Cómo un francés factura 500 millones vendiendo... lo que nadie compra en Europa
  1. Mundo
el imperio de rémy adrion

Cómo un francés factura 500 millones vendiendo... lo que nadie compra en Europa

La discreción es la clave. Los productos solo se revenden en Francia en un plazo máximo de cinco semanas y sin publicidad. Así ha logrado Rémy Adrion facturar más de 500 millones anuales

placeholder Foto: El empresario Rémy Adrion, dueño de Futura Finances.
El empresario Rémy Adrion, dueño de Futura Finances.

Los invendidos, excedentes de stock y los productos descatalogados son sinónimo de fracaso para las empresas. Todo lo contrario para el empresario Rémy Adrion (Francia, 1950) cuya empresa Futura Finances duplicó su facturación durante la crisis, superando actualmente los 500 millones de euros anuales. El exprofesor de informática en una escuela militar se ha situado así entre las 200 grandes fortunas de Francia.

Lo que empezó en 1976 siendo una pequeña tienda en la ciudad francesa de Laval se ha convertido en una red de 289 tiendas de mil metros cuadrados de media llamadas Noz, repartidas por toda Francia. Todo un imperio que va viento en popa desde 2009: su facturación crece un 20% al año, cuenta con más de 4.500 empleados, un 80% de ellos con contratos indefinidos.

Para abastecer a sus tiendas, el grupo Noz se apoya en más de 200 compradores que cuentan con un presupuesto semanal superior a los 13 millones de euros. Salvo inmuebles, coches y alimentos refrigerados, lo compran todo. Y en el mundo entero. El amplio radio de acción es la gran fuerza de Futura Finances, que ofrece una solución puntual (invendidos, pedidos anulados) o periódica (nueva colección, fin de campaña navideña o de verano, etc…) tanto a las empresas en dificultades como a las entidades consolidadas que necesitan renovar sus ofertas. Entre éstas últimas se encuentran Consum o García Carrión. En los últimos años, varios zumos o bebidas lanzados como novedades que no encontraron mercado en España se liquidaron tan masiva como discretamente en el mercado francés a precio de ganga.

Las tiendas Noz se asemejan a hangares con suelo de cemento y bandejas multiuso a modo de estanterías. La única “frivolidad” es la creación de 'corners' de moda para atraer a cualquier marca. Una caverna de Ali Babá que fideliza a una clientela no segmentada con una rotación rápida de la oferta. Cada producto se vende en un plazo máximo de cinco semanas por un precio que oscila entre el 20 y 80% por debajo del precio de mercado, por lo que los clientes acuden de media dos veces a la semana a sus tiendas buscando las grandes oportunidades.

Foto: Un trabajador de ferrocarriles se manifiesta dentro de la estación de Saint-Charles en Marsella, el 4 de abril de 2018. (Reuters)

Discreción y celeridad

Un diseñador inglés cediendo 20.000 bolsos por tres euros la unidad, un fabricante vendiendo por 35 céntimos antenas cuyo valor de mercado es de cinco euros, una tienda de ropa madrileña que se deshace de 350 faldas por menos de 3.000 euros… No hay operación imposible para Futura Finances.

La clave del éxito es la discreción. Las marcas se desprenden así de sus invendidos sin que se entere su clientela, preservando su prestigio

La clave para lograr esos descuentos es la discreción. Los productos solo se revenden en Francia, a través de las tiendas Noz, en un plazo máximo de cinco semanas y sin publicidad. Las marcas se desprenden así de sus invendidos sin que se entere su clientela, preservando así su prestigio y credibilidad. La rapidez está asegurada con nueve plataformas logísticas repartidas estratégicamente por el territorio francés.

Nacidos para comprar

Sobre el terreno, los compradores proponen enviar muestras sin coste para las empresas a través de etiquetas de transportistas y hacen ofertas definitivas sin devolución por invendidos. Todo ello tras el rápido estudio de mercado realizado por los jefes de producto de Futura Finances, que evalúan las muestras y lo que los clientes estarían dispuestos a pagar por ellas en las tiendas Noz.

Futura Finces cuenta con decenas de compradores en España, y la tendencia apunta al alza. Rémy Adrion, fundador y único accionista de Futura Finances, declaró en una de sus pocas apariciones en prensa que “contratamos continuamente. Incluso, si nos interesa el perfil de un candidato, podemos crear un puesto de trabajo expresamente para él”. Y es que el grupo cuenta hasta con sus propios enólogos.

Nada parece detener la expansión del grupo, ni tan siquiera la polémica que provocó la retirada de una suvención pública de 100.000 euros en el 2012: la subcontratación de tareas administrativas en Rumanía para abaratar costes provocó la indignación de gran parte de la clase política francesa. Aun así, alcaldes como el de Bozouls (Aveyron) reciben con los brazos abiertos al grupo Futura Finances: la empresa adquirió en junio de 2014 una antigua fábrica de muebles de cocina para convertirla en una plataforma logística de 40.000 m2. Dos años antes, la sede de la empresa se trasladó a Saint-Berthevin, formando un impresionante complejo de 10.000 m2 con restaurante, hotel y hasta guardería para los niños de los empleados.

No tiene graduado escolar, pero como buen exmilitar, Rémy Adrion tampoco tiene vértigo: su red de compradores es tan potente que supera la capacidad de las tiendas. Por eso, desde el año 2009, también vende sus productos a otras tiendas, incluso en China.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias de Francia Noticias de Europa
El redactor recomienda