'Rastreadores de covid': ¿Hacia la tercera ola de la pandemia?
  1. Mundo
El riesgo es tan real como la fatiga social

'Rastreadores de covid': ¿Hacia la tercera ola de la pandemia?

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre todos los aspectos de la pandemia. Una newsletter diaria sólo para suscriptores

Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

¿Salvar la Navidad o salvar vidas? Vista en términos crudos, la respuesta resulta sencilla. Sin embargo, no se está planteando así. Se sabe lo que mejor funciona en términos sanitarios y lo que funciona mejor para reactivar con fuerza la economía. Se sabe, además, que la opinión pública prefiere más prudencia y mayor contundencia. Sin embargo, los gobiernos reciben presiones desde algunos sectores y tienen miedo al desgaste político. Quizás algún día reflexionemos en las sociedades occidentales sobre la inmadurez que ha sacado a flote la pandemia. Se demostró con la llegada del verano. Y puede ocurrir dentro de apenas tres semanas. Caminaremos sobre el alambre habiendo vacuna en el horizonte. El riesgo de tercera ola es real. Tan real como la fatiga social.

Punto de partida. Entre el riesgo y las expectativas

"Los dirigentes políticos de toda Europa se están preparando para relajar las restricciones de covid-19 por segunda vez este año. Buscan 'salvar la Navidad', pero esta vez están evitando la palabra 'reapertura'. Las restricciones implementadas en octubre están comenzando a dar resultados (...) Por lo que están creciendo los llamamientos desde el sector minorista de cara al mes más lucrativo del año (...). A diferencia del verano, los gobiernos no contemplan una relajación total de las restricciones. Esta vez, según la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, 'hay que gestionar las expectativas'. Agregó que la comisión delineará un 'enfoque gradual y coordinado para evitar el riesgo de una nueva ola".

Foto: Discurso de los Reyes Magos en Madrid en la Navidad de 2020. (EFE)

Indicador adelantado

A partir de la semana que viene, vamos a tener un indicador adelantado —los contagios provocados en Acción de Gracias— que nos permitirá anticipar la posible evolución de los acontecimientos entre diciembre y enero.

"Por qué los dirigentes sanitarios tienen pánico a las navidades pandémicas". 'Washington Post'. "Los estadounidenses escucharon las peticiones que aconsejaban quedarse en casa. Se les explicó lo que pasaría si no lo hacían. A pesar de ello, millones viajaron y se reunieron con sus familias durante el día de Acción de Gracias (...) Ahora la nación está a punto de enfrentar las consecuencias de su comportamiento. Y tendrá que aprender rápidamente la lección antes de los hitos de Nochebuena y Año Nuevo. Lo que me preocupa es que el día de Acción de Gracias es una celebración norteamericana, la Navidad es una fiesta mundial. Si el día de Acción de Gracias es un indicador de la cantidad de interacciones sociales que podemos esperar para navidades, nos encontramos ante una situación muy preocupante".

Foto: Una viajera, en el aeropuerto de LaGuardia, en Nueva York. (Reuters)

Primera certeza

¿Qué es lo mejor para la salud y para la economía? Está demostrada la eficacia de las restricciones severas, sobre todo los confinamientos. Lo demás se sitúa más cerca de la incertidumbre. "El confinamiento parcial inglés ha recortado los casos en un 30%, según un estudio del Imperial College de Londres y de Ipsos". Bloomberg.

"La investigación refleja que los casos aumentaban hasta el 5 de noviembre, cuando se decretó el confinamiento de cuatro semanas, a partir de ahí se produjo una fuerte disminución. El estudio subraya que 'ahora que se levanta el confinamiento, se necesitarán medidas más drásticas en algunas áreas para mantener el virus bajo control".

Foto: El país que ya vive en plena tercera ola de coronavirus. (Reuters)

'Wall Street Journal': "La economía australiana sale de la recesión debido al aumento del gasto de los hogares". Australia aplicó un confinamiento bastante severo a mediados de agosto que ha ido levantando muy poco a poco. Los resultados empiezan a llegar ahora, para la salud y para la economía.

Segunda certeza

Hay preocupación por la salud y por la economía, también fatiga social, pero la opinión pública demanda y respalda la contundencia frente a la propagación de la enfermedad. Alemania. "Gran mayoría a favor de la extensión del cierre parcial".

Foto: Hong Kong, la semana pasada. (EFE)

'Der Spiegel'. "¿Deberían ampliarse las medidas para contener el coronavirus? La mayoría de alemanes lo acepta, también la imposición de medidas más estrictas. Tres apuntes sobre la encuesta que da pie a esta información: apenas hay indecisos, los votantes de los partidos centrales respaldan muy mayoritariamente la aplicación de contundencia, el mayor escepticismo se concentra entre los votantes de la extrema derecha".

En Alemania no hay dudas

En Alemania ya no hay debate sobre cómo encarar la Navidad, hay un acuerdo de extender las restricciones. En aquel país, la pandemia se está gestionando con estas claves: contundencia, consenso, claridad, innovación y un notable respaldo económico a todo el tejido productivo.

Foto: Imagen: Irene de Pablo.

"Acuerdo entre el Gobierno central y los territorios: el confinamiento parcial se extenderá hasta el 10 de enero". 'Frankfurter Allgemeine'. Incluso se está contemplando el endurecimiento en algunas zonas. Declaraciones del presidente del estado de Saar: "Lo que más necesitamos ahora es unidad. Cuanto más hablemos con una sola voz, mayor será la aceptación de las medidas".

"Durante las deliberaciones, los líderes políticos abordaron también la necesidad de mejorar las ayudas de noviembre a las empresas".

¿Salvar la Navidad o salvar vidas? Vista en términos crudos, la respuesta resulta sencilla. Sin embargo, no se está planteando así. Se sabe lo que mejor funciona en términos sanitarios y lo que funciona mejor para reactivar con fuerza la economía. Se sabe, además, que la opinión pública prefiere más prudencia y mayor contundencia. Sin embargo, los gobiernos reciben presiones desde algunos sectores y tienen miedo al desgaste político. Quizás algún día reflexionemos en las sociedades occidentales sobre la inmadurez que ha sacado a flote la pandemia. Se demostró con la llegada del verano. Y puede ocurrir dentro de apenas tres semanas. Caminaremos sobre el alambre habiendo vacuna en el horizonte. El riesgo de tercera ola es real. Tan real como la fatiga social.

Coronavirus Pandemia
El redactor recomienda