desplaza a MILES DE COMBATIENTES

Irán acaricia su gran objetivo en Siria: el corredor terrestre hasta el Mediterráneo

Irán avanza hacia su objetivo estratégico de establecer un corredor hasta el Mediterráneo a través de las regiones chiíes de Irak. Obtendría así acceso directo a sus aliados en Siria y Líbano

Foto: Milicianos chiíes durante combates contra el Estado Islámico en la gobernación de Saladino, Irak
Milicianos chiíes durante combates contra el Estado Islámico en la gobernación de Saladino, Irak

Irán avanza hacia su objetivo estratégico de establecer un corredor terrestre desde Teherán hasta el Mediterráneo, a través de las regiones chiíes de Irak, lo que otorgaría a la República Islámica un acceso directo a sus aliados en Siria y Líbano. Una ruta que supondría el mayor 'premio' hasta la fecha para Irán desde su intervención en la guerra civil siria a favor del régimen de Bashar al Assad.

El corredor facilitaría el desplazamiento de combatientes proiraníes entre Irán, Irak, Siria y Líbano y el flujo de armamento hacia Damasco y la milicia chií libanesa Hezbollah, actor principal en la construcción del corredor. Dicha ruta hacia el Mediterráneo está siendo 'construida' en gran medida por los aliados de Irán y sus 'combatientes proxy', una combinación de fuerzas en la que se incluyen tropas del líder sirio Bashar al Assad, milicianos de Hezbollah y milicias chiíes a ambos lados de la frontera. Teherán, por su parte, interviene directamente en el lado sirio con efectivos de la Guardia Revolucionaria.

En pos del gran objetivo de Teherán, miles de combatientes proiraníes desplegados en la región central de Siria están avanzando hacia el Este. Y, aunque la ruta terrestre no es por el momento un hecho consumado, las fuerzas desplegadas por Irán han progresado a ambos lados de la frontera a medida que arrebatan territorio al Estado Islámico.

En los últimos meses, tropas sirias y milicias aliadas han avanzado en tres frentes hacia áreas adyacentes con Irak -Hezbollah anunció hace semanas que había arrebatado a los yihadistas la zona fronteriza de Juroud Arsal, entre Siria y Líbano-. Uno de sus principales objetivos es la ciudad de Deir ez Zur, en el este de Siria y bajo control de los yihadistas del ISIS desde hace años.

Tropas sirias y milicianos proiraníes ya se han reunido en una pequeña zona fronteriza en la región de Jamouna, aunque el área es todavía demasiado peligrosa para establecer un corredor porque gran parte del territorio adyacente en el lado iraquí sigue en poder del Estado Islámico. Mientras, en Irak, milicias chiíes respaldadas por Irán están aumentando su influencia en zonas predominantemente suníes en la frontera con Siria. Participan, por ejemplo, en la gran ofensiva que lanzó el Ejército iraquí el pasado domingo para recuperar la ciudad de Tal Afar, uno de los últimos bastiones urbanos del ISIS.

Cambio de itinerario para evitar a EEUU

Establecer el soñado corredor hasta el Mediterráneo no ha sido tarea fácil. En mayo, Irán se vio obligado a modificar el curso del corredor terrestre después de que el aumento del despliegue militar estadounidense en el noreste de Siria echase por tierra el plan original. Para evitar a las fuerzas de EEUU y sus milicias aliadas (las kurdo-árabes Fuerzas Democráticas Sirias), creadas para combatir al Estado Islámico, Teherán trasladó más de 220 kilómetros hacia el sur el trazado del corredor.

El cambio de planes fue ordenado por Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, brazo operativo en el exterior de la Guardia Revolucionaria iraní, y Haidar al-Ameri, el líder en Irak de las Fuerzas de Movilización Popular, una milicia paramilitar chií con más de 100.000 combatientes que ha sido clave en la lucha contra el Estado Islámico. Según fuentes del Gobierno iraquí citadas por el diario 'The Guardian', los líderes iraníes sostienen que EEUU ha incrementado su presencia en Siria para socavar las ambiciones de Teherán.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios