'Rastreadores de covid': Cinco tendencias para una década marcada por la pandemia
  1. Mundo
el coronavirus ha acelerado los cambios

'Rastreadores de covid': Cinco tendencias para una década marcada por la pandemia

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

No es fácil quedarse con solo cinco tendencias. Es mucho lo que se queda fuera en esta 'newsletter' de hoy: desde la geopolítica hasta la posibilidad de que esta década nos traiga unos 'locos años veinte', como ocurrió tras la pandemia de 1918. Tiempo habrá para compartirlo todo. Hoy nos centramos en la relación entre los hábitos tecnológicos que el covid ha acelerado y el mundo empresarial, dejaremos perfilados los tres escenarios para los grandes actores tradicionales. Reflejaremos una cifra que supone una amenaza para una gran parte de los trabajadores, polarización en el mercado laboral. Dejaremos subrayada la palabra 'austeridad' mientras cruzamos los dedos. Alertaremos sobre el riesgo de que el empobrecimiento rompa el contrato social. Y dejaremos un apunte al final que costaba imaginar hace apenas 10 meses. Iremos con energía.

Cambio tecnológico y liderazgo empresarial

'The Economist' reunió hace unos días varios textos para hablar de cómo será “El mundo en 2021”. Dos seleccionados para esta 'newsletter'. El primero aborda la digitalización que ha acelerado el virus y se titula “Los nuevos comportamientos tecnológicos sobrevivirán a la pandemia”.

Foto:

“Bienvenido al futuro, no a 2021 sino a 2025 o incluso a 2030. La adopción de nuevos comportamientos, desde las videoconferencias hasta las compras en línea, conlleva que se han alcanzado niveles que no se esperaban hasta dentro de muchos años (...) Algunas empresas, como las que prestan servicios en la nube, se fortalecerán. Otros, como el comercio minorista, sufrirán. Muchos fracasarán por completo. Pero hay un lado positivo: se están abriendo nuevos caminos para la innovación (...) No existe la posibilidad de volver al mundo anterior a la pandemia. El covid-19 ha impulsado nuestro mundo hacia un futuro muy diferente”.

Foto: Foto: Reuters.

El segundo texto nos habla sobre los ganadores y perdedores en el mundo empresarial. El futuro de las grandes firmas. “Como los virus, las recesiones van primero a por los más débiles. Las empresas con balances o márgenes frágiles sucumben rápidamente (...) Sin embargo, la recesión provocada por el coronavirus ha sido más aguda de lo normal y mucho más compleja (...) Los operadores tradicionales permanecerán en la cima de los sectores inmunes a la disrupción digital. En otras áreas, los actores tradicionales prevalecerán siempre y cuando hayan sido capaces de adaptarse a las nuevas innovaciones. Y en un tercer espacio, donde el cambio tecnológico parece haberse disparado, serán los nuevos actores quienes marquen el camino”.

Fuerza laboral

“Más del 90% de la fuerza laboral del Reino Unido carece de las habilidades laborales necesarias para la próxima década”. Bloomberg. “Cerca de 30 millones de trabajadores necesitan actualizar sus habilidades o volver a formarse, según un estudio publicado por McKinsey. Nueve de cada 10 empleadores afirman que ya tienen problemas para contratar personas con las habilidades que necesitan (...) Una encuesta del Gobierno refleja que solo el 62% de los trabajadores recibió algún tipo de formación durante el año 2017. Casi la mitad de las personas en el grupo socioeconómico más bajo no había recibido ningún tipo de formación desde que dejó la escuela”.

Foto: iStock.

Deuda pública

“Los gobiernos están más dispuestos a tener más paciencia para afrontar las deudas pandémicas”. 'Wall Street Journal'. “Las deudas de los gobiernos siguen acumulándose a medida que la pandemia avanza hacia su segundo año. Muchas empresas y muchos hogares dependen todavía del erario público para mantenerse a flote. Sin embargo, hay una lección que muchos países avanzados aprendieron en la última crisis financiera. El riesgo de dañar la situación en lugar de mejorarla, al tratar de reducir el endeudamiento antes de que sus economías hayan tenido tiempo para recuperarse. Es poco probable que los gobiernos recurran pronto al tipo de recortes en el gasto que vimos después de 2008 (...) Para permitir que los gobiernos respondan a la crisis actual, la eurozona ha suspendido las reglas diseñadas para prevenir un aumento de la deuda pública durante 2021 y podría hacerlo también durante 2022 (...) En general, los representantes políticos de todo el mundo están de acuerdo en que la austeridad no funciona”.

Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. (Efe)

Empobrecimiento y contrato social

“Ex primer ministro Gordon Brown: el Reino Unido corre el riesgo de una rebelión si no se activa un programa inmediato contra la pobreza”. 'The Guardian'. “Veo un país muy fragmentado, muy polarizado, todavía más dividido que antes (...). La acción es urgente, porque en marzo 700.000 británicos pueden terminar en la pobreza —300.000 niños—. (...) 500.000 de los que ya son pobres se verán sumidos en una pobreza todavía más profunda (...) Agregue a esto el impacto del aumento del desempleo, la subida en los precios de la alimentación, los límites a las prestaciones y otros recortes (...) Si el Gobierno no anuncia un nuevo programa antipobreza, tendrá que enfrentarse a una rebelión en todo el país”.

Foto: (Reuters)

Energía

El coronavirus provocó una caída sin precedentes en el precio del petróleo, que ahora empieza a estabilizarse. Sin embargo, ya parece instalada la sensación de que la pandemia ha acelerado el cambio y marcará un antes y un después también en el ámbito de la energía. Este artículo publicado en 'Foreign Policy' resultaba directamente inimaginable hace apenas 12 meses. “¿Se acabó la OPEP?”.

Foto: Neil Melvin. (Cedida)

“En septiembre, la Organización de Países Exportadores de Petróleo cumplió 60 años en un momento crítico de su historia. Nunca antes de la pandemia se había cuestionado su existencia. Después de las dudas iniciales y de los grandes errores de cálculo, la OPEP viene desempeñando desde abril y a regañadientes el papel de estabilizador para rescatar una industria que ha estado al borde del colapso. Ahora, en un entorno mucho más competitivo que en el pasado, la OPEP debería apartar sus ambiciones oligopólicas”.

No es fácil quedarse con solo cinco tendencias. Es mucho lo que se queda fuera en esta 'newsletter' de hoy: desde la geopolítica hasta la posibilidad de que esta década nos traiga unos 'locos años veinte', como ocurrió tras la pandemia de 1918. Tiempo habrá para compartirlo todo. Hoy nos centramos en la relación entre los hábitos tecnológicos que el covid ha acelerado y el mundo empresarial, dejaremos perfilados los tres escenarios para los grandes actores tradicionales. Reflejaremos una cifra que supone una amenaza para una gran parte de los trabajadores, polarización en el mercado laboral. Dejaremos subrayada la palabra 'austeridad' mientras cruzamos los dedos. Alertaremos sobre el riesgo de que el empobrecimiento rompa el contrato social. Y dejaremos un apunte al final que costaba imaginar hace apenas 10 meses. Iremos con energía.

Coronavirus
El redactor recomienda