Más de veinte muertos en Gaza y cohetes sobre Jerusalén: el conflicto arde de nuevo
  1. Mundo
Jornada de protestas y bombardeos

Más de veinte muertos en Gaza y cohetes sobre Jerusalén: el conflicto arde de nuevo

Un nuevo día de violencia en Jerusalén, con la celebración de marchas para conmemorar la captura de la ciudad por tropas israelíes en 1967, detonó el enfrentamiento palestino-israelí

placeholder Foto: Enfrentamientos entre palestinos y policía israelí en Jerusalén. (Reuters)
Enfrentamientos entre palestinos y policía israelí en Jerusalén. (Reuters)

En una nueva conflagración del conflicto palestino-israelí, cerca de 45 cohetes fueron disparados desde Gaza, siete de ellos hacia Jerusalén, en la tarde del lunes y los bombardeos israelíes en la Franja se cobraron, al menos, 24 vidas. La escalada se produjo en medio de un nuevo día de violencia en las calles de la disputada ciudad con la celebración de distintas marchas nacionalistas para conmemorar el aniversario de su captura por parte de tropas israelíes en 1967, el llamado Día de Jerusalén. Es la primera vez que la ciudad es objetivo de cohetes desde la guerra de 2014.

Las brigadas de Ezzeldin Al-Qassam, el brazo armado del movimiento islamista palestino Hamás, habían dado un ultimátum hasta las 17:00 a Israel para que retirara sus fuerzas policiales del barrio de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheij Yarrah de Jerusalén, así como la liberación de todos los detenidos durante las protestas de estos días, que se han concentrado en la Puerta de Damasco, entrada a la Ciudad Vieja, y alrededores. Pasada esa hora, lanzaron una ráfaga de siete cohetes en dirección a la ciudad, uno de los cuales fue interceptado. Aunque no ocasionaron graves daños, Israel respondió de inmediato con una serie de bombardeos que, a su vez, desencadenaron nuevos lanzamientos de cohetes. El saldo desigual de víctimas, habitual en este conflicto que se extiende por más de siete décadas, fue de 20 muertos (9 de ellos niños) y 65 heridos en Gaza y ninguno del otro bando.

placeholder Grupos nacionalistas israelíes participan en la jornada del Día de Jerusalén. (EFE)
Grupos nacionalistas israelíes participan en la jornada del Día de Jerusalén. (EFE)

El primer ministro en funciones israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió de que los lanzamientos de cohetes palestinos cruzaron hoy una "línea roja", mientras continuaban sonando las alarmas antiaéreas en distintas partes del país. También aseveró que Israel continuará edificando en toda la ciudad, incluyendo la zona ocupada de Jerusalén Este: "Se lo digo claramente a nuestros mejores amigos: toda Jerusalén es la capital eterna de Israel y continuaremos construyendo en ella, en todos sus vecindarios, como cualquier otra nación que construye y desarrolla su capital".

Desde primera hora de la mañana —alrededor de las 8:00 hora local—, más de 300 palestinos resultaron heridos en fuertes choques con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas. Imágenes en redes sociales se puede ver cómo la policía utiliza gases lacrimógenos y granadas aturdidoras contra los manifestantes incluso en el interior de la Mezquita de Al Aqsa, uno de los lugares sagrados del islam. La policía israelí ha declarado que los palestinos han lanzado piedras, sillas y otros objetos contra los agentes.

Estos enfrentamientos se producen tras un largo fin de semana de numerosos choques que se han saldado con otros centenares de palestinos, entre ellos un niño de un año, y 17 agentes del orden israelíes heridos, según recuentos de la Media Luna Roja Palestina y la policía israelí. Las protestas continuaron en la noche del lunes, llegando a provocar un breve incendio en la Explanada de las Mezquitas cuando un árbol se vio envuelto por las llamas tras ser impactado por un fuego artificial.

En lo que ha sido visto como un intento de apaciguar los ánimos, la Corte Suprema de Israel ha retrasado la vista, que debería haberse celebrado este lunes, sobre el desahucio por la fuerza de varias familias palestinas en el barrio de Seij Jarrah, en el ocupado Jerusalén Este para dar paso a colonos judíos, que reclaman la propiedad.

Esta decisión judicial, que previsiblemente iba a anunciarse en favor de los colonos judíos, ha sido una de las espitas que ha desatado la violencia de estos últimos días, de los peores disturbios en Jerusalén de los últimos años.

Foto: Una de las escaleras de salida del recinto, donde se provocó la estampida. (Reuters)

La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (OHCHR) ha pedido a Israel que detenga todos los desalojos de palestinos, incluido el de Seij Jarrah, afirmando que podría ser catalogado como crimen de guerra.

La corte anunció el aplazamiento en un comunicado donde concretó que fijará una nueva fecha para que la audiencia se realice "dentro de un periodo de unos 30 días" tras una petición del fiscal general, Avijai Mandelblit. Después de haber recurrido a todos los órganos judiciales inferiores, el posible desalojo de cuatro familias palestinas del barrio de Seij Jarrah, en la zona oriental de Jerusalén, queda pendiente de una decisión final del Supremo, que debe pronunciarse sobre ello en última instancia.

La expulsión de las familias fue solicitada por entidades colonas judías, que reclaman la propiedad de las viviendas desde antes de 1948, cuando se fundó el Estado de Israel.

Protestas en Jerusalén Este

La jornada del lunes es especialmente tensa por la conmemoración del Día de Jerusalén, en que los israelíes celebran lo que consideran la reunificación de la urbe en 1967, que para los palestinos supuso el inicio de la ocupación. Por la tarde está prevista una gran marcha por la Ciudad Vieja —en la parte oriental ocupada de la ciudad— de ultranacionalistas judíos, lo que podría exacerbar las tensiones.

Fuertes imágenes de los enfrentamientos desde los últimos días recogen el uso de gases lacrimógenos contra palestinos en la Explanada de las Mezquitas o incluso en el interior de centros de salud. A su vez, todo ello se produce tras una semana de tensión ya existente en Seij Jarrah, donde ha habido protestas palestinas a diario a favor de las familias en riesgo de desalojo, lo que ha acabado con detenciones, heridos y choques con colonos y policías.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Ante la situación, Netanyahu había asegurado al comenzar el día que "no permitirá protestas violentas" en Jerusalén. "Impondremos la ley y el orden de manera firme, pero responsable y continuaremos salvaguardando la libertad de culto para todas las religiones, pero no permitiremos protestas violentas", dijo durante la reunión semanal del Gabinete de ministros.

placeholder Un momento de la oración masiva de palestinos en Laylat al-Qadr. (Reuters)
Un momento de la oración masiva de palestinos en Laylat al-Qadr. (Reuters)

La tensión actual —que tuvo altibajos y se agravó de nuevo los últimos días— se remonta al inicio del mes sagrado musulmán de Ramadán. Hace casi un mes, la decisión de las autoridades israelíes de bloquear la Puerta de Damasco, principal acceso a la Ciudad Vieja, generó fuerte oposición de los palestinos, que se enfrentaron durante varios días seguidos con las fuerzas de seguridad israelíes.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Israel
El redactor recomienda