Reino Unido prevé un déficit histórico del 19% PIB y congela el salario a funcionarios
  1. Economía
442.000 millones

Reino Unido prevé un déficit histórico del 19% PIB y congela el salario a funcionarios

La pandemia arrasa al país, ya en recesión, cuando está a punto de dejar a efectos prácticos la UE, sin haber cerrado aún un acuerdo comercial con Bruselas

placeholder Foto: (Reuters)
(Reuters)

La pandemia deja un escenario desolador en el Reino Unido. La economía británica se contraerá un 11,3% este año, el peor declive de los últimos 300 años. Para hacer frente al impacto, el agujero presupuestario en 2020 será de 394.000 millones de libras (442.000 millones de euros), un 19% del PIB, lo que representa el mayor endeudamiento presupuestario en la historia del país “en tiempos de paz”. Como referencia, tras la crisis de 2008, el Ejecutivo pidió prestados 157.700 millones de libras, el 10,1% del PIB.

“La crisis sanitaria no ha terminado aún y la crisis económica apenas ha comenzado”, advirtió este miércoles Rishi Sunak en la Cámara de los Comunes. El Chancellor presentó la llamada “Revisión de la Estrategia de Gasto”. En circunstancias normales, se trata de una hoja de ruta para varios años. Pero en la era del Covid-19, el plan solo se ha realizado a doce meses vista. Aunque, francamente, todo el protagonismo se lo han llevado los datos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, el organismo público independiente encargado de las previsiones económicas.

Por primera vez en ocho meses se sabe cuál es factura real que está dejando el virus. Y no hay razones para ser optimistas. Pese a que la economía crecerá un 5,5% en 2021, un 6,6 % en 2022 y 2,3 % en 2023, no se situará en su nivel previo a la crisis hasta finales de 2022.

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)

Sunak dijo a los diputados que en 2020 el Estado habrá invertido 280.000 millones de libras (314.000 millones de euros) en la lucha contra el covid-19 —con ayudas al empleo y al sector sanitario— y en 2021 espera destinar a ese fin al menos 55.000 millones (61.700 millones de euros) más. En este sentido, el Chancellor advirtió que el déficit anual se mantendrá por encima de los 100.000 millones (112.000 millones de euros) durante el resto de la legislatura, que acaba en 2024.

Sin duda alguna, el escenario no acompaña para comenzar la prometida —y gloriosa, según euroescépticos— era del “Global Britain” fuera de la UE. El Reino Unido, que está ya en recesión, saldrá a efectos prácticos del bloque el 31 de diciembre. De momento, no se ha cerrado aún un pacto comercial con Bruselas. Si las negociaciones terminan infructuosas, las relaciones con el bloque se basarán únicamente bajo las pautas de la Organización Mundial del Comercio, lo que supone cuotas y aranceles.

Boris Johnson ha seguido la intervención de Sunak por videoconferencia. El primer ministro británico se encuentra confinado tras haber estado con un diputado que dio positivo. No es el mejor momento para estar aislado. Hace menos de un año, el líder 'tory' entró triunfal en Downing Street, consiguiendo para su partido una victoria no vista desde los tiempos de Thatcher. Pero su popularidad está ahora por los suelos, tanto fuera como dentro de sus propias filas, donde los rebeldes manifiestan cada vez que pueden su descontento con unas restricciones sociales que consideran atentan contra las libertades civiles y dañan sobremanera la economía.

La crisis sanitaria no ha terminado aún y la crisis económica apenas ha comenzado

La discusión sobre quién y cómo se va a pagar el agujero es compleja y llevará años. Pero, de momento, Johnson no quiere siquiera escuchar la posibilidad de regresar a la era de austeridad impuesta en su momento por David Cameron. Son ya diez años los que llevan los británicos con un inquilino conservador en Downing Street (2010-2015, en coalición con los liberaldemócratas). Subir los impuestos cuando se acerquen las próximas generales en 2024 no será la medida más popular. Para entonces el Brexit (punto fuerte de Johnson) se habrá ya ejecutado y el candidato laborista no será el radical Jeremy Corbyn, sino el moderado y popular Keir Starmer.

Es obvio que, en algún momento, el Ejecutivo tendrá que empezar a recaudar dinero para las arcas públicas. Sunak ha dejado en claro que lidiará con el nivel de deuda después de que termine la pandemia. Los cambios en la política tributaria tendrán que esperar hasta la presentación de los presupuestos el próximo mes de marzo.

No obstante, el Chancellor sí ha adelantado una congelación salarial para el funcionariado. Eso sí, el personal del Sistema Nacional de Salud pública (NHS) sí recibirá un aumento, al igual que aquellos funcionarios que ganen menos de 24.000 libras anuales (27.000 euros). Estos últimos tendrán un aumento salarial de al menos 250 libras (281 euros).

placeholder  Rishi Sunak. (Reuters)
Rishi Sunak. (Reuters)

Johnson cree que los diputados no deberían tener un aumento. Aunque los salarios de sus señorías en el Reino Unido son determinados por un organismo independiente (Independent Parliamentary Standards Authority), que se espera recomiende un aumento de 3.300 libras (3.700 euros) a partir del próximo abril, lo que elevaría salario anual de los parlamentarios a más de 85.000 libras (95.300 euros).

Por otra parte, el Reino Unido reducirá de un 0,7% a un 0,5 % del PIB anual la ayuda al desarrollo internacional, para lo que tendrá que modificar la ley actual. Todos los ex primeros ministros vivos de la historia reciente (Theresa May, David Cameron, Gordon Brown, Tony Blair y John Major) se han mostrado estos días en contra de esta medida. Pero Sunak ha recalcado que “teniendo en cuenta la excepcionalidad de las circunstancias actuales con el déficit”, no le quedaba otra opción. No obstante, el Reino Unido sigue siendo aun así el segundo país del G7, solo por detrás de Alemania, que más presupuesto destina a esta causa.

Eso sí, pese al desolador escenario, el Gobierno no se ha olvidado del llamado Muro Rojo. El apoyo de los distritos del norte de Inglaterra, que por primera vez desde la II Guerra Mundial abandonaron al laborismo para apoyar a Johnson y así asegurarse del divorcio europeo, fueron claves para que el primer ministro consiguiera la mayoría absoluta en las generales de 2019.

Y, de alguna manera, Johnson se la jugaba este miércoles porque era la oportunidad para comprobar hasta qué punto está comprometido con su gran promesa electoral del 'levelling up', es decir, equilibrar norte y sur o, en contras palabras, garantizar a los que fueran históricos distritos laboristas que va a cuidar de ellos generando empleo y oportunidades.

Foto: Boris Johnson visita un centro de distribución de Tesco. (Reuters)

En este sentido, el Chancellor ha destinado 4 mil millones de libras (6 mil millones euros) para el 'levelling up' y una inversión en infraestructuras para 2021 de 100.000 millones de libras (120.000 millones de euros), dirigida en gran parte a reactivar las zonas más deprimidas del norte de Inglaterra. A partir de ahora un nuevo banco, con sede precisamente en el Muro Rojo, gestionará todo lo referente infraestructuras.

En cualquier caso, se prevé que el desempleo aumente a un máximo del 7,5% en el segundo trimestre de 2021 (2,6 millones de personas), cuando termine la financiación del programa de ERTE. En un principio, el Gobierno iba a cerrar el grifo en octubre, pero ahora lo ha alargado hasta marzo del próximo año. El porcentaje de parados es elevado para el Reino Unido, aunque sigue estando por debajo del nivel de Italia, Francia, España, Canadá o Estados Unidos.

El Chancellor ha anunciado un paquete 4.300 millones de libras (4.800 millones de euros) para que nadie se quede “sin esperanza u oportunidad” que incluye: extensión del incentivo de contratación de aprendices (el Gobierno paga a los empleadores 2.000 libras por cada nuevo aprendiz que contratan); 2.900 millones de libras (3.250 millones de euros) para ayudar a desempleados de larga duración; 1.400 millones de libras (1.600 millones de euros) para las oficinas de desempleo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Reino Unido PIB Boris Johnson
El redactor recomienda