"no nos han subido el sueldo en 10 años"

Huelga en Fiat: el inesperado efecto rebote del fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juve

La decisión de pagar 112 millones de euros por la adquisición al tiempo que se espera un recorte de plantilla en otra empresa de la familia propietaria ha desatado la indignación laboral

Foto: El director ejecutivo de Fiat Sergio Marchionne habla a los trabajadores de la fábrica de la firma en Melfi, en diciembre de 2012. (Reuters)
El director ejecutivo de Fiat Sergio Marchionne habla a los trabajadores de la fábrica de la firma en Melfi, en diciembre de 2012. (Reuters)

Que los sueldos de las grandes estrellas de fútbol se encuentren lo más distante posible de la vida económica que padecen millones de personas en todo el mundo es un hecho sobre el que hay una crítica comúnmente compartida. No obstante, si la estrella en cuestión se llama Cristiano Ronaldo y su multimillonaria adquisición coincide con un nuevo plan de ajuste llevado adelante por una empresa del mismo grupo (y que desde tiempo aplica recortes a sus trabajadores), la indignación puede volverse explosiva.

Así se ha gestado la huelga de los trabajadores de la planta de Fiat en Melfi, al sur de Italia, organizada por el sindicato USB (Unión Sindical de Base), que se ha anunciado este miércoles y se llevará a cabo del 15 al 17 de julio. “El viernes pasado, los directivos de la planta de Melfi de FCA [Fiat Chrysler Automobiles] nos comunicaron que 1.640 personas pasaban a ser ‘trabajadores en exceso’, por lo que en las próximos meses, en la mejor de las hipótesis, sus ya muy bajos salarios serán recortados. Poco tiempo después, supimos lo de Ronaldo...”, cuenta a El Confidencial Domenico De Stradis, sindicalista de USB en Melfi.

“No sé si nos damos cuenta de lo que sucede. Él [Ronaldo] ni en 50 vidas podrá gastar todo lo que tiene. Y aquí hay familias que la tercera semana del mes no saben cómo pagar las cuentas, obreros extenuados por turnos de trabajo agotadores, gente que se enferma por la enorme presión. Todo está certificado por los médicos”, añade De Stradis. "Después de Gonzalo Higuaín, ¿también Cristiano Ronaldo? Es una vergüenza. Los trabajadores de FIAT no han aumentado sus pagas en los últimos 10 años”, ha afirmado, en la misma línea, Gerardo Giannone, otro trabajador de FIAT, empleado desde hace 18 años en la fábrica de Pomigliano D’Arco.

“Todas las plantas de Fiat están sufriendo la CIG”, agregó Giannone, al referirse a este instrumento de regulación del empleo que el Estado italiano pone a disposición de las empresas para afrontar períodos de crisis temporales o prolongadas y supone recortes salariales para los trabajadores. “La FCA gasta 126 millones de euros anuales en patrocinio, de los cuales 26,5 millones son para la Juventus”, afirmó, al solicitar la intervención del ministro de Desarrollo Económico Luigi Di Maio, algo que aún no se ha producido.

Cristiano Ronaldo durante el partido Real Madrid-Juventus en el Santiago Bernabeu, el 11 de abril de 2018. (Reuters)
Cristiano Ronaldo durante el partido Real Madrid-Juventus en el Santiago Bernabeu, el 11 de abril de 2018. (Reuters)

"Una desigualdad brutal"

La chispa del conflicto, en efecto, remite a la familia Agnelli, propietaria de FCA pero también de la Juventus, el equipo italiano que el martes confirmó el fichaje de Ronaldo por el que pagará 112 millones de euros al Real Madrid y al que le dará por cuatro años una sueldo de 30 millones de euros netos al año. “Es desde 2010 que FCA ha puesto en marcha un modelo que se conoce como Ergo-UAS, que básicamente ha reducido los derechos de sus trabajadores y congelado o incluso reducido todos los salarios. Por eso, es normal que la gente se indigne, más si luego asiste a maniobras como la de Ronaldo. Se trata de una desigualdad brutal”, puntualiza el también sindicalista Sergio Bellavita.

Una operación, la adquisición de Ronaldo, que además gestionó de cerca la propia familia de los Agnelli. Tanto así que Andrea Agnelli, el presidente de la Juventus, voló personalmente el martes hasta Grecia —donde el futbolista está transcurriendo unos días de vacaciones— para lograr que Ronaldo firmara su contrato con el equipo italiano (al cual, en realidad, la estrella le costará casi el doble del sueldo que el portugués recibirá, por los impuestos que se deben pagar en Italia).

El enorme gasto, según estimaciones que publicaba hoy el diario económico italiano Il Sole 24 Ore, se llevará el equivalente a un cuarto de los ingresos de la Juventus en 2017 (411,5 millones de euros). Una cifra que se deberá pagar a través del grupo Exor, que es el dueño del 63,77% de las acciones del equipo italiano y, al mismo tiempo, del 29,18% de Fiat Chrysler Automobiles (FCA). Una circunstancia que ha despertado algunas dudas en Italia sobre la solidez económica de la operación llevada adelante por el más conocido equipo de fútbol de Turín.

“¿De dónde sacarán el dinero?, ¿No corren el riesgo de tener que aumentar su capital?”, eran algunas de las preguntas que el miércoles circulaban en los diarios italianos. Más aún que, en cuanto a los ingresos, en cambio, no hay todavía cifras seguras sobre cuánto aportará tener en el campeonato de la seria A italiana a CR7.

Un aficionado del Juventus posa con la nueva camiseta 'bianconera' que lucirá Cristiano Ronaldo frente a la tienda oficial del club en Milán, el 11 de julio de 2018. (EFE)
Un aficionado del Juventus posa con la nueva camiseta 'bianconera' que lucirá Cristiano Ronaldo frente a la tienda oficial del club en Milán, el 11 de julio de 2018. (EFE)

Reacción política

Y es que, además, FCA en los últimos años no ha estado exenta de críticas. Tras imponer en 2010 incluso recortes al derecho de huelga de sus trabajadores, el grupo ha vuelto a estar al centro de la polémica por su decisión de mudar en 2014 su sede social a Holanda, y la fiscal, al Reino Unido. Algo que ha sido interpretado como una maniobra para no pagar los impuestos en Italia. “Para Ronaldo 400 millones, para nosotros solo patadas en el c…”, se leía, en una pancarta colgada en estos días en la planta de Pomigliano D’Arco por algunos empleados cuyo despido fue certificado recientemente por el tribunal Supremo de Italia.

El debate no ha dejado indiferente ni a la política del país, en particular a los partidos más a la izquierda. “Es algo que no se puede tolerar, le han plantado cara a la gente pobre, para aquellos que para vivir trabajan y tienen derecho a ser respetados, también en estas cosas, sin ser heridos”, ha dicho el presidente de la región de Toscana, Enrico Rossi. “Me parece una grave injusticia”, afirmó Rossi, un representante del partido Izquierda y Libertad (LeU), respondiendo a preguntas de los periodistas sobre la huelga de los trabajadores de Fiat.

“[El de Ronaldo con la Juve] es un contrato amoral y vergonzoso. El mundo del fútbol está fuera de control”, añadió la asociación de consumidores Codacons. “No ponemos en duda el valor de Ronaldo como jugador. Sin embargo, estas operaciones y los sueldos de los jugadores han llegado a niveles astrónomicos, tan altos que podrían poner en riesgo los balances de las sociedades. Por este motivo, creemos que la magistratura debería verificar si se ha tratado de una operación correcta”, añadió el presidente del organismo Carlo Rienzi, quien también recordó que recientemente ha sido divulgado que en Italia se ha producido un aumento de los ciudadanos en estado de pobreza absoluta (más de cinco millones).
Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios