'Rastreadores de covid': ¿Cuánto están dejando de aprender nuestros hijos?
  1. Mundo
Algunas naciones empiezan a hacer números

'Rastreadores de covid': ¿Cuánto están dejando de aprender nuestros hijos?

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: Imagen: Pablo López Learte.
Imagen: Pablo López Learte.

No se ha medido todavía el impacto que tuvo el severísimo confinamiento sobre los niños de nuestro país. El golpe sobre su aprendizaje. El daño a su salud mental. De hecho, nadie ha explicado ni se ha disculpado por haber tomado una decisión tan trascendente sin base científica, como se está demostrando en esta segunda ola. Algunas naciones empiezan a hacer números. El roto es generalizado y especialmente grave para los menores que viven en entornos menos favorecidos. Matemáticas. Comprensión lectora. Vocabulario. Ortografía. Los resultados son amargos. Y luego está lo que no puede medirse tan fácilmente. Lo que incomprensiblemente se abandona. La salud mental de los menores. Un desastre del que nadie se ocupa ni se preocupa.

Colegios abiertos

A diferencia de los Estados Unidos, Europa quiere mantener abiertos los centros educativos. Sin embargo, durante las últimas semanas, el debate sobre la apertura viene ganando protagonismo en Alemania. 'Der Spiegel' refleja la verdad de los números que están manejando los pediatras a partir de los resultados de los test.

Foto: (EC)

“Solo 612 de los 116.000 menores analizados han dado positivo, un 0,53%. La tasa, sin embargo, viene aumentando desde octubre, como ocurre con la población general. Los pediatras concluyen que no faltan test entre los niños, por lo que no hay más casos ocultos que entre los adultos. Y recomiendan mantener abiertos los centros educativos (...) Un estudio elaborado en Hamburgo ha reflejado que el 80% de los estudiantes infectados se contagió fuera de la escuela”.

Presidente de la Sociedad Alemana de Enfermedades Infecciosas Pediátricas: “El daño colateral para los niños que provoca el cierre de escuelas es mucho más serio que el riesgo de covid en las escuelas”.

Aprendizaje afectado

Carta del ministro de Educación francés al profesorado recogida en 'L´Ob's: “El aprendizaje de los estudiantes, y sobre todo de los más frágiles, se ha visto afectado por la situación que vive nuestro país desde marzo (...) Se han perdido los avances logrados en el curso anterior”.

Foto: El neuropediatra Manuel Antonio Fernández, en su consulta.

Con esas palabras, el Gobierno galo enmarca los resultados de las evaluaciones nacionales que se llevaron a cabo en septiembre y que se han publicado en noviembre. Según el ministerio, “los datos demuestran que los estudiantes de entornos más desfavorecidos han sido los más perjudicados por el confinamiento”. En ese sector, por ejemplo en matemáticas, “las diferencias han aumentado mucho respecto al año anterior”.

A escala general, los resultados reflejan una “leve disminución” en lengua y matemáticas y caídas notables en “escritura y lectura”. Ministerio de Educación: “No podemos reemplazar la escuela presencial para el aprendizaje de los conocimientos fundamentales”.

Mazazo en matemáticas

En Estados Unidos, también se está notando el impacto sobre el aprendizaje. “Los resultados de los alumnos caen en matemáticas desde que comenzó la pandemia”. 'Wall Street Journal'. “Los niños estadounidenses empezaron el curso muy retrasados en matemáticas y moderadamente retrasados en lectura. Los alumnos de 11 y 12 años necesitarán al menos 12 semanas de promedio para ponerse al día en matemáticas”.

Foto: Claudio Cañizares, estudiante de 5º de primaria en Madrid, telestudia durante el confinamiento por el Covid-19. (M.G.R.)

Los datos provienen de un análisis que ha incluido a más de dos millones de estudiantes. Y revelan mayores retrasos entre los menores negros e hispanos, así como en los hogares de menores ingresos. En las escuelas privadas, el alumnado ha mejorado en capacidad lectora desde que comenzó la pandemia.

Con mayor detalle

En Reino Unido, ocurre también algo parecido. “Declive impactante en el rendimiento de los alumnos de Primaria después del confinamiento”. 'The Guardian'. “Las pruebas muestran una disminución promedio de entre el 5% y el 15% respecto a años anteriores. En las pruebas de matemáticas, el rendimiento bajó en un 14% (...), en capacidad lectora, otro 14%, y en pruebas de escritura, un 10% (...). En vocabulario, caída en todos los grupos de edad, media del -11%, y en ortografía -10% (...). Hasta ahora, había pocos cambios de un año a otro”. Como en Estados Unidos y en Francia, en Reino Unido el impacto es significativamente mayor entre los menores de familias con menos ingresos.

Foto: Un grupo de niños, durante una actividad en el aula del colegio Reina Sofía de Totana, Murcia. (EFE)

La cabeza… y el corazón

Además del aprendizaje, de lo que puede recuperarse, está la cuestión de la salud mental de los menores. 'New York Times'. “El aprendizaje remoto, el confinamiento y la incertidumbre pandémica han aumentado la ansiedad y la depresión entre los adolescentes, elevando la preocupación sobre su salud mental. Las investigaciones muestran que los adolescentes dependen de sus amistades para mantener la generación de sentido, el mantenimiento de la autoestima, así como para controlar la ansiedad y la depresión. Un estudio reciente sobre 3.300 estudiantes de Secundaria refleja que casi un tercio se ha sentido infeliz o deprimido durante los últimos meses. Aunque pueda parecer contradictorio para una generación acostumbrada a relacionarse a través de las redes sociales, más de una cuarta parte de los estudiantes dijo que no se sentía conectada con sus profesores, sus compañeros de clase o su comunidad”.

Foto: Un joven en la Habana. (EFE)

No se ha medido todavía el impacto que tuvo el severísimo confinamiento sobre los niños de nuestro país. El golpe sobre su aprendizaje. El daño a su salud mental. De hecho, nadie ha explicado ni se ha disculpado por haber tomado una decisión tan trascendente sin base científica, como se está demostrando en esta segunda ola. Algunas naciones empiezan a hacer números. El roto es generalizado y especialmente grave para los menores que viven en entornos menos favorecidos. Matemáticas. Comprensión lectora. Vocabulario. Ortografía. Los resultados son amargos. Y luego está lo que no puede medirse tan fácilmente. Lo que incomprensiblemente se abandona. La salud mental de los menores. Un desastre del que nadie se ocupa ni se preocupa.

HIjos Inglaterra
El redactor recomienda