LA SENTENCIA DEL TJUE ABRE UNA TERCERA VÍA

Respaldo de Luxemburgo a los europeístas de UK: Londres puede revocar el Brexit

A menos de 36 horas de que Westminster vote el acuerdo del Brexit, el TJUE sentencia que Londres tiene la capacidad de revocarlo de forma unilateral. Supone un espaldarazo a los europeístas

Foto: Marcha pro Brexit del UKIP. (Reuters)
Marcha pro Brexit del UKIP. (Reuters)

A menos de 36 horas de que el Parlamento británico vote el acuerdo del Brexit, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha sentenciado que el Reino Unido tiene la capacidad de revocar de forma unilateral el artículo 50 de los tratados europeos, que inició su proceso de salida de la UE y que establece la retirada del bloque comunitario para el 29 de marzo de 2019.

En Londres se da por hecho que el pacto consensuado entre Theresa May y los Veintisiete no obtendrá mañana el apoyo de los diputados, dado que los 'tories' euroescépticos y la oposición han adelantado que votarán en contra. De hecho, la más que probable derrota de la 'premier' ha desatado rumores sobre un posible aplazamiento de la votación. La sentencia del TJUE llega cuando la primera ministra británica intenta ganar apoyos de última hora para su acuerdo, amenazando a los parlamentarios con la posibilidad de que no haya Brexit si su pacto es rechazado en la Cámara de los Comunes.

El Gobierno de May ya ha calificado la sentencia del TJUE de "irrelevante" al asegurar que Reino Unido abandonará la UE “ de todos modos”. El ministro de Medioambiente, Michael Gove, uno de los “brexiteers” de peso dentro del Ejecutivo, ha afirmado que la resolución "no altera el voto ni la intención del Gobierno de marcharnos". "No queremos quedarnos en la UE. 17,4 millones de personas enviaron un mensaje claro de que queremos irnos. Y eso significa también salir de la jurisdicción del tribunal de justicia europeo", ha añadido.

La sentencia del Tribunal de Luxemburgo supone un espaldarazo a los diputados británicos europeístas porque, ahora que en Reino Unido se da por hecho que May dimitirá en las próximas semanas, el TJUE abre una tercera vía. La sentencia señala que la opción de revocar el Brexit debe ser apoyada democráticamente, bien por un segundo referéndum, elecciones generales o una votación en Westminster.

El TJUE abre la puerta a una nueva consulta sobre el Brexit, en palabras de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon. "Una extensión del artículo 50 para dar tiempo a otra votación, seguida de la revocación del artículo 50 si el resultado (de esa consulta) es la permanencia (en la Unión Europea) parece ser una opción que ahora está abierta en la Cámara de los Comunes", escribió Sturgeon en Twitter.

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, por su parte, considera que la sentencia da "flexibilidad" para lograr una solución. "Esto es una posibilidad que permite la ley. Si los jueces en el Tribunal deciden que la ley permite al Reino Unido retirar su propuesta sin tener que saber qué opinión tienen los otros, da más flexibilidad para buscar una solución", señaló Borrell a la prensa a su llegada a un Consejo de la UE.

La sentencia coincide con las conclusiones del abogado general del TJUE Manuel Campos Sánchez-Bordona, que el 4 de diciembre avaló en un dictamen el derecho de un Estado miembro que ha notificado su "intención" -no "decisión"- de abandonar la UE a cambiar de opinión y revertir el proceso de ruptura. Esta posibilidad, según Campos Sánchez-Bordona, persiste "hasta el momento en el que se concluya" el Acuerdo de Retirada, pendiente ahora de su tramitación parlamentaria.

El abogado español subrayó además en sus conclusiones que rechazar la revocación unilateral de Reino Unido implicaría en la práctica la "salida forzada" de la UE de uno de sus estados miembro, que sigue siendo parte del bloque a todos los efectos. En este sentido, el dictamen advierte de que "sería ilógico forzar a dicho Estado miembro a retirarse de la Unión para que luego tuviera que negociar su adhesión" y rechaza de plano que sólo los Veintisiete puedan decidir de manera "unánime" parar la separación.

El TJUE precisa en su sentencia que la revocación de la notificación en la que se informaba al Consejo Europeo de la decisión de abandonar la UE, llevada a cabo de acuerdo con los requerimientos constitucionales británicos, tendría el efecto de que el Reino Unido seguiría en la Unión sin cambios en su estatus como Estado miembro. Para Luxemburgo, la posibilidad de retirar el artículo 50 existe mientras el acuerdo de retirada pactado entre Londres y Bruselas no haya entrado en vigor.

¿Qué pasa si Westminster rechaza el pacto?

Mientras, la primera ministra continúa buscando apoyos a la desesperada para sacar adelante el pacto, reuniéndose con pequeños grupos de parlamentarios 'tories' a los que ofrece concesiones de última hora. Nadie espera que la Cámara de los Comunes apruebe el acuerdo, así que May está intentando reducir la escala de su derrota. Medios británicos señalan que May celebrará hoy más reuniones privadas con diputados y subrayan que la jefa del Gobierno habló el domingo con el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, cuyo apoyo puede ser vital si se abren nuevas negociaciones con Bruselas.

El rechazo del Parlamento británico abrirá una crisis política de consecuencias impredecibles, por lo que la pregunta clave es qué sucederá después. May tendría 21 días para presentar planes alternativos y ahora mismo hay varios escenarios posibles. La oposición laborista intentará que se convoquen elecciones pero no podrá forzarlas porque los unionistas del DUP -que sostienen a May en el Parlamento desde que ésta perdió la mayoría absoluta en 2017- ya han anunciado que no apoyarán la moción contra el Gobierno. No obstante, no aclaran si continuarán respaldando a May si la 'premier' insiste en presentar el pacto del Brexit en su forma actual por el “backstop” irlandés.

La polémica "salvaguarda", pensada para evitar una frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte, ha generado un rechazo frontal entre los diputados. Prevé que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único, hasta que establezcan una nueva relación comercial entre ambas partes, negociada en el periodo de transición - entre el 29 de marzo de 2019 y finales de 2020-. Pero esa "garantía" puede ser indefinida si las partes no cierran el acuerdo al término del periodo de transición.

Habrá también presiones para que se convoque un segundo referéndum. Mientras, los “brexiteers”, el núcleo duro de la rebelión contra May en el Partido Conservador, intentarán forzar la salida de la primera ministra. El futuro político de la 'premier' está en las cifras: si es derrotada por menos de 60 votos May no dimitirá. No obstante, la 'premier' puede afrontar esta misma semana un nuevo desafío a su liderazgo por parte de los 'tories' rebeldes porque se espera que el Comité 1922, que agrupa al grupo conservador en los Comunes, reciba de los diputados las 48 cartas necesarias para poner en marcha una moción de no confianza contra May, según "The Times".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios