TAMBIÉN SE PRODUJO UN INCENDIO

Explota un laboratorio ruso en el que había muestras del virus mortal de la viruela

Tanto el centro como las autoridades aseguran que no hay ningún riesgo biológico dado que en la zona afectada no había ningún elemento peligroso

Foto: El virus de la viruela, erradicado completamente gracias a las vacunas
El virus de la viruela, erradicado completamente gracias a las vacunas

Solo dos centros en todo el mundo, oficialmente, guardan muestras del virus de la viruela. Uno es el Centro para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos; el otro, el Centro Estatal de Investigación de Virología y Biotecnología de Rusia, conocido como Vector. En este último, que se encuentra en la ciudad de Koltsovo, cerca de Novosibirsk, en plena Siberia, se ha producido una explosión este lunes cuando se estaba reparando una sala de inspección sanitaria.

Los primeros informes hablan solamente de un trabajador herido, que fue trasladado a un hospital cercano con graves quemaduras. Según un comunicado de Vector que recoge la CNN, en el lugar de la explosión no se almacenaba material de riesgo biológico, un dato que también ha confirmado el alcalde de la ciudad de Koltsovo.

Los hechos sucedieron este lunes cuando un cilindro de gas explotó en la quinta planta del edificio del laboratorio. Después se produjo un incendio, aunque las autoridades han asegurado que ni la explosión ni el posterior fuego han afectado a la estructura del edificio, más allá de que se rompieran las ventanas.

Un centro con historia

Vector, construido en 1974, tuvo una gran importancia durante los años de la Guerra Fría ya que era uno de los centros destinados a investigar sobre armas biológicas. Hoy en día se dedica a desarrollar vacunas y herramientas que permitan el diagnóstico y el tratamiento de diferentes enfermedades infecciosas como el SIDA, el ébola o la gripe porcina.

Tanto los responsables del laboratorio como las autoridades rusas han confirmado que no hay riesgo biológico alguno

El doctor Joseph Kam, profesor honorario en el Centro Stanley Ho para Enfermedades Infecciosas Emergentes, ha explicado que las normas para almacenar virus como el ébola o la viruela son muy estrictas: deben estar encerradas en el nivel de seguridad más alto del laboratorio y restringir el acceso a las muestras.

Además, cree que el fuego es suficiente para destruir un virus, ya que no sobreviven a temperaturas de más de cien grados, aunque también se teme que una explosión como la sucedida en Rusia podría infectar a las personas que estuvieran en la misma habitación que las muestras. Afortunadamente, siempre según el comunicado de Vector, ninguno de los virus que se almacenan en sus instalaciones se vio afectado, por lo que no hay riesgo biológico alguno.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios