nueva york adelanta a londres

El Brexit pone a prueba el milenario poder de la City

El Brexit genera un estrés sin precedentes en todos los estamentos de la sociedad. Y la City, como organización que necesita especial trato dentro del mercado común, está en el centro del debate

Foto: El sol se pone tras el distrito financiero de Londres, el 7 de diciembre de 2018. (Reuters)
El sol se pone tras el distrito financiero de Londres, el 7 de diciembre de 2018. (Reuters)

El Brexit está generando un estrés sin precedentes en todos los estamentos de la sociedad británica. Y la City de Londres, como organización simbólica que necesita especial trato dentro del mercado común europeo, está en todo momento en el centro del debate de la nueva relación entre el Reino Unido y la UE. Sin embargo, si hay una organización inmortal en el país, esa es sin duda la City. Desde hace un milenio, cuando los diferentes gremios se asentaron en la ribera del Támesis al arrullo de su ruta comercial, la City se ha convertido en uno de los centros económicos más poderosos del mundo. Han pasado los siglos y los gremios de artesanos, curtidores o herreros han sido sustituidos por bancos, consultoras y agencias de inversión, creando así una telaraña financiera compleja e interconectada que emplea a más de 500.000 personas, alberga alrededor de 20.000 negocios y representa casi el 3% del total de la economía británica, según los datos de la City of London Corporation.

La frenética economía digital se ha impuesto en la ancestral ruta comercial, no así sus reglas medievales ni su vetusta organización administrativa en un distrito donde únicamente viven 9.000 personas. La historia de la City es la historia de una ciudad dentro de otra ciudad. Fundada por los romanos hace casi dos mil años, la City ha sabido crear "una organización político-administrativa que tiene una enorme capacidad de influencia para adaptar leyes y prerrogativas a la medida de sus necesidades", tal y como reconoce el historiador y experto en la City, Maurice Glasman. Dicho de otro modo, la City ha ido blindando su influencia gracias a las excentricidades administrativas que imponen una suerte de poder paralelo e intocable respecto a las instituciones del estado.

Si hay una figura que representa el poder extemporáneo de la City, esa es la del Lord Mayor. Elegido anualmente por los círculos cerrados de poder de la City of London Corporation, el Lord Mayor es la figura que representa los intereses de la plaza financiera de Londres en todo el mundo. Su elección tiene lugar en noviembre y es celebrada (e interpretada) con uno de los desfiles más conocidos en la ciudad, el Lord Mayor Show, que este año contó con 7.000 participantes y 200 caballos. Ya en 1937 fue una de las primeras emisiones televisivas del mundo de la mano de la BBC, demostrando que toda esta dramaturgia es una herramienta clave para generar una imagen dinástica, aplicando la famosa sentencia del ensayista Walter Bagehot quien describió al poder como "la propia representación del poder".

El recién nombrado Lord Mayor, Peter Estlin, ejecutivo de Barclays y miembro desde hace 30 años de la corte de Aldeman (una especie de consejo supremo de la City of London Corporation) tiene el reto de llevar el relato de la City a más de 90 países. Estlin, el Lord Mayor 691 de la historia, hará un tour incansable de cenas y conferencias, donde el propio se convertirá en la cabeza visible de uno de los lobbies más eficaces del mundo. La nueva cabeza visible de la City considera la perspectiva de un Brexit sin acuerdo "como una pesadilla" y alerta a la propia UE que si no se encuentra un acuerdo satisfactorio la recesión estará servida.

Peter Estlin y su mujer Lindy Estlin a su llegada al banquete anual del Lord Mayor, en Londres. (Reuters)
Peter Estlin y su mujer Lindy Estlin a su llegada al banquete anual del Lord Mayor, en Londres. (Reuters)

Nueva York adelanta a Londres

Sin embargo, si comparamos las estadísticas actuales de la City con los datos antes del referéndum, no parece que el proceso del Brexit esté atenazando de momento al centro financiero londinense. En estos dos años de zozobra política, la City ha empleado a un 10% más de personal y más de 3.000 nuevos negocios financieros han comenzado su andadura, pese a que los llamamientos al Armagedón financiero han sido recurrentes. En este sentido, Anastasia Nesvetailova, directora del Departamento de Investigación Económica de la City University of London, asegura que gran parte del éxito global del distrito financiero ha sido la fortaleza que este ha mostrado a la hora de generar una red de negocios interconectados que trascienden el sector bancario.

De momento, la City no pierde ni puestos de trabajo ni número de negocios, pero sí ha perdido la primera posición como principal plaza financiera del mundo. El último Global Financial Centre Index (GFCI), el informe que mide la fortaleza de los centros financieros internacionales, ha colocado a Wall Street por encima de la City por primera vez desde 2015. Este informe, elaborado desde 2007 por la consultora Z/Group, es el estudio más reconocido para evaluar los centros financieros de todo el mundo, ya que analiza cien criterios de diversa índole (desde la tasación y la regulación, hasta la calidad del 'stock' de oficinas) para ofrecer una radiografía detallada del clima de negocio de los centros financieros internacionales.

Un acuerdo que no convence

Miles Celic, ejecutivo de TheCityUK, no tiene dudas de que "la incertidumbre que ha generado el Brexit se ha convertido en la principal razón para que Nueva York y Londres intercambien la primera y la segunda posición". La falta de acuerdo y los vaivenes políticos en Westminster y Bruselas son vistos en la City como el principal quebradero de cabeza a la hora de blindar la industria financiera. Sin embargo, Nesvetailova también ha notado una posición errática en los mismos estamentos de la City: "El propio centro financiero no ha establecido una posición clara; mientras el 'lobby' ha mantenido una posición favorable a un Brexit suave, el resto de la City ha estado dividida, otorgando siempre una posición vaga y oportunista".

Sin embargo, el acuerdo que está ahora mismo encima de la mesa no convence al entramado financiero de Londres. Una vez fuera del mercado común, la City tendría que adoptar las reglas de la UE, pero perdería el sistema actual de pasaporte, que permite actualmente a los negocios del centro financiero londinense vender sus servicios a los 28 miembros del bloque con una licencia local. Si el acuerdo de May pasase el filtro del Parlamento, el Reino Unido no podría usar este salvoconducto para hacer negocios y la City perdería parte de su flexibilidad. El centro financiero de Londres sí quedaría, entonces, en un lugar de vulnerabilidad que ya está siendo explotado por sus competidores europeos, especialmente Frankfurt, París o Dublín, las plazas que más volumen de negocio están atrayendo de la incipiente erosión de Londres.

Poca transparencia

La importancia de la City en la economía británica es capital. La City of London Corporation recoge en su página web que la totalidad de la industria de las finanzas aporta el 11,3% del total de la recaudación en materia de impuestos del Reino Unido. Siendo esta cifra considerable, no está de más ampliar el foco y analizar en qué países las compañías financieras operan con más asiduidad a través de paraísos fiscales. La Red de Justicia Fiscal publica todos los años el Índice de Secreto Financiero (Financial Secrecy Index o FSI), el mayor estudio llevado a cabo sobre secreto financiero global. La lista más reciente está encabezada por Suiza, mientras que el Reino Unido ostenta una engañosa vigésima cuarta posición, ya que si se computaran los territorios que son antiguas colonias británicas que están bajo control de la Corona, el Reino Unido lideraría ampliamente la lista.

Uno de los azotes más potentes que ha tenido la City de Londres ha sido el periodista Nicholas Shaxson, quien publicó en 2011 el demoledor libro 'Las Islas del Tesoro', donde detallaba el uso de los paraísos fiscales por parte de las entidades financieras que operan en The Square Mile. Shaxon cuenta que la City no es únicamente el foco de negocio que más se aprovecha de esta situación, sino que actúa instigando "la promoción de nuevos paraísos fiscales". La influencia de la Corporación en este asunto, según el autor de Treasure Islands, es definitiva, "pero sus acciones son siempre silentes y están siempre escondidas".

La City no es únicamente el foco de negocio que más se aprovecha de esta situación, sino que actúa instigando “la promoción de nuevos paraísos fiscales”

Está por ver cómo afecta el Brexit a la economía británica y la City de Londres, que se encuentra en plena preparación de planes de contingencia. Anastasia Nesvetailova cree que la City se hará mucho más dependiente del capital chino, "alterando también la vida política del país". Con todo por decidir, Nesvetailova advierte que la City de Londres "crecerá como los hongos", ya que muchos de sus negocios usarán sus filiales europeas para continuar el trabajo financiero. "Es posible que esta situación acabe fortaleciendo a la City y afectando negativamente al resto de la economía británica", tal y como asegura la profesora de la City University, "será más difícil regular el sector desde la política y exigir responsabilidades".

Si esta premonición se cumple, la City habrá vuelto a moldear su historia y la fórmula de la estética de mando se impondrá de nuevo. Se hegemonizaría un poder que, como explica Maurice Glasman, se representa de forma simbólica en una de las gestas más celebradas en la iconografía de The Square Mile. En 1381 un Lord Mayor, William Walworth, apuñaló con su propia daga al líder pujante de la Revuelta de los Campesinos, Wat Tyler, acabando de un plumazo con las protestas. Desde entonces, nadie ha tosido a los gremios de The Square Mile. Está por ver si el Brexit daña o refuerza el poder de influencia que la City de Londres lleva interpretando durante casi 1.000 años.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios