"anunciamos operaciones contra los ocupantes"

Las milicias pro-Irán ponen en la diana a las tropas de EEUU en Siria

Milicias respaldadas por Irán anuncian su intención de atacar a tropas de EEUU desplegadas en Siria. La operación de castigo contra Assad ordenada por Trump estimula a los aliados del régimen

Foto: Combatientes de las milicias chiíes respaldadas por Irán celebran su despliegue en Siria, en Bagdad. (Reuters)
Combatientes de las milicias chiíes respaldadas por Irán celebran su despliegue en Siria, en Bagdad. (Reuters)

Con Daesh derrotado y los grupos rebeldes cediendo terreno, las milicias respaldadas por Irán presentes en Siria para sustentar al régimen de Assad ponen en la diana a las tropas estadounidenses desplegadas en el país. Mandos militares occidentales y analistas independientes advierten desde hace meses que el riesgo de que estas milicias lanzasen ataques contra soldados de EEUU eran cuestión de tiempo. Ahora, la operación de castigo lanzada por la Administración Trump contra Bashar al Assad podría acelerar estas agresiones.

Los líderes de la Brigada Al-Baqir, una de las mayores milicias chiíes pro-Teherán, anunciaron el 6 de abril en su página de Facebook que lanzarán ataques contra las tropas norteamericanas. “Comunicamos la buena noticia del lanzamiento de operaciones militares y 'yihadistas' contra los ocupantes de EEUU y todos sus aliados en Siria”, indica en un comunicado la milicia, que opera en la región de Alepo y desde hace semanas intentan ganar terreno en Afrín, al norte del país.

En un informe difundido la semana pasada, el Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo (WINEP) -que monitorea a las milicias apoyadas por Teherán- destacaba la creciente hostilidad de estos grupos armados hacia las fuerzas de EEUU desplegadas en el norte de Siria. “Siempre han tenido este tono anti-estadounidense, pero cuando las amenazas se suceden eres consciente de que están intentando enviar un mensaje específico”, declara Phillip Smyth, académico de este 'think tank', a 'Foreign Policy'.

La declaración de la Brigada Al-Baqir “es algo muy importante. El anuncio no es una broma. Al final podríamos ver acción”, opina Nawar Oliver, del Centro para Estudios Estratégicos de Oman, con base en Estambul.

Los objetivos de la operación contra Assad ordenada por Trump fueron, según las potencias occidentales, instalaciones sirias utilizadas para la producción y almacenaje de armas químicas que han sido empleadas contra civiles en zonas bajo control rebelde. Fue una calculada intervención de mínimos diseñada para evitar una escalada con Rusia e Irán, aliados militares de Damasco. Sin embargo, la operación parece haber animado a los seguidores y aliados de Assad, que el sábado llenaron las calles durante las manifestaciones a favor del régimen.

Fuerzas de EEUU junto a combatientes kurdos de las YPG en Darbasiya, cerca de la frontera turca. (Reuters)
Fuerzas de EEUU junto a combatientes kurdos de las YPG en Darbasiya, cerca de la frontera turca. (Reuters)

Los grupos armados bajo el paraguas de Teherán han sido cada vez más francos sobre sus intenciones de atacar a las fuerzas estadounidenses en Siria, cuya localización principal es Al Tabqa, en el noroeste del país, aunque las bases militares del Pentágono están presentes en toda la franja nororiental de la frontera con Turquía. Las milicias pro-Irán, incentivadas por sus éxitos sobre el terreno, ya han cambiado el enfoque de su misión: de combatir a Daesh a luchar contra Washington y sus aliados, las milicias kurdas de las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias).

Algo similar sucede con EEUU: ahora que el 'Califato' ha caído -y que algunas voces en el Senado estadounidense cuestionan el despliegue-, la misión ha mutado en "una competición de potencias", como reconoció el jefe del mando central militar, el general Joseph Votel. Una competición que sobre todo pretende socavar las ambiciones de Irán en Siria.

Solo unas horas después de la intervención ordenada por Trump -en la que el secretario de Defensa, James Mattis, y sus generales fueron presionados para incluir objetivos iraníes- cientos de milicianos rodearon una base aérea de EEUU ubicada al oeste de Bagdad, desoyendo órdenes de sus comandantes, según el diario libanés 'Ad Diyar'. Mandos estadounidenses se negaron a desmentir o confirmar el incidente pero advirtieron que todas las fuerzas en Irak, incluidas las milicias pro-Irán, deben obedecer al Gobierno central.

El despliegue de EEUU en Siria asciende a 2.000 efectivos entre soldados, marines y fuerzas de operaciones especiales, acompañados por un reducido contingente de personal francés y británico. A ellos se suman al menos 5.000 contratistas de Defensa, la mitad ciudadanos estadounidenses, desplegados por Siria e Irak, según un informe de Comando Central de EEUU publicado este mes.

Para poder hacer frente a las milicias iraníes, el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) pidió en enero a Washington que reanude la ayuda armamentística a los grupos opositores suspendida por el presidente Trump. “Respaldamos las declaraciones de Trump sobre la necesidad de combatir la hegemonía iraní en la región. Es el momento de convertir las palabras en acción. Hasta ahora, sobre el terreno son las milicias iraníes las que se están expandiendo sin una resistencia seria”, declaró Mustafa Sejari, alto mando del ELS, a la agencia 'Reuters'.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios