'Rastreadores de covid': Geopolítica alterada
  1. Mundo
cambios en el escenario internacional

'Rastreadores de covid': Geopolítica alterada

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

placeholder Foto: EC.
EC.

Los últimos meses están trayendo cambios en el escenario internacional. Alteraciones en el campo de la fuerza. China, clara vencedora de la pandemia, ajena a la segunda ola del virus, está invirtiendo en resiliencia. En Estados Unidos, el giro político es rotundo, aunque nadie apuesta por una transición razonable. Alemania gana en músculo y en liderazgo. Rusia se adentra en uno de sus inviernos más crudos. Mientras tanto, el resto del mundo se pregunta si la aparición de las vacunas cambiará esta historia o volverá a repetirse el patrón histórico de siempre.

Estados Unidos

“Grandes esperanzas”. 'The Economist' toma el título de Dickens para analizar la relación del nuevo presidente estadounidense con los países aliados. “Para ellos, la victoria de Joe Biden ha supuesto un gran alivio. Bajo su presidencia, no habrá más intimidaciones y amenazas de abandonar la OTAN. Estados Unidos dejará de tratar a la Unión Europea como un enemigo comercial (...) En lugar de la bola de demolición de Trump, Biden ofrecerá una mano extendida para trabajar cooperativamente frente a las crisis globales, desde el coronavirus hasta el cambio climático (...). Sin embargo, no todos los países tienen nostalgia de la era Obama. A varios países de la OTAN cercanos a Rusia les gustaba Trump. A los aliados asiáticos les gusta cómo Trump se enfrentó a China. Biden tendrá que demostrar que no se ablandará (...). Los aliados tendrán que trabajar con Estados Unidos para reparar el orden internacional. Pueden apoyar los esfuerzos frente a Rusia o China. Y sumarse a los esfuerzos de Biden de reducir el carbono”.

Foto: Joe Biden. (Reuters)

China

Este artículo del 'Wall Street Journal' es del 27 de septiembre y tiene sentido rescatarlo ahora. La segunda ola no había llegado todavía con toda su fuerza a Europa y Estados Unidos, pero China, principal vencedora de la pandemia, ya tenía entonces el plan en marcha. “La máquina de exportación china mira hacia dentro a medida que aumentan los riesgos globales”. Un paso que “se considera clave para lograr que la segunda economía mundial sea más autosuficiente”.

“En las últimas semanas, el presidente chino, Xi Jinping, ha pedido que se adopte lo que él llama 'circulación nacional'. Una política diseñada para reforzar las cadenas de suministro locales y alentar el consumo interno, de manera que el país sea más resiliente frente a disrupciones comerciales o geopolíticas como la pandemia o la guerra comercial con Estados Unidos”.

Foto: Imagen: Pablo López Learte.

Rusia

Bloomberg, sobre el frío invierno ruso del covid. “Incluso analizando las cifras oficiales, que pueden subestimar el número de víctimas, esta segunda ola se está convirtiendo en una prueba seria para el Gobierno de Vladímir Putin. El Kremlin delegó el manejo de la pandemia a las autoridades locales —mal equipadas— y ahora el volumen de casos está presionando un sistema que ha centralizado los recursos y el poder durante las últimas dos décadas. Simultáneamente, la vacuna rusa, una operación de relaciones públicas, ha tenido problemas de producción (...). Las debilidades del sistema hipercentralizado están quedando al descubierto. Y puede resultar doloroso ignorarlas sin una vacunación rápida, sin restricciones más estrictas o sin una recuperación milagrosa de los precios del petróleo (...) A favor de Putin está el hecho de que no existen alternativas creíbles para gobernar Rusia”.

Foto: Rusia, el primer país en registrar una vacuna contra el coronavirus. (Reuters)

Alemania

A lo largo de estos meses, hemos venido destacando los resultados del Gobierno de Merkel en la primera ola, la potencia con que el país comenzó a recuperarse económicamente en verano, el liderazgo en la consecución del plan de ayuda. A pesar de las adversidades, todo parece indicar que Alemania está en fase creciente. Lo está hacia dentro y hacia fuera. Gana en influencia, y no es por casualidad.

La innovación prepara Alemania para desempeñar un papel destacado en la lucha contra el coronavirus”. 'Financial Times'. “La empresa germana BioNTech se ha ganado la atención mundial por su trabajo en la primera vacuna. Pero otros grupos alemanes también jugarán un papel importante (...) Su industria no solo domina el mercado del vidrio para medicamentos, también fabrica recipientes especiales como los que harán falta para la nueva vacuna. El progreso en todo el frente de las vacunas está dando un gran impulso a la confianza en Alemania”.

Foto: La sede de la empresa BioNTech en Mainz, Alemania. (EFE)

Países menos avanzados

“La desigualdad en el acceso a las vacunas aumenta la sospecha y la división. El mundo no puede repetir los errores de la polio, la tuberculosis y el sarampión”. 'Foreign Policy'. “La constante histórica es que este tipo de vacunas se administran rápidamente a quienes tienen el privilegio de vivir en las naciones más ricas del mundo, mientras que el resto de la población sufre a menudo durante décadas hasta que se erradican las enfermedades mortales, si es que alguna vez se erradican (...). Quizás esta vez sea diferente, tendría que ser así. Este virus es más infeccioso y hay más movimiento de personas en el mundo que en las pandemias anteriores. La cadena de transmisión global es tan fuerte como lo es su eslabón más débil. A menos que se erradique en casi todas las partes del mundo, pueden producirse aumentos repentinos. Hay algún motivo para la esperanza: Biden ya ha anunciado que Estados Unidos volverá a la OMS en su primer día en el cargo (...). El mundo tiene razón al celebrar la existencia de una vacuna. Pero la verdadera celebración debería llegar cuando todas las personas tengan acceso a ella”.

Los últimos meses están trayendo cambios en el escenario internacional. Alteraciones en el campo de la fuerza. China, clara vencedora de la pandemia, ajena a la segunda ola del virus, está invirtiendo en resiliencia. En Estados Unidos, el giro político es rotundo, aunque nadie apuesta por una transición razonable. Alemania gana en músculo y en liderazgo. Rusia se adentra en uno de sus inviernos más crudos. Mientras tanto, el resto del mundo se pregunta si la aparición de las vacunas cambiará esta historia o volverá a repetirse el patrón histórico de siempre.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus Política
El redactor recomienda