El virus ha alterado el caudal de la historia

'Rastreadores de covid': La crisis gravísima en el sector inmobiliario

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

Derivadas económicas de una claustrofobia masiva. Muchos salieron del confinamiento soñando con un jardín. Para otros, el miedo social convirtió en jaulas las tiendas, los centros comerciales y los hoteles. También los autobuses y los vagones. Menor vitalidad en las ciudades, por el momento. Quizás el tiempo devuelva los patrones de comportamiento a su ser, veremos. Lo cierto es que hay señales de crisis en todos los ámbitos del sector inmobiliario. Algunos espacios regresarán a su cauce, otros tendrán que adaptarse. El virus ha alterado el caudal de la historia.

USA. Impacto devastador en el sector comercial.Estrés severo en la financiación de propiedades comerciales (...) Los inversores se preparan para pérdidas mientras aumenta la morosidad”. 'Financial Times'. Analista de Wells Frago: “No creo que nadie haya anticipado la devastación que el covid-19 viene provocando en el mercado inmobiliario comercial”. Estados Unidos, finales de agosto: impagos de más de 30 días en el 15% de los locales y casi el 25% de los hoteles hipotecados.

El impacto de la pandemia está sintiéndose en toda la industria hotelera. Pero no solo, también en otros tipos de propiedades. Los centros comerciales pierden afluencia, porque la gente compra en internet. Los bloques de oficinas afrontan un futuro incierto, porque el teletrabajo comienza a alterar la demanda de las empresas. Los inquilinos de los bloques de apartamentos empiezan a afrontar problemas.

Dato en 'Zero Hedge': las ventas de espacios comerciales en Nueva York se han desplomado un 54%, la mayor caída nunca registrada.

Alemania: el pequeño comercio, contra la pared. Numerosos hoteles y buena parte de las grandes cadenas están notando el impacto en sus cuentas. No están solos. No son los que afrontan una situación más delicada: el temor se cierne sobre las pequeñas tiendas. Hay mucha menos clientela en los grandes centros comerciales y, además, pérdida de vitalidad en el centro de las ciudades. Pasa en Fráncfort, por ejemplo, donde se afirma que el sector minorista está contra la pared y que hacen falta medidas. Empresas en peligro de extinción, presión sobre el mercado de bienes raíces comerciales.

Francia. Mercado residencial: la mecánica de la reversión. 'Le Monde'. “Si la recesión es más dura de lo previsto, la coyuntura inmobiliaria empeorará. Se pondrá en marcha la mecánica de todas las reversiones (...) Primero, los bancos comenzarán a distribuir los créditos con mayor moderación (...) Después, habrá menos compradores con más propiedades a visitar, por lo que se volverán más exigentes de cara a la negociación (...) Finalmente, después de unos meses, los propietarios venderán por menos y la curva de los precios empezará a descender (...) Queda por ver si la caída será igual en todas partes (...) Las grandes ciudades podrían sufrir más que las medianas”.

UK: paréntesis fiscal y burbuja inmobiliaria. Tras la parálisis en el sector inmobiliario propiciada por el confinamiento, el Gobierno británico anunció a principios de julio unas “vacaciones fiscales” para el primer medio millón de libras empleado en la compra de casas.

Dos meses más tarde, los precios alcanzaban niveles récord. Muchos compradores buscando más espacio, balcones, terrazas y jardines, también un despacho en el hogar. Sin embargo, ya a principios de septiembre, se consideraba que "es poco probable que la subida se mantenga (...) las medidas del Gobierno terminarán (...) y no tardará en verse la verdadera magnitud del impacto del virus en el mercado laboral".

'The Times' reflejaba, esta misma semana, la siguiente previsión: “Los precios de la vivienda caerán un 14% a lo largo del próximo año”.

Transporte urbano. En todas las grandes ciudades, viene bajando el número de usuarios de transporte público. Hay miedo. Para otoño, previsión de problemas de congestión y contaminación —'revival' del mercado de coches baratos de segunda mano—. ¿Qué hacer desde los ayuntamientos? Bloomberg nos habla de París y de Los Ángeles.

En Francia, desde este mes, los menores de 18 años podrán viajar de forma gratuita por la red de transporte público, un paso que quizá podría terminar con un acceso gratuito universal. Esa posibilidad ya se está estudiando en California.

Bonus, moderadamente contracultural. Una pequeña joya esto en 'The Atlantic', ahora que parecemos menos los urbanitas y tener un jardín parece más valioso que ser parte de un barrio. Amigo, “prepárate para el gran regreso urbano”. Una reivindicación histórica de la mirada urbana y visionaria, muy agradable de leer. El futuro existe.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios