Trump abandona el hospital: "No dejen que el virus les domine, no le tengan miedo"
  1. Mundo
"Me siento muy bien"

Trump abandona el hospital: "No dejen que el virus les domine, no le tengan miedo"

El presidente de EEUU se ha repuesto en tres días de una enfermedad que le obligó a recibir oxígeno suplementario y un tratamiento experimental dedicado a pacientes graves

Foto: Trump abandona el hospital: "No dejen que el virus les domine, no le tengan miedo"
Trump abandona el hospital: "No dejen que el virus les domine, no le tengan miedo"

El presidente de Estados Unidos ha abandonado este lunes el hospital militar en el que estaba siendo tratado por su positivo en coronavirus. Donald Trump, que había sido ingresado el viernes, se ha repuesto en tres días de una enfermedad que le obligó a recibir oxígeno suplementario y un tratamiento experimental dedicado exclusivamente a pacientes graves. Pese al optimismo del líder de EEUU, sin embargo, su médico de cabecera advertía poco antes de que Trump aún no está fuera de peligro.

En su breve recorrido entre la puerta del hospital y la camioneta, Trump saludó a las cámaras levantando el puño y también el pulgar, dos de sus gestos característicos. A su llegada a la Casa Blanca, el gobernante subió las escaleras del pórtico sur de la residencia presidencial, se quitó la mascarilla y saludó la partida del Marine One. Segundos después, el mandatario entró sin la protección al interior del edificio, en donde había varias personas, entre ellas un fotógrafo oficial.

Foto: El tratamiento médico que ha podido salvar a Trump y tú no vas a recibir en el hospital

"Sé que hay un peligro, hay un riesgo, pero eso está bien. Ahora estoy mejor, quizás soy inmune, no lo sé. Pero no dejen (que el virus) domine sus vidas, salgan, tengan cuidado", dijo Trump en un vídeo grabado justo al llegar a la Casa Blanca y compartido en Twitter. Trump, de hecho, difundió dos vídeos en su red social favorita, el primero de imágenes de su llegada en helicóptero a la Casa Blanca con música heroica de fondo y el segundo de un breve discurso grabado minutos después del aterrizaje.

"Sé que hay un peligro, hay un riesgo, pero eso está bien. Ahora estoy mejor, quizás soy inmune, no lo sé. Pero no dejen que (el virus) domine sus vidas"

"He aprendido muchas cosas sobre el coronavirus y una cosa que sé es: no dejen que les domine, no le tengan miedo, lo vencerán, tenemos los mejores equipos médicos, los mejores medicamentos, y lo derrotarán", aseguró el presidente. "Fui (el viernes al hospital), no me sentía muy bien -añadió-, y hace dos días, me podría haber ido hace dos días, hace dos días ya estaba muy bien, mejor de lo que he estado en mucho tiempo". Trump escenificó así un regreso triunfal a la Casa Blanca tras su breve hospitalización para tratarse de coronavirus, una enfermedad que en Estados Unidos se ha cobrado ya más de 210.000 vidas.

El presidente de EEUU, a su salida del hospital. (Reuters)
El presidente de EEUU, a su salida del hospital. (Reuters)

Previamente, el presidente de EEUU afirmó sentirse "mejor que hace 20 años" en el mensaje en el que anunciaba que a las 18:30, hora local (00:30, hora española), abandonaría el Walter Reed. "¡Me siento realmente bien! Bajo la administración Trump hemos desarrollado muy buenos fármacos y conocimiento. ¡Me siento mejor que hace 20 años!". Varias horas después, el mandatario estadounidense salió a pie del hospital para montarse en el coche que lo llevó al helicóptero presidencial Marine One, que le trasladaría de vuelta a la Casa Blanca.

[Sigue la cobertura de El Confidencial para las elecciones más importantes de EEUU]

Pese a ese triunfalismo, el médico del presidente, Sean Conley, reconoció que el mandatario "no está fuera de peligro" y que se encuentra de hecho en un "terreno no explorado" por otros pacientes de coronavirus debido al tipo de tratamiento que ha recibido. También aseguró que "en la Casa Blanca tendrá un personal médico prestigioso a su disposición las 24 horas del día" como si siguiese en el hospital.

A esas advertencias se ha sumado también el principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, Anthony Fauci, quien ha explicado que podría tener una recaída en los próximos días pese a su "buen aspecto", pues "el problema es todavía lo suficientemente reciente".

"No es ningún secreto que si miras el cuadro clínico de las personas que han contraído la enfermedad a veces, cuando sólo hay entre cinco y ocho días del inicio del contagio, puede haber una recaída", ha señalado Fauci durante una entrevista para la cadena estadounidense CNN.

Sin embargo, Fauci ha mostrado cierto optimismo en relación al estado de salud del presidente, en especial debido a su "muy buen aspecto". "Es poco probable que suceda, pero deben estar atentos. Él lo sabe. Los médicos lo saben. (...) No se está fuera de esto hasta que hayan pasado varios días, pero en verdad parece tener buen aspecto", ha añadido.

Muchas contradicciones

Hasta el momento, el estado de salud del presidente había sido una incógnita. Por un lado, su equipo médico anunció tanto el sábado como el domingo que estaba en buen estado de ánimo y sin fiebre, incidiendo en que el peor momento ya había pasado el viernes, cuando sus niveles de oxígeno habían caído a unos niveles preocupantes. Pero el jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, dijo horas después que el estado del presidente era "preocupante". A las dudas sobre la gravedad del presidente se le añadió el tratamiento al que fue sometido: un fármaco experimental exclusivamente reservado para casos de covid graves. Pero la aparición de Trump ante la cámara el domingo despejó cualquier duda: se estaba recuperando.

"He aprendido del covid", dijo el presidente en un vídeo, erguido y con un tono que ya recordaba al Trump televisivo que se desenvuelve con solvencia ante las cámaras. "Lo aprendí yendo verdaderamente a la escuela. Esta es la escuela de verdad", aseguró. Pero a su cuerpo aún le queda batallas por librar.

Biden le pide escuchar a los científicos

Mientras, la carrera presisdencial avanza y el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, le ha pedido a Trump que "escuche a los científicos" y "apoye" el uso de las mascarillas."Me alegró ver al presidente hablando y grabando videos durante el fin de semana", ha dicho durante un acto de campaña en la Pequeña Habana en Miami, Florida.

"Ahora que está ocupado tuiteando mensajes, le pediría que escuchara a los científicos y apoyase las mascarillas", ha expresado el candidato demócrata, en cuyas oraciones, ha dicho, han estado presentes Trump y la primera dama, Melania.

Por su parte, desde la dirección de la campaña de Trump se asegura que el presidente estadounidense planea participar en el próximo debate electoral, previsto para el 15 de octubre en Florida, informa la cadena CNN. En esta ocasión, y a diferencia del primer cara a cara, el formato variará para que ambos candidatos deban enfrentarse a las preguntas de los electores.

Antes de que Biden y Trump se vean las caras por segunda vez, este miércoles harán lo propio sus respectivos segundos, Kamala Harris y el actual vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

De acuerdo con las primeras informaciones, y teniendo en cuenta que la Casa Blanca se haya afectada por un brote de coronavirus, en su contienda dialéctica, Harris y Pence estarán a cuatro metros el uno del otro y separados por una barrera de plexiglás.

Coronavirus Medicina Hospitales
El redactor recomienda