos fallidos. Le Pen se ha beneficiado de la caída del polemista Éric Zemmour, candidato de Reconquista, una plataforma que ha tratado de imitar el camino que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca en 2016. La derecha de Los Republicanos, liderada por Valérie Pécresse, obtenía menos de un 10% de intención de voto en las últimas encuestas.

El resto de candidatos, hasta un total de 12, han llegado a la jornada electoral sin opciones reales, salvo carambola. El caso del Partido Socialista de Anne Hidalgo, alcaldesa de París, es la mejor muestra del derrumbamiento de los partidos tradicionales que gobernaron Francia hasta la aparición de Macron en 2017.

Más de 48 millones de franceses tenían hoy una cita con las urnas en la primera ronda de las elecciones presidenciales, que se ha saldado con el paso a la segunda vuelta de Macron y Le Pen. La jornada electoral ha transcurrido sin sobresaltos, con un día soleado y primaveral que ha sacado a la gente a la calle, fueran o no a votar. A lo largo de la jornada, todos los ojos estuvieron puestos en el dato de participación, que a las 17 horas era de 65%, 4,4% puntos menos que en 2017.

Noticias de Francia Elecciones Francia
El redactor recomienda