Los jóvenes, los más afectados psicológicamente por el COVID-19
  1. España
  2. Coronavirus
sentimientos de apatía

Los jóvenes, los más afectados psicológicamente por el COVID-19

Un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid ha concluido que las personas entre 18 y 39 años experimentan más soledad en estos momentos

Foto: Un joven en la Habana. (EFE)
Un joven en la Habana. (EFE)

Aunque en la actualidad tenemos el foco puesto en los niños, sobre los que el presidente ha anunciado que aquellos que tengan hasta 12 años podrán salir a la calle por un tiempo limitado a partir del próximo 27 de abril, los jóvenes también están sufriendo los irremediables efectos secundarios que el COVID-19 traerá a nuestros días: aquellos con edades comprendidas entre 18 y 39 años presentan más ansiedad, depresión y soledad que las personas mayores de 60.

Eso es lo que pone de manifiesto un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid y Grupo 5 en que se investigaba sobre el impacto psicológico y la resistencia de la población española al coronavirus. La muestra de esta primera evaluación se realizó con un total de 3.473 personas de todas las edades y el 60% de los entrevistados indicaron sentir apatía o poco interés en hacer cosas, además de que habían experimentado frecuentemente depresión, decaimiento o falta de esperanza. El 15% ha tenido esa sensación más de la mitad de los días, según informa 'Europa Press'.

Además, un 70% de los participantes reconocieron haberse sentido durante algunos días nerviosos, angustiados y tensos, y más de la mitad indicaron "no ser capaces de controlar la preocupación". De todos ellos, los mayores de 60 años fueron los que se sintieron más tranquilos y reconocieron que podían controlar mejor sus emociones, a pesar de sentir cierta discriminación por su edad ante la enfermedad, con respecto a los jóvenes.

El 60% de los entrevistados dijeron haber experimentado frecuentemente depresión, decaimiento o falta de esperanza

Los jóvenes también son los que, según el estudio, parecen sentirse más solos de toda la muestra. Un 45% de los encuestados aseguró sentir que le faltaba compañía y el 25% se ha sentido excluido o discriminado por sus vecinos en alguna ocasión. Ante una situación de crisis, como la provocada actualmente por el COVID-19, el 96% intenta regular sus emociones pero sólo el 60% lo consigue la mayoría de las veces.

Pero no todo son noticias negativas. Tres de cada cuatro encuestados dice poder hablar de sus problemas con su familia y amistades obteniendo apoyo cuando lo necesitan. En este sentido, las personas casadas o con pareja reportan los mayores niveles de apoyo social percibido. Además, el estudio refleja que casi el 90% de las personas encuestadas se siente en paz consigo mismo, tres de cada cuatro sigue creyendo que su vida tiene pleno sentido y más de la mitad mantienen un sentimiento de armonía interior.

El redactor recomienda