La victoria demócrata en Arizona da un balón de oxígeno a las opciones de Biden
  1. Mundo
PRIMER GRAN VUELCO EN LOS SWING STATE

La victoria demócrata en Arizona da un balón de oxígeno a las opciones de Biden

Arizona se ha teñido de azul para Joe Biden, por primera vez para un candidato demócrata desde 1996

Foto: Carteles electorales en Arizona (Reuters)
Carteles electorales en Arizona (Reuters)

Arizona se ha teñido de azul para Joe Biden, por primera vez para un candidato demócrata desde 1996. Además de un duro golpe a la narrativa trumpista, la victoria de Biden en Arizona y sus 11 votos electorales dan un balón de oxígeno a las posibilidades demócratas para hacerse con la Casa Blanca, muy ajustadas tras no haber sido capaces de darle la vuelta a (hasta ahora) ningún estado que votara por Trump en 2016.

El resultado en Arizona, donde finalmente se ha impuesto Biden con casi un 52% de los votos escrutados, es el primer gran 'vuelco' de uno de los estados que votaron por el republicano en 2016. Otros estados en el 'cinturón del sol' como Florida y Texas, en los que las encuestas daban una esperanzadora ligera ventaja a Biden, han finalmente caído republicano y Georgia, a falta de terminar el recuento, parece también teñirse de rojo.

Con la victoria en Arizona y sus 11 votos electorales, Biden ya no necesitaría recuperar los tres estados clave del cinturón del óxido (Michigan, Wisconsin y Pensilvania), sino que le bastaría con hacerse con dos de ellos y, si pierde Pensilvania, ganar además un voto de distrito en Nebraska y todo Maine.

Foto: Un grupo de simpatizantes celebra la victoria de Joe Biden en Miami. (EFE)
De líderes extranjeros hasta republicanos: avalancha de felicitaciones a Biden
K. A. P. A. A. A. M. A. M. R. C. Barragán. Washington D.C B. T. D. P.

Arizona ha sido históricamente un bastión republicano. La última vez que sus 11 votos fueron para un candidato demócrata fue hace 24 años, cuando en 1996 el expresidente Bill Clinton se impuso frente al republicano Bob Dole por apenas 2,2 puntos porcentuales. Antes de Clinton, hay que remontarse a Harry Truman (1945-1953). En 2016, Arizona fue para Trump con 3,5 puntos porcentuales de ventaja, una diferencia que Joe Biden ha conseguido recuperar en un ajustado recuento que se ha prolongado hasta la una de la madrugada hora local.

Pese a su pasado profundamente republicano, las encuestas ya dibujaban Arizona como uno de los campos de batalla claves en la carrera a la Casa Blanca. Y el cambio ha sido político y demográfico: aunque todavía con una amplia mayoría blanca (uno de cada cuatro votantes son personas racializadas), en las últimas décadas ha vivido un rápido crecimiento urbano, y la población en las grandes ciudades, como Phoenix, y sus suburbios, es cada vez más joven y con una mayor proporción de votantes latinos.

Para Trump y los republicanos, la pérdida de Arizona es un duro golpe. Apenas unos minutos antes de conocerse el resultado, el propio Trump afirmaba que "todavía podían ganar" en el estado. Durante la campaña, ambos candidatos forzaron el acelerador para movilizar a sus partidarios, y con éxito. Cuatro días antes del 3 de noviembre, el estado batió el récord de votos adelantados y por correo de 2016, con algo más de la mitad del total de los 4,3 millones de votantes registrados en el estado.

Estados Unidos (EEUU) Elecciones EEUU
El redactor recomienda